banner diccionario

Última actualización: 19/01/2018

Aumentar Tamaño del texto Disminuir Tamaño del texto

PASO Y DELGADO, Nicolás del (1820-1897)

Catedrático de Historia y elementos de Derecho Canónico, de Ampliación del Derecho Civil, de Procedimientos judiciales y práctica forense y de Derecho Procesal civil, penal, canónico y administrativo y teoría práctica de redacción de instrumentos públicos en la Universidad de Granada, donde, además, ejerció los cargos de Vicerrector y de Rector, y finalmente, de Historia y disciplina de la Iglesia en la Universidad Central, donde también fue Decano. Desempeñó, asimismo, diversos puestos políticos, destacando entre ellos que fue diputado en Cortes y senador en varias legislaturas y también que actuó como Consejero de Estado. En su producción científica sobresale la publicación de un buen número de manuales y tratados relacionados con las materias canónica, civil y procesal y con la práctica forense. Es digna de mención, además, su permanente y activa participación en la vida social granadina, a través de su colaboración con distintas instituciones científicas, artísticas y literarias.

Puede encontrarse también como Nicolás de Paso y Delgado.

 

Datos biográficos

Nacido el 10 de diciembre de 1820 en Granada, fue bautizado en la iglesia de Nuestra Señora de las Angustias el 20 de diciembre con los nombres de Nicolás Juan de Dios Melquiades, siendo hijo legítimo de Nicolás del Paso y Sánchez y María de las Angustias Delgado y actuando como padrinos Juan de Dios Arrada y Margarita Delgado. Se sabe que sufrió algún impedimento físico que no le permitió su incorporación a la milicia nacional y que le eximió de figurar como contribuyente. En 1846 se casó con Juana Artacho y Camberos, con la que tuvo una hija, Sofía Paso y Artacho. Durante sus últimos años tuvo su domicilio en la calle Serrano 98 de Madrid. Falleció en esta ciudad el 20 de noviembre de 1897.

Subir
 

Formación

Durante dos años realizó sus estudios de primera enseñanza en el Real Colegio de Humanidades de la Purísima Concepción de Granada. Allí ganó el primer premio en los exámenes generales de 1832.

Ese mismo año de 1832 ingresó en la Universidad de Granada para realizar tres años de Filosofía, cursando las asignaturas de Matemáticas, Lógica y Ontología, Física general y particular y Metafísica y Ética, obteniendo en todas ellas la nota de sobresaliente. También completó dos cursos de Geometría y Mecánica y de Química aplicada a las Artes en las clases establecidas bajo la supervisión de la Sociedad Económica granadina.

Entre 1835 y 1840 realizó estudios en la Facultad de Leyes de la Universidad de Granada. Todas sus calificaciones fueron de sobresaliente.

El 19 junio 1838 obtuvo el grado de Bachiller a claustro pleno, con calificación de sobresaliente, nemine discrepante. Dos años después, el 20 de junio de 1840, completó su licenciatura con igual calificación. Finalmente, el 22 de junio de 1840 consiguió el grado de Doctor, logrando la misma nota, también por unanimidad.

Además, el 23 de julio de 1841 obtuvo en la Universidad de Granada el grado de bachiller en Filosofía, por votación unánime.

De igual manera, el 7 de noviembre de 1843 consiguió el grado de Bachiller en Medicina y Cirugía, en decisión tomada a claustro pleno por unanimidad de votos. Después completó la licenciatura en esta disciplina el 8 noviembre de 1845, mereciendo por unanimidad el título de médico, que fue expedido el 31 de enero de 1846.

Subir
 

Carrera académica

Su primer destino académico lo obtuvo el 21 de octubre de 1840, al ser encargado por el claustro, aunque con carácter gratuito, de la cátedra de Economía Política de la Universidad de Granada, en condición de sustituto personal de José Vicente Alonso y Montejo, propietario de dicha cátedra. Tomó posesión el 22 de octubre y permaneció en este puesto hasta que el rector volvió a nombrarle para el mismo, el 28 octubre 1841, ahora en calidad de interino, pues su anterior titular había fallecido el 25 de junio de 1841, tomando posesión dos días más tarde y cobrando un sueldo de 4500 reales de vellón (1125 pesetas).

