banner diccionario

Última actualización: 20/10/2015

Aumentar Tamaño del texto Disminuir Tamaño del texto

SÁNCHEZ DE CASTRO, Manuel (1859 - 1929)

Catedrático de derecho natural en la Universidad de Sevilla y poeta, se especializó en cuestiones de estética y mantuvo una visión escolástica de su disciplina. Miembro de Juventud Católica y del Partido Tradicionalista, figuró entre los fundadores de la Liga Católica de Sevilla.

 

Datos biográficos

Nació en Béjar, Salamanca, el 4 de agosto de 1859.

Hijo de Miguel Sánchez Rivas, natural de Valdelacasas, y Micaela de Castro, natural de Fuentes, quien falleció en marzo de 1893. Hermano de Vicente Santiago Sánchez de Castro, que fue obispo de Santander, nacido en 1840 y fallecido en 1920. También hermano del catedrático de filosofía y letras, poeta y dramaturgo, Francisco Sánchez de Castro, nacido en abril de 1847 y fallecido el 19 de diciembre de 1889.

Miembro del Partido Tradicionalista, perteneció a círculos católicos y carlistas. La Unión Católica (1-VI-1888) lo contaba entre los asistentes de un «banquete carlista» con más de doscientos comensales. El País (20-IV-1906) lo citaba entre «los candidatos carlistas» que iban a designarse, el correspondiente a la provincia de Sevilla.

El periódico La Voz, 30-XII-1929, afirmaba que el día anterior, 29 de diciembre, Manuel Sánchez de Castro había fallecido «víctima de las lesiones sufridas días pasados al ser cogido entre dos trenes». Supongo que se trata del autor, aunque no he localizado ninguna otra referencia en prensa a su fallecimiento.

Subir
 

Formación

Bachiller en el instituto de León el 19 de junio de 1873, con la calificación de aprobado.

Cursó las materias de la facultad de derecho en la Universidad Central entre 1876 y 1881, obteniendo un expediente mediocre. Licenciado en derecho civil y canónico por la misma universidad el 15 de diciembre de 1881, con la calificación de sobresaliente. El tribunal de exámenes estuvo presidido por Melchor Salvá, José Valdés Rubio como secretario y Francisco Javier González Castejón como vocal.

Cursó el periodo de doctorado en el año académico 1881/82. Recibió el grado de doctor el 17 de abril de 1885 con nota de sobresaliente, presentando un discurso sobre el Concepto y fin del Estado y sus relaciones con el individuo ante un tribunal presidido por Eduardo Palou y con Fernando Mellado, Rafael Conde Luque, Francisco Javier González Castejón y Agustín Ondovilla como vocales.

Subir
 

Carrera académica

El 23 de diciembre de 1886, solicitó participar en las oposiciones a la cátedra de derecho natural, vacante en la Universidad de Oviedo. El 28 de febrero de 1888 solicitó tomar parte en los ejercicios de oposición a la cátedra de derecho natural vacante en la Universidad de Sevilla. Ganó esta oposición en medio de la polémica. El tribunal estuvo finalmente compuesto por Augusto Comas, presidente, José Otero Carracedo, Luis Medizábal, Francisco Giner, Laureano Figuerola, Manuel Pedregal y Joaquín Costa. Las renuncias de Giner y Pedregal dieron entrada a dos conservadores, Francisco J. González Castejón, marqués de Vadillo, y a Julián Pastor. Los otros dos aspirantes, Jerónimo Vida y Alfredo Calderón, ambos krausistas, protestaron sin éxito su designación en primer lugar por parte del tribunal porque otorgaba la plaza «á un opositor que no contestó sino ocho de las diez preguntas» del primer ejercicio, circunstancia bastante «para declarar la incompetencia del opositor aludido». Joaquín Costa se levantó del tribunal y se negó a secundar las votaciones. La renuncia de Giner se debió a la amistad manifiesta con Alfredo Calderón, cuyos méritos científicos y literarios a aquellas alturas eran mucho mayores que los de Sánchez de Castro.

Nombrado, por orden del 18 de marzo de 1890, en virtud de la citada oposición, catedrático numerario de elementos de derecho natural de la Universidad de Sevilla. Concedida la correspondiente prórroga, tomó posesión el 1º de junio. No contaba, pues, con experiencia en la enseñanza universitaria antes de ingresar como catedrático.

