banner diccionario

Última actualización: 18/10/2015

Aumentar Tamaño del texto Disminuir Tamaño del texto

RAMOS REBOLÉS, Salvador (1801-1863)

Catedrático desde 1828, su formación y carrera académica transcurrieron en la Universidad de Salamanca. Los cambios en la normativa universitaria le llevaron a desempeñar diferentes cátedras pero mostró predilección por Procedimientos y Práctica forense. En 1855 presidió la comisión de la Facultad de Derecho salmantina que elaboró un informe sobre el proyecto de Código Civil.

 

Datos biográficos

Salvador Lorenzo Cayetano Ramos Rebolés, nació en Madrid el 8 de agosto de 1801. Fue bautizado al día siguiente en la Iglesia de los Santos Justo y Pastor, siendo su padrino el Licenciado D. Melchor María de Rebolés, abogado de los Reales Consejos. Era hijo de D. Diego Antonio Ramos Aparicio, nacido en Cáceres y de su esposa Dña. Bonifacia Manuela de Rebolés y Cabrera natural de Madrid. La familia paterna era oriunda de Casar de Cáceres y la materna de Valladolid.

En el momento de nacimiento de su hijo, Diego Ramos era catedrático de Historia Eclesiástica de la Universidad de Salamanca, en la que se jubiló en 1819 como catedrático de término en la facultad de Sagrados Cánones; fue también diputado por Extremadura en 1813 y 1814,

Salvador Ramos Rebolés falleció en Salamanca el 5 de diciembre de 1863.

Subir
 

Formación

En la Universidad de Salamanca estudió tres años de Latinidad. Concluidos estos estudios obtuvo una beca de Latinidad en el Colegio Trilingüe. Continuó con estudios de Filosofía, ganó cursos de Lógica y de Metafísica de 1817 a 1819, y otro de Filosofía Moral. Ganó también un curso de Matemáticas en el curso 1824-25, al mismo tiempo que estudiaba el 6º de Leyes. En 1819 fue admitido de actuante en la academia de Filosofía, tras el ejercicio de preguntas que le fue aprobado nemine discrepante. En varias ocasiones intervino con sus argumentos en esta Academia.

En 1819 había comenzado la carrera de Leyes, aprobando los dos cursos de Derecho Civil Romano, uno de Instituciones Canónicas, uno de Derecho español, dos cursos de Recopilación y Práctica y uno último de Práctica. De los siete cursos de estudios que hizo desde 1819 a 1826 uno, el quinto lo hizo en Valladolid y los restantes en Salamanca. Obtuvo además certificaciones de un curso de Prenociones Canónicas y de otro de Humanidades; aprobó uno de Griego en el 1820-21 y otro más de Humanidades.

Conforme concluía sus estudios fue recibiendo en la Universidad de Salamanca los grados de bachiller en Leyes y en Cánones el 1 de agosto de 1822 y 23 de julio de 1824 respectivamente, y el de licenciado en Leyes el 13 de febrero de 1827.

Consta que “en el año que le correspondía recibió el grado de Bachiller en Leyes, habiendo sufrido para el efecto hora y media de preguntas relativas al derecho Romano, Canónico y Español, cuyo ejercicio fue aprobado nemine discrepante”, y que “en el mes de julio de mil ochocientos veinticuatro recibió el grado de Bachiller en Cánones, habiendo precedido una lección de media hora con puntos de veinticuatro, media hora de argumentos , y un cuarto de hora de preguntas, cuyo ejercicio le fue aprobado nemine discrepante”. Siguiendo las prácticas de la época, como bachiller participó y en ocasiones presidió actos menores y mayores de argumentación. Finalmente, explicó el programa desde la lección “Testamentis ordinatis” en adelante durante tres meses, como estaba previsto en el Plan General de Estudios vigente en ese momento. En el claustro general de la universidad salmantina celebrado, como era tradición el día de San Lucas (1824-25) fue nombrado sustituto en ausencias y enfermedades del catedrático de término de la Facultad de Cánones, y en el siguiente año de la de Instituciones Canónicas. En el curso 1826-27 fue nombrado sustituto por el claustro general, ahora de la cátedra vacante de primer año de Instituciones Civiles.

