banner diccionario

Última actualización: 23/06/2016

Aumentar Tamaño del texto Disminuir Tamaño del texto

NEIRA MARÍN, Juan (1803-1861)

Catedrático de la asignatura de Práctica Forense, convertida posteriormente en Academia Teórico-Práctica y Oratoria Forense y Teoría de los Procedimientos Judiciales y Práctica Forense. Al final de su vida se le otorgó la Cátedra de Elementos de derecho mercantil y penal.
 

 

 

Datos biográficos


Nace en junio de 1803, en Santiago de Compostela. Tuvo por nombre completo Juan José María. Según la partida de bautizo, que recoge la declaración del sacerdote, «en veinte y tres de junio de 1802, dentro de la Parroquia Iglesia de San Miguel de esta ciudad de Santiago, bauticé solemnemente un niño, que nació el 20 de junio, hijo legítimo de D. Vicente de Neyra y de Doña Antonia Marín, vecinos de la parroquia. Abuelos paternos D. José de Neyra y Dña. Antonia de Casas, ya difuntos. Maternos: Marcos Marín y Dña. Magdalena Sala».

En el año 1846 figuraba como viudo; sin embargo, contrajo nuevas nupcias con Dña. Ramona Otero en tanto, al fallecimiento del Catedrático, la Sra. Otero presentó una solicitud de pensión, en condición de viuda, el 5 de julio de 1861.

Falleció siendo Decano de la Facultad de Derecho compostelana, lo cual fue informado a las autoridades con las siguientes palabras: «Con el mayor sentimiento pongo en conocimiento de V.E. que á las cuatro de la tarde de ayer ha fallecido y por consecuencia de un accidente apoplético el Doctor D. Juan Neira Marín, Catedrático de término y Decano de la Facultad de Derecho» (Comunicación dirigida al Ministro de Fomento, fechada el 25 de enero de 1861).

Subir
 

Formación

El 27 de junio de 1817 por su ‘particular aprovechamiento’, recibió, némine discrepante, el grado de Bachiller en Filosofía, y con la misma calificación se le confirió el de Bachiller en Leyes el 26 de octubre de 1819.

Antes, en 1814 había obtenido, por oposición, una beca del ‘Colegio de Artistas’ de San Jerónimo de Santiago de Compostela.

En su hoja de servicios se detalla que «Desde el de 1813 á 1825 ganó en esta Universidad trece cursos de propiedad de lengua latina, filosofía, Leyes y Cánones; y desempeñó clasicatura en las respectivas academias. Asistió 17 meses al estudio de Abogados de la Audiencia de este Reyno».

En 1825 obtuvo en la Facultad compostelana, por oposición, el premio de grado de Licenciado que se le confirió némine discrepante el 4 de diciembre del mismo año.

Se le confirió el premio de grado de Doctor en Leyes el 30 de septiembre de 1827. Se le adjudicó la mención Sobresaliente, con arreglo al plan de estudios vigente de 1824.

El 20 de agosto de 1827 se le expidió el título de Abogado de los Reales Consejos.
 

Subir
 

Carrera académica

El 4 de agosto de 1828 obtuvo el nombramiento, en virtud de oposición y por Real Resolución, para la Cátedra de Práctica Forense en la Universidad de Santiago de Compostela, , a fin de desempeñarla en propiedad. Fue clasificado de ascenso y con un sueldo de nueve mil pesetas.

A consecuencia de la modificación del Plan de Estudios fue designado, el 28 de diciembre de 1845, para la asignatura de Academia Teórico-Práctica y Oratoria Forensecon el mismo carácter de propietario y con sueldo de doce mil pesetas.

Fue separado de la Cátedra entre 1840-1844. De la revisión del ‘expediente de reposición a la cátedra de Práctica Forense’, se puede concluir lo siguiente: i) En septiembre de 1840 (23.09.1840) fue separado de la Cátedra por la Junta Provincial de la ciudad y en 1844 (20.05.1844) se le repuso; ii) Esta separación se dio en el contexto de la ‘Revolución de 1840’, que encumbró a Espartero a la Regencia; iii) En los documentos, solo se habla de la Junta provincial de 1840 y la Junta Suprema, pero de la revisión de los mismos no termina de quedar claramente establecido el motivo o circunstancias concretas de la separación; iv) Además solicitar la reposición, que fue aceptada en su oportunidad, el Catedrático solicitó el abono de los ‘3 años, 7 meses y 28 días’ que estuvo separado del cargo (Carta del 12 de julio de 1846). No consta una respuesta a la petición económica.

En abril de 1845 obtiene, según certificado, las calificaciones de: ‘Aptitud para la enseñanza: Superior. Asiduidad y celo: Mucho. Conducta moral: Muy buena’.

El 3 de enero de 1855 solicitó el ascenso a la categoría de término. El Catedrático José Viñas apoyó la solicitud, señalando: «Este profesor es de los más acreditados de esta Universidad. Su celo é inteligencia le hacen digno de la consideración del Gobierno de S.M. y cumplo con un deber apoyando su pretensión…». Obtuvo la categoría de término por Real Orden del 22 de diciembre de año de 1855.