Por real orden del 14 de abril de 1904, fue nombrado, en virtud de concurso de traslación, catedrático numerario de derecho natural de la Universidad de Zaragoza. Por orden del 23 de mayo se le autorizó a tomar posesión ante el rector de la de Sevilla, pero, en realidad, nunca llegó a posesionarse de dicha cátedra, permaneciendo en la Hispalense hasta su jubilación.

El 11 de octubre de 1917, después de haber pedido y obtenido numerosas licencias por enfermedad en los años anteriores, solicitó la jubilación voluntaria por incapacidad física a la edad de 58 años. Alegó padecer «una lesión, tal vez cardíaca, que le produce enorme fatiga, le priva de libertad de movimientos, le incapacita para trabajos intelectuales de importancia y que, además, parece incurable, impidiéndole cumplir debidamente sus obligaciones profesionales». Tras un dilatado proceso, se le concedió la jubilación el 19 de abril de 1919, concesión que fue confirmada por real decreto de 21 de octubre de 1921.

Subir
 

Otras actividades y méritos

Miembro de la Juventud Católica de Madrid, donde participó en conferencias, seminarios y encuentros. La Ilustración Católica, en número de 14 de diciembre de 1880, reseñando una sesión extraordinaria de este círculo, hacía saber: «Fué notable por haberse dado a conocer en ella un joven de grandes esperanzas, el Sr. D. Manuel Sánchez de Castro, hermano del ilustre autor de tantas obras líricas y dramáticas, justamente celebradas. Pronunció un discurso sobre la pureza en el arte lleno de brillantes ideas, hermosas frases y sentimientos nobles y cristianos». De hecho, su presencia en foros y ceremonias católicas, donde se encarga de pronunciar sermones, poesías y discursos, es considerable en estos años anteriores a la cátedra. Fue cofundador de la Liga Católica de Sevilla en mayo de 1901.

En marzo de 1880, participa en el Día de Santo Tomás de Aquino celebrado en el Seminario Conciliar de San Froilán de León leyendo una composición en «verso castellano» titulada En Ángel de las Escuelas.

En 1892 representó a la Universidad de Sevilla en el Centenario de Colón celebrado en Madrid. Entre abril y mayo de 1894 asistió al Congreso Médico de Roma.

Participa en varias ediciones del Congreso Católico Español, al menos los celebrados en 1893 y en mayo de 1889.

Director de la revista católica La Cruz. Colaborador del entonces católico El Correo de Andalucía.

Premiado por la mejor poesía, titulada La última carta, en los juegos florales de Sevilla de 1906.

Presidente del tribunal de oposiciones a escuelas de párrocos vacantes en el distrito universitario de Sevilla, por resolución del rector de 2 de noviembre de 1894. En ese mismo año ejerció también de vocal en el tribunal de oposiciones a escuelas de párvulos del distrito sevillano. Y el 24 de enero de 1900, fue nombrado vocal del tribunal de oposiciones a notarías vacantes en el territorio de la Audiencia de Sevilla.

En noviembre de 1897, desempeñó el cargo de vocal del tribunal de oposiciones para proveer la cátedra de derecho natural, vacante en la Universidad de Santiago. A principios de 1919 renunció a su puesto de vocal en el tribunal para proveer esa misma cátedra en la Universidad de Murcia. Y a primeros del año siguiente volvió a renunciar para ese mismo cargo, en los tribunales de oposición para idéntica cátedra en las universidades de Zaragoza y Santiago.

Vicesecretario de la facultad de derecho de la Universidad de Sevilla desde el 10 de octubre de 1893 al 13 de abril de 1899. Y secretario de la misma, desde 14 de abril de 1899.

Subir
 

Principales obras

Discurso pronunciado en la sesión extraordinaria celebrada en la Juventud Católica de Madrid el 8 de diciembre de 1880, Madrid, Imp. Maroto, 1881.

Contribuyó con poemas a publicaciones como La Ilustración Católica.

Concepto y fin del Estado y sus relaciones con el individuo, Madrid, abril de 1885. (Manuscrito de 176 pp. correspondiente a su ejercicio doctoral conservado en su expediente del AHN).