Aprobados los exámenes correspondientes en el día doce de febrero del año 1827 desempeñó los ejercicios prevenidos en el novísimo plan en la Capilla de Santa Bárbara, que le fueron aprobados nemine discrepante y de este modo el 31 de marzo recibió el grado de Doctor en la Universidad de Salamanca.

Subir
 

Carrera académica

En el claustro general de la Universidad de Salamanca celebrado el 18 de octubre de 1827 fue nombrado moderante de la Academia de Leyes. En el curso 1827-28 sostuvo el acto mayor que, como doctor en la facultad de Leyes, se le señaló. La Real Junta de Purificaciones de Valladolid, por decreto de 27 de junio de 1825, había declarado su aptitud para la enseñanza.

A partir de 1828 se presenta a oposiciones de cátedra celebradas siguiendo el Plan general de Estudios de 1824 y aprobó hasta en tres ocasiones los ejercicios.

Al quedar vacante en Salamanca la cátedra de Instituciones Civiles que ocupaba Toribio Parfondry por pasar a la de Práctica forense, el claustro general de 16 de abril de 1828 designó por escrutinio a los jueces del concurso para cubrir aquella plaza (Manuel Romualdo Fernández, Juan Margarinos y Toribio Parfondry, con Manuel José Pérez de suplente). Concursaron, de Ramos Rebolés, los doctores Manuel Cesáreo Pabón Gutiérrez y Juan Cenizo Montero, así como el bachiller Juan Martín Carramolino. Dos de los jueces designados por la Universidad entendieron que el primer puesto debía ocuparlo el Dr. Cenizo y el tercero optó por designar para el primer lugar a Ramos, aunque ambos candidatos tenían, según los jueces explican, carreras y méritos muy similares. Puesto en conocimiento de la Inspección General de Instrucción Pública, la comisión que formaban Francisco Marín, José Mª Puig, Juan Tineo, Antonio García Bermejo y Francisco Ramiro y Arcayo (personas todas de confianza del rey, siendo Tineo y García Bermejo respectivamente secretario y capellán de honor del monarca), se reunió el 1 de julio de 1828 y, a la vista de las tachaduras que presenta el documento que refleja lo allí tratado, se debió debatir mucho sobre la decisión de a quién proponer para la Cátedra. Finalmente propusieron a Ramos Rebolés, aunque uno de los firmantes, Ramiro y Arcayo, vicario eclesiástico de Madrid, se opuso a esa decisión y quiso que su parecer constara en acta. Conocedor de estas circunstancias el aspirante Cenizo, mediante escrito de 9 de julio de 1828, se dirigió al rey para suplicarle que se aclare lo sucedido; de este escrito se informó a Salvador Ramos. Finalmente, una real cédula de 27 de julio recogió que el día 12 del mismo mes se nombraba a Ramos catedrático de Instituciones Civiles de la Universidad de Salamanca (posesión el 16 de agosto, 1828).

Desempeñó esa cátedra hasta el 8 de marzo de 1836 en el que el gobernador civil, por relacionarle con un tumulto que tuvo lugar en la ciudad, le suspendió interinamente. Esta suspensión se confirmó por R. O. de 7 de junio de 1836. Sin embargo por otra orden de 28 de julio siguiente, a la vista de que “resultando de los informes dados por ese Ayuntamiento de que D. Salvador Ramos no ha pertenecido a la Milicia realista, y no habiendo desmerecido tampoco su conducta posterior, ha tenido a bien S.M. mandar que se le reponga en su Cátedra, quedando sin efecto la suspensión impuesta anteriormente”. Pero tras estos meses, a la vista del Plan Provisional de estudios aprobado por R. O. de 28 de octubre de 1836, pasó a explicar Elementos de Derecho Público y del Civil y Criminal de España, que tuvo a su cargo hasta que en la distribución de profesores hecha el 19 de octubre de 1842 con arreglo al Decreto Orgánico de la Carrera de Jurisprudencia de 1 de octubre de aquel año, se le asignó para el tercero de la citada facultad, en cuyo encargo continuó hasta que por Real Orden de 28 de septiembre de 1845, que tenía como fin de llevar a efecto el plan de estudios decretado el 17 de ese mismo mes y año, pasó a desempeñar Práctica Forenses.