Su primer intento de integrarse en la carrera académica se produjo cuando el 26 de octubre de 1840 optó, a mérito, por no cumplir la edad reglamentaria (20 años), para el desempeño de la cátedra de sexto año de Leyes (Economía política, Derecho patrio, Partidas y Novísima Recopilación), aprobando los ejercicios con una nota de 46 sobre un máximo de 50 en concurso con otros ocho opositores. En septiembre de 1841 se examinó para la sustitución de la cátedra de Economía política, siendo propuesto en segundo lugar. Ante tal situación, y ya que estaba impartiendo la docencia, solicitó a la Dirección General de Estudios que se repitiesen los ejercicios y la propuesta, por lo que la oposición se celebró de nuevo en noviembre de ese mismo año, siendo propuesto y nombrado por el claustro. Finalmente, la Dirección General de Estudios le mantuvo al frente de dicha cátedra en virtud de las dos oposiciones celebradas, nombrándole catedrático sustituto de Economía política por una real orden de 6 abril de 1842. Tomó posesión el 9 abril 1842 con el mismo sueldo que disfrutaba con anterioridad. Cesó al cabo de cinco meses, por reforma del plan de estudios, quedando en situación de excedente en su Facultad.

Como consecuencia de esta modificación de la carrera de Jurisprudencia, por mandato de la Dirección General de Estudios se formó una Junta de los profesores más antiguos, para que indicase qué catedráticos habían de ser conservados y en qué asignaturas, decidiéndose que Nicolás del Paso continuase en la cátedra de Economía política y Derecho Público, correspondiente al séptimo año. No obstante, el gobierno dispuso que dicha cátedra fuese ocupada por Agustín Martín y Montejano, catedrático propietario de Filosofía, agregado a Leyes, y que nuestro personaje permaneciese en la clase de cesantes. Sin embargo, el 24 de octubre de 1842, fue nombrado por el claustro sustituto gratuito de éste por enfermedad, desempeñando dicha cátedra durante todo el curso 1842-1843.

El 30 de octubre de 1841 fue nombrado catedrático gratuito de Economía Política y Elementos de Estadística y de Administración en el Colegio de Humanidades e Instituto Granadino (enseñanza secundaria), simultaneando su desempeño con el de la cátedra universitaria de Economía política, posteriormente de Economía y Derecho público, hasta que presentó su renuncia el 25 de noviembre de 1843.

En noviembre de 1843 volvió a opositar, en este caso a la cátedra de Derecho Natural y de Gentes y Relaciones Internacionales de la Facultad de Jurisprudencia, siendo propuesto en primer lugar y nombrado para ocuparla por el claustro el 4 de noviembre, y tomando posesión al día siguiente con un sueldo de 5000 reales de vellón (1250 pesetas). Su nombramiento fue confirmado por una real orden de 25 de enero de 1844 de la Dirección General de Estudios. Tomó posesión el 5 de febrero del mismo año con igual sueldo, permaneciendo en su desempeño hasta el 30 de septiembre de 1845, fecha en la que quedó, nuevamente, como excedente de su facultad, al ser suprimida esta cátedra por la reforma del plan de estudios (aplicación del Plan Pidal, que fue aprobado el 17 de septiembre), a pesar de que en junio de 1844 había solicitado que se le declarase sustituto inamovible de la cátedra que desempeñaba, con los honores, sueldo y prerrogativas de propietario. Entre los certificados que adjuntaba con su petición se incluía un documento de calificaciones, en el que se atribuían una superior aptitud para la enseñanza, una asiduidad y un celo constantes y una elevada conducta moral.

En febrero de 1846 fue nombrado regente de primera clase en la Facultad de Jurisprudencia. Posteriormente, el 15 de septiembre de 1846, fue designado como regente de segunda clase para la asignatura de Economía Política, y el 18 junio de 1847, con la misma categoría de regente de segunda clase, lo fue para la de Geografía. En el Archivo Histórico de la Universidad de Granada se conserva el programa manuscrito de Economía política, fechado en Granada a 29 de agosto de 1846.

Por una real orden de 31 de mayo de 1847 fue designado catedrático interino de Geografía en el Real Colegio de San Bartolomé y Santiago de Granada. La toma de posesión se celebró el 8 julio de 1847, recibiendo un sueldo de 1750 pesetas. Cesó el 25 de diciembre de 1847, por pasar al siguiente destino en la universidad. También se conserva en el Archivo Histórico de la Universidad de Granada el programa manuscrito de Geografía, fechado en Granada a 19 de mayo de 1847.