En 1860 se le asignó la cátedra de Disciplina general de la Iglesia y particular de la de España. De esta forma, se le relevó de Teoría de Procedimientos Judiciales y Práctica Forense. Neira Marín se opone a este relevo y envía una carta en mayo de 1860, en la que expone a la Reina su trayectoria en la Cátedra ‘que toda la vida enseño’ y: «dado a la mayor conveniencia de la enseñanza, se le traslada a otra, en la que en el resto de sus días habrá de pasar por muy largo y penoso noviciado, y en la que tampoco en mucho tiempo podrá ser útil, ni prestar un buen servicio, cualesquiera sean sus esfuerzos que nunca podrán pasar de lo posible en su edad, y en lo que quebrantado de su salud, SUPLICA se le conserve en teoría de procedimientos judiciales, y práctica forense, y si ello no puede tener lugar, se le nombre en la Cátedra de Elementos de Derecho mercantil y penal, igualmente vacante» (carta de mayo de 1860 anexa al Expediente personal).

Se accede a la instancia promovida. Así, se le nombró por Real Orden de 26 de junio de 1860, a la Cátedra de Elementos de derecho mercantil y penal, que estaba vacante.

Subir
 

Otras actividades y méritos

Según la hoja de servicios, redactada en Santiago en junio de 1846: Desempeñó cinco años el cargo de Asesor del Juzgado de la Universidad. Y de vocal de la Junta de Hacienda. Se agrega que: «El 16 de septiembre de 1843 fue nombrado por el Gobierno provisional de la Nación, Rector de esta misma Universidad, de cuyo cargo por razones que expuso ha tenido á bien admitírsele la renuncia».

En la Junta de escrutinio general celebrada en 16 de diciembre de 1843 resultó elegido Diputado provincial de la Coruña por este partido, cuyo cargo desempeñó en Junio de 1846. Y como Diputado fue también Vocal de la Comisión provincial de Instrucción primaria (Hoja de servicios de abril de 1845).

Dictó el Discurso de Inauguración de los Estudios en la Universidad literaria de Santiago, el 1 de octubre de 1852.

En la obra Historia de la Universidad de Santiago de Compostela. El Siglo XIX (p. 288) se indica que «D. Juan Neira Marín, natural de Santiago, […] ejerció diversas sustituciones en esta facultad. Gozaba de prestigio hasta el punto que fue propuesto, antes de 1845, para Rector de la Universidad, aunque el Gobierno no lo aceptó. […] Fue Decano de su facultad y en 1852 pronunció el Discurso de inauguración de curso. En 1858 fue uno de los organizadores de la Exposición de este año». A su turno, Francisco Puy lo califica como uno de los ‘grandes profesores’ gallegos de gallegos en la ‘época romántica’ de la Facultad.


 

Subir
 

Principales obras

Programa de las lecciones de 6.° año de Jurisprudencia para el curso de 1851 á 1852. Catedrático de dicha asignatura, D. Juan Neira Marín. Santiago: 1851. Imprenta y litografía de Don Juan Rey Romero. Universidad literaria de Santiago. [Contiene 83 Lecciones. La publicación figura como redactada en Santiago, el 19 de octubre de 1851. El contenido de las lecciones, aborda entre otros: «De los procedimientos y del órden judicial en general y de la división de los juicios. Litigantes y agentes que auxilian. Fueros militar, eclesiástico. Juicios de conciliación, verbales, civiles y el civil ordinario. Demanda, emplazamiento, excepciones (dilatorias, declinatorias), pruebas: producción y recepción, recursos de apelación y de nulidad, etc.»). Adjunto en el Expediente.

Las instituciones académicas más sabiamente meditadas no producirán jamás sus efectos mientras no se observen exactamente. Discurso pronunciado en la solemne inauguración de los estudios de la Universidad Literaria de Santiago el día 1º de octubre de 1852 / por el Dr. D. Juan Neira Marín. Impreso de orden la Universidad. Santiago: Universidad, 1852. 32 p ; 23 cm [Disponible en: http://www.galiciana.bibliotecadegalicia.xunta.es/es/consulta/registro.cmd?id=4581]

Subir
 

Fuentes

  • AGA. Caja. 16329. LEG. 1069. EXP. 28
  • J. R. BARREIRO FERNÁNDEZ (coord.). Historia de la Universidad de Santiago de Compostela, vol. II. Santiago de Compostela, 2000.
  • PUY, Francisco. ‘Los estudios de Derecho en Compostela. Una mirada al pasado pensando en el porvenir’. En: Dereito. Vol. 6. No. 1. 1997.

 

Subir

Fernando Liendo Tagle

22 de junio de 2016

 

Diccionario de catedráticos españoles de derecho (1847-1943) [en línea]. Universidad Carlos III de Madrid. Instituto Figuerola de Historia y Ciencias Sociales, 2011- . Disponible en: http://www.uc3m.es/diccionariodecatedraticos

© Los autores.

Licencia de Creative Commons
Todo el contenido de este Diccionario está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.