En aquellos años se requirió a la autoridad universitaria a informar sobre la actividad de Ramos Rebolés como docente. Parece ser que se sospechaba su colaboración con el pronunciamiento de 1841 y el 22 de diciembre de ese año la Dirección General de Estudios solicitó al Rector y al claustro de la Universidad de Salamanca que informara “sobre el cumplimiento en la enseñanza de este catedrático y el concepto público que tuviese en la parte literaria”. El 5 de enero de de 1842 el Claustro acordó manifestar que “el Doctor Ramos era uno de los mejores Maestros en Leyes, atendidos sus conocimientos en esta facultad y que desempeñaba su cátedra con una exactitud y celo poco común”. En su expediente personal aparece anotado que se trató de una suspensión, cuyos comprobantes constan en la Universidad de Salamanca.

En el escalafón de antigüedad aprobado por R.O de 22 de junio de 1847, ocupará el numero 63, y desde noviembre de 1845 al 25 de agosto de 1850, percibió un sueldo anual de 16.000 reales. Aunque solicitó por vez primera una plaza de ascenso el 3 de octubre de 1844 fue por Real Orden de 26 de agosto de 1850, que logró una de esta categoría en la Facultad de Jurisprudencia y a partir de ese día recibió el sueldo de 20.000 reales. En 15 de enero de 1849 se le había expedido el título de catedrático de la Facultad de Jurisprudencia aunque expresando que su nombramiento como tal había sido por Real Orden de 12 de julio de 1828. El título de título de catedrático de ascenso se le expidió el 17 de octubre 1850.

El 16 de octubre de 1851 se le nombró por el claustro de la Facultad de Jurisprudencia vocal de la Comisión encargada de informar sobre el Proyecto de Código Civil. Siendo el catedrático más antiguo de los que formaban esta Comisión le correspondió presidirla. “Sin desatender un solo día la asistencia a la Cátedra ni a las demás ocupaciones universitarias”, como expresaba el mismo al Rector el 2 de junio de 1852, se hizo cargo de los trabajos de aquella comisión y una vez aprobado por el Claustro el Informe y remitido al Gobierno se dignó S.M. acordar por Real Orden de 26 de noviembre de 1852 que “se manifestase había visto con agrado el celo empleado por el Claustro de Jurisprudencia en la redacción del informe sobre el Proyecto de Código civil”.

Dedicado desde 1845 a las explicaciones de Practica Forense, en virtud de lo dispuesto en el cuadro del personal facultativo de las Universidades del Reino (R. D. de 14 de marzo de 1860) fue nombrado catedrático numerario de Derecho Mercantil y Penal de la Facultad de Derecho con el sueldo y honores que disfrutaba como propietario de la de Teoría de los Procedimientos y Practica forense (tomó posesión el 10 de abril).