En virtud de otra real orden, de 26 de noviembre de 1847, se reincorporó como regente agregado a la Facultad de Jurisprudencia. Tomó posesión el 15 de diciembre 1847, con un sueldo de 750 pesetas. Permaneció en servicio dos años y ocho meses, durante los cuales, en los cursos 1848-1849 y 1849-1850 se hizo cargo de los repasos de cuarto y quinto año, así como de las cátedras de primero, tercero y séptimo año. Durante este período, el 25 de octubre de 1848, acogiéndose a la posibilidad abierta por una real orden del 28 de septiembre anterior, que establecía que los sustitutos que llevasen tres años de enseñanza serían clasificados como regentes si en seis meses solicitasen el título, pidió que se le declarase regente agregado con sueldo en la propia Facultad de Jurisprudencia.

El 2 de junio de 1850 envío una instancia a la reina, solicitando que, en consideración a su antigüedad y a su carrera, se le tuviese presente en el caso de verificarse cualquier arreglo en el profesorado, colocándole en alguna cátedra de jurisprudencia o de medicina legal, siempre que fuese en la Universidad de Granada, ante la supresión de su cargo por la reforma de septiembre de 1850, en aplicación del Plan Seijas.

Habiendo sido declarado, por una real orden de 21 de junio de 1851, con opción a ocupar cátedras, el 9 de noviembre de 1853 solicitó ser nombrado para la cátedra de Historia y elementos de Derecho Canónico universal y el particular de España, vacante en la Universidad de Granada por jubilación de su titular Julián Herrera, siendo apoyada su petición por un escrito favorable del rector. Su pretensión fue atendida mediante una real orden de 16 de diciembre de 1853, por la que se le nombró para dicha cátedra. Tomó posesión el 1 de enero de 1854, disfrutando de un sueldo de 3000 pesetas. Su retribución fue después incrementada en 500 pesetas anuales, por antigüedad, en virtud de una orden de 8 de febrero de 1861. En la biblioteca de la Universidad de Granada se conserva un programa manuscrito de esta asignatura del curso 1867-1868.

El 26 de enero de 1865 fue nombrado catedrático de Ampliación de Derecho Civil español en la Facultad de Derecho de Granada. Sin embargo, El 9 de octubre de 1865 presentó un escrito de renuncia a la sustitución de esta cátedra, alegando alteraciones sensibles en su estado físico, y pidiendo conservar únicamente la cátedra que tenía en propiedad. Al dar traslado de su instancia, el decano informó favorablemente, señalando que consideraba las razones aducidas muy atendibles, pues el ímprobo trabajo que Del Paso venía prestando atendiendo las dos cátedras, con la asiduidad, celo y distinguida suficiencia que le caracterizaban, habían afectado a su salud. La renuncia fue admitida el 13 de noviembre de 1865.

Varios meses después, habiendo renunciado Julián García Valenzuela a la sustitución de la cátedra de Práctica Forense correspondiente al sexto año de la Facultad de Derecho, que le había sido conferida por una orden de 26 octubre 1867, Nicolás Del Paso se manifestó dispuesto a encargarse de su desempeño, lo que contó con la aprobación del rectorado. En los cursos de 1868 a 1874 se ocupó, además, de la cátedra de Legislación Comparada. En la biblioteca de la Universidad de Granada se conserva un programa manuscrito de esta asignatura del curso 1868-1869.

Por una real orden de 3 de julio de 1871, obtuvo la categoría de ascenso, dotada con un sueldo de 4500 pesetas, pasando a ocupar el puesto número 210 en el escalafón de catedráticos. El 1 de agosto de 1876 se le otorgó un nuevo aumento de 500 pesetas en concepto de antigüedad, al tiempo que se le ascendió al número 90 del escalafón. El 15 de enero de 1877 presentó una instancia solicitando la concesión de alguna de las plazas de término vacantes en la sección de Derecho civil y canónico. Tanto el decano como el rector informaron favorablemente a su petición, aludiendo a su alta capacidad y dedicación en la enseñanza y al elevado crédito y reputación de los que disfrutaba, difícilmente comparables a los de los más distinguidos catedráticos. No obstante, su solicitud no fue entonces atendida, por lo que la reiteró mediante otro escrito cursado el 15 de diciembre de 1877, que tampoco tuvo éxito. Finalmente, mediante una real orden de 17 de diciembre de 1878 le fue concedida la ansiada categoría de término, con un sueldo de 6000 pesetas.