Programa de Derecho natural, Santander, 1 de junio de 1889. (Manuscrito depositado en su expediente personal del AGA).

Discurso pronunciado en la solemne sesión literaria celebrada el 29 de noviembre de 1891 con motivo del III Centenario de S. Luis Gonzaga, Sevilla, Tip. El Obrero de Nazaret, 1891.

La Ilustración Católica, 31-I-1892, refiere un discurso suyo pronunciado en Sevilla «con motivo de las fiestas del centenario de San Luis Gonzanga», del que no conocían «más que algunos trozos, por cierto bellísimos, que han visto la luz en algunos periódicos». Se publicó en Sevilla, El Obrero de Nazaret, 1891, 30 pp.

El concepto de patria ante la Religión, o la Religión y el patriotismo, en Crónica del tercer Congreso Católico Nacional Español. Discursos pronunciados en las sesiones públicas, Sevilla, Tip. El Obrero de Nazaret, 1893, pp. 291-303.

Flores de mayo a la Virgen María: jaculatorias, Sevilla, Tip. y Lib. Salesianas, 1896.

La cremación de Don Quijote, Sevilla, Escuela Tipográfica Salesiana, 1899 (obra anotada en La Correspondencia de España, 11-I-1900: «Es un trabajo de verdadero mérito literario, de crítica amarga contra los que, después de traer a España el estado presente, pregonan la necesidad de su regeneración, y de útiles y sanas recomendaciones, pidiendo á todos con dirección castiza y siempre cortés, aun en sus acritudes, que vuelvan los ojos á la religión católica, donde hay esperanzas para todos los anhelos legítimos y consuelos para todas las desventuras»).

Lucha masónica contra la Eucaristía, discurso pronunciado en el Congreso Eucarístico Nacional Lucense en agosto de 1896 (referido en La Unión Católica, 27-VIII-1896).

La génesis del Derecho. Discurso leído en la Universidad Literaria de Sevilla en el acto solemne de la apertura del año académico de 1903 á 1904, Sevilla, 1903.

La Gracia. Apuntes para una Filosofía del arte, Sevilla, Lib. María Auxiliadora, 1903. (Obra reseñada en Revista católica de las cuestiones sociales, junio de 1903).

Recuerdo de los Juegos Florales de Béjar, Salamanca, Andrés Iglesias, 1904.

Discurso pronunciado por … en la sesión celebrada en la Iglesia de la Universidad de Sevilla el día 2 de mayo de 1908 para conmemorar el 1er Centenario de la Guerra de la Independencia, Sevilla, Papelería Sevillana, 1908.

Los fundamentos sobre la propiedad de la tierra y el socialismo agrario, discurso que pronunció en la Tercera Semana Social de España, inaugurada el 15 de noviembre de 1910.

Tradujo los siguientes títulos: Joel de Lyris (Pablo Combes), La elección de una biblioteca. Guía de la lectura, Barcelona, Herederos de Juan Gili, 1910; Edmundo Crapez, La venerable Catalina Labouré (Hija de la Caridad, 1806-1876), Barcelona, Herederos de Juan Gili, 1911.

Subir
 

Fuentes

  • Expediente personal, caja AGA, sig. 31/16699.
  • Expediente de oposición a la cátedra de derecho natural de la Universidad de Sevilla (1889), caja AGA, sig. 32/7298.
  • Expediente personal, legajo AHUS, sig. 1129-31.
  • Expediente de estudiante, caja AHN, sig. Univ. 4726, Exp. 7.
Bibliografía

Sebastián Martín, «La facultad hispalense de derecho en la España liberal: catedráticos, textos e ideas», en Crónica Jurídica Hispalense, 9 (2011), pp. 535-605.

Subir

Sebastián Martín

Septiembre del 2015

 

Diccionario de catedráticos españoles de derecho (1847-1943) [en línea]. Universidad Carlos III de Madrid. Instituto Figuerola de Historia y Ciencias Sociales, 2011- . Disponible en: http://www.uc3m.es/diccionariodecatedraticos

© Los autores.

Licencia de Creative Commons
Todo el contenido de este Diccionario está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.