Una carta de Ramos de 20 de junio de 1860 solicita que se le conceda en calidad de supernumerario la posibilidad de seguir con Procedimientos. La universidad hizo suya la solicitud y el rector Tomás Belestá la trasmitió el 22 de junio de 1860 a Fomento. Por un documento del 27 de junio consta que la decisión de darle la cátedra de Mercantil y Penal se hizo con todas las consecuencias, dando por seguro que el Ramos podría distinguirse en esta disciplina, sin ser óbice su edad. En consecuencia, el ministerio recomendó contestar al rector el mantenimiento de la decisión tomada. Pero algo debió suceder en aquel verano pues el rector Belestá se dirigió de nuevo a Instrucción Pública el 8 de octubre de 1860 solicitando la gracia que se había pedido en atención a los años del profesor y a las características de la asignatura de la que se trata que es eminentemente práctica, dejando la de Mercantil para Pablo Mestre. La Dirección General de Instrucción Pública contesta esta vez el 31 de octubre de 1860 interesándose en la comunicación hecha el 8 de octubre y estimando que a la vista de la importancia que en la formación del abogado tiene la materia de que se trata, conviene que Ramos vuelva a desempeñar la cátedra de Procedimiento y Práctica forense; así lo hizo a partir del 12 de noviembre.

Desempeñó varios cargos académicos. Por nombramiento del Claustro general de la Universidad de Salamanca ocupó el cargo de individuo de la Junta de Hacienda, para el que fue nombrado el 19 de octubre de 1834; se renovó otros dos años más, el 19 de octubre de 1836. Fue también contador, por dos años, desde el 19 de octubre de 1835 y síndico fiscal desde el 12 de diciembre de 1839 hasta el 11 de marzo de 1843, momento en el que desapareció este cargo. En 1834 fue juez en las oposiciones a la Cátedra de Instituciones civiles

En claustro celebrado el 22 de julio de 1845 se le encargó la Secretaria de esta Universidad que desempeñó desde ese día hasta al 23 de septiembre de ese mismo año. Por real orden de 18 de diciembre de 1845 fue nombrado vocal del Consejo de Disciplina de la Universidad Salmantina.

El 16 de junio de 1858 aparece a la cabeza de la terna que se propone al ministerio para el decanato de la facultad de Derecho de Salamanca, seguido de Miguel Carrasco y Santiago Diego Madrazo. El 17 de julio es nombrado decano.

En abril de 1858 había pasado a ser el nº 20 en el escalafón; en 1855 solicitó por primera vez la categoría de catedrático a término. De nuevo lo hizo el 25 de mayo de 1861, adjuntando una hoja de servicios en la que se hacía valer su trabajo en el informe acerca del Proyecto de Código Civil. Por R. O. de 29 de noviembre de 1861 se le otorga la categoría de catedrático a término, cuyo título solicita y obtiene en enero de 1862. Ya entonces se encontraba enfermo de cierta gravedad. El 24 de enero de 1861 se le concede por el rectorado quince días de licencia para el restablecimiento de su salud. El médico Ignacio Hortal certificó que aquel día 24 de enero había sufrido una ligera congestión sanguínea de la que debía restablecerse, de modo que el 7 de febrero de 1861 solicitó licencia para recuperar su salud. Ramos menciona en su petición los 34 años que lleva de docente y el frio que en enero hacía en las aulas de las escuelas mayores durante las explicaciones. Por R.O de 23 del mes de febrero se le concedieron dos meses de licencia. El mismo facultativo emite un informe el 11 de abril de 1861 en el que manifiesta que Ramos Reboles “sigue muy aliviado de la congestión cerebral que padeció en el mes de febrero último pero, si bien es de esperar su completa curación, en la actualidad no se halla todavía en disposición de desempeñar sus cargos por lo muy fácil que serian las repeticiones, si tan pronto volviese a ocuparse de los trabajos mentales, por lo que será muy conveniente que no lo haga por lo menos en dos o tres meses, que con buen tiempo y el uso de de las aguas minerales y demás medios que aconseja el arte lograse completo restablecimiento”. En consecuencia el catedrático solicitaba una prórroga de su licencia y en efecto por otra orden de primero de mayo de 1861 se atendió su petición, se le prorrogó por dos meses la licencia disponiéndose además que recibiera todo su sueldo a contar desde el día 23 de abril anterior.