Una real orden de 17 de noviembre de 1879 dispuso su traslado, obtenido mediante concurso, a la cátedra de Procedimientos judiciales y práctica forense de la Facultad de Derecho de Granada, tomando posesión el 28 noviembre y disfrutando de un sueldo de 6000 pesetas. Este sueldo le fue aumentado en 500 pesetas en virtud de una real orden de 1 de enero de 1882, que le adjudicaba el número 55 en el escalafón de antigüedad. Más tarde, su ascenso al puesto número 45 del escalafón, efectivo desde el 14 de julio de 1884, vino acompañado de un nuevo incremento de 1000 pesetas, hasta un total de 7500 pesetas.

Como consecuencia del nuevo arreglo dado a los estudios de la Facultad de Derecho por un real decreto de 14 de agosto de 1884, en virtud de otra real orden, de 25 septiembre 1884, fue confirmado en el anterior cargo de catedrático numerario con el sueldo anual que disfrutaba hasta entonces, encomendándosele la cátedra de Derecho procesal civil, penal, canónico y administrativo y teoría práctica de redacción de instrumentos públicos. La toma de posesión se produjo el 1 octubre 1884.

El 26 febrero de 1885 dirigió un escrito al Ministro de Fomento, solicitando ser admitido al concurso para la cátedra de Literatura Jurídica, recientemente creada en la Universidad Central, y ser nombrado para dicho puesto. No obstante, el 21 de febrero de 1886 se retiró del concurso, aduciendo como motivo que se hallaba ocupando un puesto en la Fiscalía del Consejo de Estado.

Tras un período fuera de la universidad, iniciado el 10 de febrero de 1886 para desempeñar funciones, primero, como fiscal del Consejo de Estado y, posteriormente, como consejero de este mismo órgano, mediante una real orden de 6 de agosto de 1890 se reintegró en su puesto de catedrático numerario, tomando posesión ese mismo día, con el mismo sueldo de 7500 pesetas que recibía con anterioridad.

Pocos meses más tarde, el 9 de febrero de 1891, alegando en su favor que ocupaba el número 24 del escalafón y que durante veintiséis años había desempeñado las asignaturas de Disciplina Eclesiástica y Derecho Canónico, solicitó que se le concediese por concurso de méritos la cátedra de Historia y disciplina de la Iglesia vacante en la Universidad Central. En apoyo de su pretensión, el rector de la Universidad de Granada remitió un escrito, manifestando que le consideraba merecedor de la citada cátedra por su indiscutible talento, su reconocida aptitud y celo, sus profundos conocimientos jurídicos y su asiduidad en el desempeño de su cargo. Finalmente, el 16 de junio de 1891, habiendo sido designado en primer lugar en la propuesta elevada por el Consejo de Instrucción Pública fue nombrado catedrático de la asignatura Historia y disciplina de la Iglesia en la Universidad Central con el sueldo de 8500 pesetas anuales que por su antigüedad le correspondían. Tomó posesión de su plaza el 25 de junio.

No obstante, en virtud de un real decreto de 28 de julio de 1892 fue suprimida la mencionada cátedra, pasando Nicolás del Paso a la situación de excedente con derecho a percibir las dos terceras partes de su sueldo. Ante esta decisión, el 15 de noviembre de 1892 nuestro personaje presentó, junto a otros catedráticos cesantes de la Universidad Central, un recurso administrativo contra la citada real orden. Pero al no tener éxito en su reclamación, el 14 de junio de 1893 envío un escrito al presidente de la Junta de Clases Pasivas, solicitando su jubilación por haber sobrepasado, a sus 72 años, la edad reglamentaria.

El 2 de agosto de 1893 se ordenó su jubilación, haciéndose efectivo su cese como excedente el 8 de agosto.

Desempeñó en la Universidad de Granada los más destacados cargos académicos. El 7 de noviembre de 1873, fue nombrado Vicerrector por fallecimiento de Rafael Barea y Ávila, tomando posesión el 19 de noviembre. El 19 de febrero de 1875, fue nombrado Rector. Tomó posesión el 1 de marzo y cesó, por dimisión, el 14 de noviembre de 1876. También fue Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Central.

