Estás en: Inicio > Instituto de Cultura y Tecnología Miguel de Unamuno > Programas del Instituto > INMOVER > Objetivos de Investigación INMOVER

Objetivos de Investigación INMOVER

Última actualización: 10/06/2010

Aumentar Tamaño del texto Disminuir Tamaño del texto

Reflexión teórica y práctica sobre la producción icónica y audiovisual contemporánea. Determinar, a través de los modos de representación, la proyección en las producciones audiovisuales, de nuevos imaginarios sociales, vinculados a lo que he llamado una “iconización de la cultura”: la construcción de una visión del mundo basada en la imagen (imagen icónica, imagen de marca), plasmada en unas imaginerías (imágenes recurrentes en torno a un mismo tema u objeto social, v. g. imagen de la mujer, de la violencia, etc), y alimentada por los imaginarios colectivos.

Michel de Certeau fue seguramente uno de los primeros en captar esta mutación en los paradigmas del saber: el abandono de una postura dogmática (la obligación de creer en lo que no se veía) por una postura pragmática (la inevitabilidad de creer en lo que se ve). Calificándola de “pulsión óptica”, de Certeau describió brillantemente en “Arts de faire” (1980), esta confusión entre el creer y la cuestión de lo real que caracteriza la comunicación mediática, hasta construir lo que Baudrillard llamaría luego simulacros comunicativos. Confundiéndose la verdad con la representación, escribía de Certeau “el ver es identificado como lo que debe ser creído, aboliendo la función observadora (la lucha contra la credulidad, la desconfianza hacia las apariencias), adormeciendo la función crítica, reflexiva (el poner distancia entre sujeto y objeto)”.

El régimen actual de visibilidad en cambio, está basado en la proxemia, en una ilusión de presencia, de intimidad; sueño que persigue actualmente la televisión (y lo logra de manera exacerbada en los reality shows), asentando unos modos de comunicación que van más allá de la simple representación de hechos. Lo mismo que en el código hiperrealista, la representación pictórica se sitúa más allá del realismo, aquí la saturación espacio-temporal nos proyecta en un espacio fantasmático, el del imaginario colectivo, de su demanda de intimidad, de su fascinación por las figuras del secreto, de su atracción por lo monstruoso. Intento, pues, de visibilización de lo invisible, que intenta figurativizar lo no-dicho.

La mirada semiótica - esa mirada plural en cuanto a objetos y metodología por la que abogamos - no puede ignorar esa irrupción del pathos en el logos público que puede perturbar la lógica del sentido y situar el intercambio más allá de lo literal, en una lógica del simulacro, dentro de una permanente reconstrucción (o deconstrucción) de la realidad comunicativa con fenómenos de reapropiación (más o menos perversa), u olvido (más o menos deliberado)...

Partiendo de la definición greimasiana de la figuratividad, proponemos aquí extender esta noción al terreno de la comunicación social. Para Greimas (1979), la figuratividad es la encarnación de un objeto sintáctico (en sintaxis narrativa: “objet de quête”, literalmente objeto de búsqueda); es una figura ligada a un componente semántico (objeto de valor); crea recorridos narrativos (la persecución/consecución del objeto) encarnados por un sujeto que se vuelve actor (con su anclaje espacio-temporal). Desde esta perspectiva la figuración es la actualización, a través de figuras semióticas, de los sujetos y objetos sociales de acuerdo con las dos funciones que hemos caracterizado así: la función especular, que define una semiótica de la acción discursiva y la función espectacular, que define una semiótica del intercambio, ambas constitutivas de una teatralización de la comunicación social.

Hoy asistimos a unos nuevos modos de figuración: la mostración tiende a sustituirse a la representación, la simulación a la reproducción, dentro de unas mutaciones profundas en el régimen de visibilidad pública con la visibilización de objetos hasta hace poco vetados del discurso público. Un acercamiento formal a los discursos - a las figuras del discurso - se centraría, pues, en el concepto de visibilización, que nos permite superar la oposición entre las dos teorías canónicas de la representación: la realista que da una prioridad al ser, a la realidad objetiva (al objeto) y la idealista, que da prioridad a la conciencia (al sujeto). Como concepto operativo, la visibilización es una reformulación, en términos figurativos (de recorrido narrativo), de la oposición público vs privado, demasiado estática; permite dar cuenta de la porosidad existente actualmente entre ambas categorías y opera a dos niveles: el de la visibilidad de los sujetos y el de la figuratividad de los objetos.

Se hará especial hincapié en:
- el discurso informativo: la fotografía como “espectáculo de realidad”. Transparencia y opacidad en la representación fotográfica, “efecto de directo”, etc.
- discurso social y nuevas “imaginerías” en torno a la mujer, al niño, o a la juventud y sus imaginarios.
- Los “escenarios de la violencia” (G. Imbert, 1992): espectacularización del tema en el cine, el cómic, la canción y las expresiones de cultura urbana.
- la evolución en la recepción de los mensajes audiovisuales y sus efectos, a partir de la noción de “contrato comunicativo”.
- la evolución de la publicidad: de los productos a la marca, de la marca a la “publicidad que se anuncia a sí misma” (J. Ibañez, 1992).

Duración del Programa:
Hasta que la dirección del programa considere cumplidos los objetivos o agotadas las posibilidades del programa. Siendo ésta una reflexión-marco sobre la comunicación audiovisual, se pretende establecer el programa como permanente, dentro de las actividades del Instituto de Cultura y Comunicación del departamento de Humanidades y Comunicación (Universidad Carlos III de Madrid).

Dirección del Programa y equipo:
Gérard Imbert, con directores asociados según los campos y disciplinas. El programa tiene una vocación claramente interdisciplinar. Estará formado por profesores del departamento de Humanidades y Comunicación de la Universidad Carlos III y de otras Universidades especializadas en estos temas. Se invitará a un experto extranjero cada año.
Una de las grandes orientaciones podría girar en torno a una reflexión sobre “Imagen y Representación” susceptible de crear un espacio realmente multidisciplinar: evolución histórica del “status” de la imagen, su uso tecnológico, pedagógico, su papel dentro del proceso de espectacularización de la realidad en los mass media, su utilización estética (cine, arte, vídeoÉ), el análisis semiótico, filosófico de lo “figurativo” como modo de representación, etc.

Publicidad y Difusuón:
Se utilizará el soporte de las Jornadas sobre Cultura de la Imagen (que se organizan cada año), la revista Semiosfera y la página web. Se contempla también la publicación de un número monográfico en una revista (Revista de Occidente, Archipiélago). Programa “La aventura del Saber” de RTVE con el que ya hemos colaborado.

Antecedentes:
Jornadas sobre Televisión organizadas a través del Instituto: noviembre 1999.- “Nuevos mitos y ritos televisivos (modos de ver / modos de seducir).” (textos de las ponencias disponibles en la dirección web del Instituto); diciembre 2000.- “La función social de la televisión en el nuevo milenio (entre Educación, Información y Diversión).”; Tema previsto para el 2001.- “La representación del conflicto y de la violencia en el cine y la televisión”; Otros temas.- La dilución de los modelos televisivos (Nuevos géneros y formatos); Posibilidad de ampliar la temática a la imagen fotográfica, electrónica, virtual, etc.

CONTACTO:
Instituto de Cultura y Tecnología. C/ Madrid, 128. Despacho 14.1.03. 28903 Getafe-Madrid
Telf. 34 91 624 92 65/Fax. 34 91 624 92 64
mail: icyt@uc3m.es