Aunque pudo impartir sus clases durante el año 1862, no se vio con fuerzas para afrontar el curso siguiente y el 13 de octubre de 1863 comunica su mal estado de salud y al mismo tiempo propone que le sustituya D. Manuel Herrero, cuyos honorarios correrían de su cargo. El 6 de diciembre se da a conocer en la Facultad su muerte que había acontecido en la tarde del día anterior, el 5 de diciembre de 1863.

Subir
 

Otras actividades y méritos

En 5 de mayo de 1831 fue nombrado por el teniente coronel encargado de la jurisdicción del Regimiento provincial de Salamanca asesor interino. A la vista del éxito de este desempeño, aprobado por la Inspección general de la Milicias provinciales en 17 de junio de 1831, el 24 de agosto de 1832 se le concedió ese cargo en propiedad y lo desempeñó hasta el 22 de diciembre de ese año; cesó por renuncia, aceptada el 7 de aquel mismo mes. Consta por el escribano del regimiento (1834) que todas las sentencias y determinaciones finales que fueron dictadas con el asesoramiento de Ramos fueron confirmadas por Su Majestad.

El 12 de septiembre de 1832 fue nombrado en consideración a su notoria instrucción asesor del Juez Eclesiástico de la Encomienda de San Juan Bautista en Salamanca.

En 11 de enero de 1833 fue nombrado interinamente para el desempeño de la Pasantía de Leyes de los Caballeros Colegiales y demás individuos del Colegio Mayor de San Bartolomé de Salamanca “en atención a los sólidos conocimientos literarios, exactitud y esfuerzo con que enseñaba en la Facultad de leyes”.

El 29 de septiembre de 1829 le fue expedido el Real Título de Abogado. En Junta general celebrada en 9 de enero de 1842 por el Ilustre Colegio de Abogados de Salamanca fue nombrado diputado del mismo.

Por R.O. de 16 de agosto de 1845 se le nombró vocal supernumerario del Consejo provincial de Salamanca.

Anecdotario

Un curioso documento se encuentra en su expediente personal. Se trata de una carta Ramos dirigió a la reina al finalizar el curso 1861-62, participándole que, para completar la formación académica de sus alumnos, había organizado un simulacro de juicio que contó con la asistencia de personas notables de la ciudad; todos habrían quedado admirados de los conocimientos y habilidades demostradas por los estudiantes. Además de comentar el éxito de la experiencia, solicitaba para los alumnos que participaron en ella la exención del depósito que debían hacer para cursar el año de doctorado. Para solicitar la gracia recurría a la gratitud de la reina ante el nacimiento de la Infanta Paz. Sin embargo, el 8 de julio de 1862 el secretario del Consejo de Instrucción Pública, Fernández Guerra, la dirigió la siguiente contestación: “Es muy loable que este profesor y sus discípulos cumplan con sus respectivos deberes pero ni hay suficiente fundamento para la gracia extraordinaria que se pide, ni podría otorgarse sin relajar el sistema general que sigue la Intervención Pública”.

Subir
 
 

Fuentes

  • AGA, Caja, 31/16533, leg. 1223-7
  • AHN, CONSEJOS, 12105, Exp.49
  • AHN, CONSEJOS, 13378, Exp.79
  • TORIJANO PÉREZ, EUGENIA, “Derecho Civil en la Universidad de Salamanca: el informe al proyecto de Código Civil de 1851 de la Facultad de Jurisprudencia”, en Cultura, política y práctica del Derecho. Juristas de Salamanca, siglos XV-XX, Ediciones Universidad de Salamanca, 2012, 315-382.
Subir

Aurora Mª López Medina

11 de agosto del 2015

 

Diccionario de catedráticos españoles de derecho (1847-1943) [en línea]. Universidad Carlos III de Madrid. Instituto Figuerola de Historia y Ciencias Sociales, 2011- . Disponible en: http://www.uc3m.es/diccionariodecatedraticos

© Los autores.

Licencia de Creative Commons
Todo el contenido de este Diccionario está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.