Fue miembro de varios tribunales de oposiciones. Así, el 13 abril de 1867 fue designado juez del tribunal de oposiciones a una cátedra de Aritmética y Geometría de la Escuela de Bellas Artes. Más tarde, por una real orden de 14 de marzo de 1876 fue nombrado presidente del tribunal de oposiciones a la cátedra de Economía política y estadística y legislación mercantil del Instituto de Málaga. En 1887 desempeñó, también, el cargo de juez de oposiciones a varias cátedras de Derecho Procesal en las universidades de Barcelona, Valencia, Santiago y Oviedo.

A lo largo de su vida académica disfrutó de varias licencias por motivos personales. La primera, de un mes, por enfermedad, le fue concedida en junio de 1861, mientras se hallaba en Madrid desempeñando su cargo como diputado. En diciembre de este mismo año, hallándose todavía en Madrid, pidió otros dos meses de licencia para el restablecimiento de su salud, que también le fueron concedidos. El 24 octubre 1890, presento una solicitud para que se le permitiese permanecer en Madrid, sin reincorporarse aún a su cátedra, durante el tiempo en el que formase parte de la Comisión para la reforma de las Audiencias de lo criminal.

Merece la pena mencionar, además, que en diversas ocasiones, en informes emitidos por autoridades académicas, fue elogiado por sus conocimientos científicos, su buena docencia y su estricto cumplimiento de sus obligaciones.

Subir
 

Otras actividades y méritos

Ingresó en el Ilustre Colegio de Abogados de Granada el 6 de julio de 1840, incorporándose a su Junta de Gobierno desde 1850, y siendo elegido decano en cuatro ocasiones.

En el ámbito judicial, el 5 abril de 1845 fue nombrado Fiscal interino del Juzgado de Guerra de la Capitanía General de Granada. Este cargo lo desempeñaría después en diversas ocasiones. Años más tarde, fue designado Fiscal de lo contencioso del Consejo de Estado, por una real orden de 3 febrero de 1886. Tomó posesión el 10 de febrero 1886, disfrutando de un sueldo de 12500 pesetas.

Nuestro personaje ocupó también diversos cargos políticos. En principio, en el ámbito municipal, con su nombramiento, el 5 de diciembre de 1853, como segundo teniente de alcalde del Ayuntamiento de Granada. Después, en 1856, fue elegido diputado provincial de Granada.

Su salto a la política nacional se produjo en 1860, al ser elegido diputado a Cortes por el distrito de Alhama de la provincia de Granada.

Tras un largo período de inactividad, en 1879 fue elegido senador por la Universidad de Granada, resultando luego reelegido en 1881, 1882, 1884, 1885 y 1886.

Más tarde, por una real orden de 16 de septiembre de 1888, fue nombrado Consejero de Estado, tomando posesión el 20 de septiembre con un sueldo de 15000 pesetas.

Sabemos, también, que el 1 de septiembre de 1890 fue designado por el Presidente del Senado para formar parte de la Junta encargada de estudiar y proponer los términos en los que debía realizarse la supresión de las Audiencias.

Participó activamente en diversas academias. Así, el 22 diciembre de 1843 fue nombrado vocal secretario de la comisión fundadora de las Academias de la Universidad de Granada. El 15 de marzo de 1844 fue elegido secretario general de las Academias de Granada y primer secretario de la de Jurisprudencia. El 24 diciembre de 1844 fue designado vicepresidente de la sección de bellas letras de la Academia de Filosofía. El 15 de enero de 1846, fue nombrado presidente de la sección de economía política, derecho político y administrativo en la Academia de Jurisprudencia. Además, el 14 de marzo de 1850 se incorporó a la Academia de Bellas Artes de la provincia de Granada, en la que desde el 17 de mayo de ese mismo año actuó como secretario general interino y después, por nombramiento de 15 de noviembre de 1853, como presidente. Asimismo, el 23 de marzo de 1851 ingresó como académico correspondiente en la Academia de Historia. Finalmente, nos consta que fue socio honorario de la Academia Filosófico-Jurídica de Granada, y varias veces presidente de esta academia y de la de Ciencias y Literatura.

Asimismo, fue miembro de varias corporaciones científicas, literarias y artísticas. Esta múltiple vinculación se inició al ser nombrado, el 7 de agosto de 1839, individuo de la asociación literaria de Granada que después fundó el Liceo artístico y literario. El 21 de marzo de 1840 se le declaró socio profesor del Liceo, en la sección de ciencias y literatura. El 24 de julio de 1842 fue nombrado segundo secretario general del Liceo y el 19 de diciembre primer secretario general, cargo este último que desempeñó hasta la extinción del Liceo, en 1844.

El 17 julio de 1840 fue, también, recibido como individuo de número por la Sociedad Económica de Amigos del País de Granada. El 19 diciembre de ese año fue nombrado vocal de su junta particular, participando en diversas comisiones. Tiempo después, el 4 de noviembre de 1842, fue declarado socio de mérito. El 20 de enero de 1843 fue nombrado secretario de la sección de comercio. El 17 enero de 1845 fue elegido vice-secretario para los dos años siguientes. El 15 de enero de 1847 fue designado como secretario y posteriormente llegó a desempeñar los cargos de vice-director y director.

Por otra parte, el 25 de abril de 1847 fue colocado al frente de la sección de ciencias y literatura de la Sociedad Literaria y Artística de Granada, en la que desde el 23 de agosto de 1847 pasó a ejercer como presidente.

Más tarde, el 28 de febrero de 1847 fue nombrado presidente de la Asociación Mercantil española. Y el 24 de diciembre de 1849 se incorporó como miembro de la Academia de Profesores de Primera Enseñanza de Granada, de la que fue inmediatamente elegido presidente.

Entretanto, el 4 de enero de 1845 había sido agregado a la comisión de monumentos históricos y artísticos de la provincia de Granada, aunque no aceptó el cargo. Sin embargo el 15 de enero de 1848 fue nombrado vocal de dicha comisión y se sabe que en 1861 actuaba como vicepresidente.

Asimismo fue corresponsal del Instituto Industrial de Barcelona.

Hay que mencionar, finalmente, que fue merecedor de varios reconocimientos y distinciones. Así, por una real orden de 28 septiembre de 1849 se le concedió el puesto honorífico de Secretario de la Reina; tomó posesión el 16 de noviembre. Por otra real orden de 17 junio 1851 fue nombrado Caballero de la Real y Distinguida Orden de Carlos III, y mediante otra de 14 noviembre de 1862 comendador de la misma. Por último, el 20 de agosto de 1875 fue nombrado, por resolución del Consejo de Ministros, Jefe Superior honorario de la Administración Civil.

Subir
 

Principales obras

En 1841 publicó, en la imprenta Benavides de Granada, unos Elementos de Economía Política, que fueron declarados como libro de texto para el curso 1849-1850. Por esta obra fue felicitado por el Colegio de Abogados de Granada, la Universidad, el Liceo, la Sociedad propagadora de la educación pública, la Sociedad Económica, que le premió con el título de socio de mérito, y la Audiencia Territorial. Puede consultarse on-line en la biblioteca de la Universidad de Granada: http://digibug.ugr.es/handle/10481/19073

En 1844 saco a la luz una Memoria histórica sobre el origen de las academias científicas establecidas en la Universidad Literaria de Granada (Granada, Imprenta de J. M. Puchol), que fue juzgada muy positivamente por la Real Academia de la Historia. Puede consultarse on-line en la biblioteca de la Universidad de Granada: http://digibug.ugr.es/handle/10481/7792

En 1846 redactó un Programa de Economía política, manuscrito

En 1847 redactó un Programa de Geografía, manuscrito

En 1848 publicó, en colaboración con del Dr. José Jiménez Serrano, un Prontuario Criminal Teórico-práctico en dos tomos. Fue recomendado a los ayuntamientos por el Jefe Político de Madrid y por los de otras provincias.

En 1855 publicó De la Iglesia y sus relaciones con la civilización. Discurso pronunciado en la Universidad Literaria de Granada, en la solemne inauguración del curso académico de 1855 a 1856. Puede consultarse on-line en la biblioteca de la Universidad de Granada: http://hdl.handle.net/10481/15969

En 1863 publicó Laurel a la Reina. Oda. Puede consultarse on-line en la biblioteca de Nacional de España: http://bdh-rd.bne.es/viewer.vm?id=0000110185&page=1

Escribió asimismo un trabajo acerca “De la rescisión de los contratos por lesión enorme o enormísima”, en Escuela, 2 (1863), pp. 5-19.

Programa de la asignatura de Derecho Canónico, segundo curso: curso académico de 1867-1868, manuscrito.

Programa de Legislación Comparada del Doctorado de la Facultad de Derecho, Sección de Civil y Canónico, curso 1868-1869, manuscrito.

En 1869 participó en la obra La Comisión de monumentos históricos y artísticos de Granada, editada en esta misma ciudad.

En 1885 apareció su opúsculo Los terremotos de Andalucía (Granada, Imprenta de Paulino V. Sabatel). Puede consultarse on-line en la biblioteca de la Universidad de Granada: http://hdl.handle.net/10481/7944

De 1888 es, finalmente, su Libro de las tradiciones de Granada, también editado en la ciudad nazarí.

Fue autor, además, de diversos manuales y textos para la enseñanza. Así, en 1848 publicó, junto con el Dr. Bernardo de Mora y Maya, unas Nociones de Derecho Penal, así común como excepcional (Granada, Imprenta de Astudillo y Garrido), para el uso de los estudiantes de Jurisprudencia (puede consultarse on-line en la biblioteca de la Universidad de Granada: http://hdl.handle.net/10481/15914). Y en los años sucesivos publicó las siguientes obras: un Novísimo manual de práctica forense arreglado a la vigente legislación de procedimientos (Granada, 1870), un Curso elemental de disciplina eclesiástica general y particular de España (Granada, J. Guevara, 1873), un Derecho canónico (Granada, J. Guevara, 1873-1874), dividido en tres tratados y dos tomos, un Tratado de procedimientos judiciales y práctica forense (1875), una Filosofía del derecho procesal (1880), y una Exposición teórico-exegética de la teoría de los procedimientos contencioso-administrativos de España y sus posesiones de Ultramar (Madrid, El Progreso, 1889). En 1890 apareció su Derecho civil español con arreglo al nuevo código, para el que solicitó del Consejo General de Instrucción Pública su calificación como especialmente meritorio para el profesorado (puede consultarse on-line en la biblioteca de Nacional de España: http://bdh-rd.bne.es/viewer.vm?id=0000097729&page=1). Finalmente, en 1890 publicó una Práctica contencioso-administrativa.

También se encargó de coleccionar y editar las Obras de Don Diego Hurtado de Mendoza, Granada, El Porvenir, 1864.

Publicó, además, otros trabajos científicos y literarios en memorias, discursos y artículos de revistas y periódicos. Resulta reseñable, en este sentido, su colaboración con distintas composiciones poéticas en la Revista Literaria de El Granadino, en la que también publicó una biografía de Antonio Torres Pardo y un artículo crítico con un libro de poemas de Francisco de Orellana. También colaboró asiduamente con la revista La Alhambra y en El Liceo de Granada. En tributo a esta actividad, a su muerte los poetas granadinos consagraron una corona poética en su memoria

Subir
 

Fuentes

  • Archivo General de la Administración (AGA). Caja 31/16412, Legajo 1133, Expediente 61.
  • Archivo Histórico de la Universidad de Granada (AUGR): Legajos 667-104, 773-76, 735-7, 1351-33, 1381, 1382 y 1441 y Libros 1860, 1907, 1908, 1912, 1913, 1914 y 1915.
  • M. Castro Valdivia, “El ideario de la cátedra de Economía Política de la Universidad de Granada (1807-1842)”, en VII Encuentro Ibérico de Historia del Pensamiento Económico, pp. 1-57.
  • M. Castro Valdivia, El pensamiento económico en la Cátedra de Economía Política de la Universidad de Granada (1807-1842): personajes e ideas, Jaén, Universidad de Jaén, Tesis Doctoral.
  • F. de P. Villarreal y Valdivia, “D. Nicolás del Paso y Delgado”, en El Defensor de Granada, 28 de noviembre de 1897.
  • C. Viñes Millet, Figuras granadinas, Granada, Fundación Pública Andaluza, El Legado Andalusí, 1995 pp. 263-265.
Subir

 

Diccionario de catedráticos españoles de derecho (1847-1943) [en línea]. Universidad Carlos III de Madrid. Instituto Figuerola de Historia y Ciencias Sociales, 2011- . Disponible en: http://www.uc3m.es/diccionariodecatedraticos

© Los autores.

Licencia de Creative Commons
Todo el contenido de este Diccionario está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.