banner diccionario

Última actualización: 11/05/2015

Aumentar Tamaño del texto Disminuir Tamaño del texto

GONZÁLEZ HUEBRA, Pablo (1802-1872)

Fue catedrático de Elementos de Derecho Civil Español, Mercantil y Penal en varias universidades y rector de las de Salamanca, Granada, Zaragoza y Barcelona. Su obra escrita lo señala como estudioso del Derecho mercantil, en cuyo proceso de codificación participó. Ejerció como abogado y desempeñó cargos de gestión y representación en diversas instituciones. Los vaivenes políticos de su siglo afectaron a su carrera académica: miembro de las milicias nacionales durante el Trienio y represaliado por ello en la Década Ominosa, fue relevado del cargo de rector de la Universidad de Barcelona por la Junta revolucionaria en 1868.

 

Datos biográficos

Nació en La Alberca (Salamanca), el 1 de julio de 1802, hijo de Fernando González y María Gómez Balbuena.

Su muerte el 8 de agosto de 1872, en su pueblo natal, puso fin a varios lustros de salud quebrantada.

Subir
 

Formación

Entre 1818 y 1828 cursó tres años de Filosofía y siete de Leyes en la Facultad de Salamanca; además, uno de Humanidades en 1819-20.

El grado de Bachiller en Leyes lo recibió el 5 de julio de 1825.

En la Academia de la Facultad desempeñó diversos cargos (contador, presidente), desarrolló a satisfacción los ejercicios de argumentos y defensas que le correspondieron por turno, y pronunció en ella en 1827 la oración latina de costumbre.

Explicó de extraordinario en la Facultad de Leyes, conforme al artículo 124 del Plan de Estudios de 1824.

El 15 de noviembre de 1828 obtuvo el grado de Licenciado en Leyes y el 7 de julio de 1829 el de Doctor.

Subir
 

Carrera académica

De 1828 a 1830 obtuvo varios nombramientos en la Universidad de Salamanca como sustituto para impartir diversas enseñanzas durante las ausencias, por enfermedad u otros motivos, de los catedráticos titulares: en el Claustro general de 1828 se le nombró Sustituto de la Cátedra de Derecho Español para el curso 1828-29; en el mismo curso, por nombramiento del Rector, sustituyó la Cátedra de Metafísica y Filosofía Moral, y el curso siguiente obtuvo el nombramiento de Sustituto de Digesto Romano Hispano.

En 1830 opositó a una cátedra de Instituciones Civiles vacante en Salamanca. Aprobó los ejercicios y el tribunal lo puso en la correspondiente terna, pero fue rechazado por la Inspección General de Estudios por haber sido miliciano nacional durante el Trienio, de 1820 a 1823 (Real Orden de 27 enero de 1827, Gaceta de Madrid del 6 de febrero).

Por Real Orden de 29 de noviembre de 1836, a propuesta de la Dirección General de Estudios, fue nombrado catedrático sustituto de Instituciones Canónicas de la Escuela Provisional de Jurisprudencia creada en Madrid ese año.

Desde el curso 1836-37 desempeñó la de Derecho Público y Criminal de España, y por Real Orden de 27 de junio de 1838 se le declaró catedrático interino con iguales derechos y prerrogativas que los catedráticos propietarios de la Universidad de Madrid nombrados sin previa oposición.

Por Real Orden de 19 de octubre de 1842, dictada tras la reforma de la Facultad de Jurisprudencia acordada por Real Decreto de 1 de octubre del mismo año, se le encomendaron las enseñanzas de Elementos de Derecho Penal, de Procedimientos y Derecho Administrativo.

Una nueva reforma, la del Plan de Estudios aprobado por Real Decreto de 17 de septiembre de 1845, estuvo en el origen de su adscripción, por Real Orden de 28 de septiembre de 1845, a la cátedra de Derecho Civil, Mercantil y Criminal de España de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad de Salamanca. La ocupó en principio en concepto de interino, y luego en calidad de propietario desde el 26 de marzo de 1846.

No quiso arraigar definitivamente en la ciudad universitaria en la que estudió. Entrada la década siguiente solicitó el traslado a Madrid, Sevilla, Valencia o Barcelona, argumentando que le convenía residir en una plaza en la que pudiera seguir dedicándose al estudio del derecho mercantil y publicar sus trabajos “con menos inconvenientes que aquí en Salamanca, donde apenas es conocido el comercio”. Pero no era la científica la única razón que le impelía a salir de la ciudad del Tormes: en 1856 pidió un mes de licencia por razones de salud, pues alegaba que el mal que sufría se exacerbaba con los fríos de Salamanca. Consiguió finalmente su traslado, y por Real Orden de 2 de septiembre de 1857 se le encomendó la cátedra de Derecho Civil de España de la Universidad de Barcelona.

Como consecuencia de la publicación del Programa General de Estudios de la Facultad de Derecho de la Universidad de Barcelona y del consiguiente arreglo de asignaturas, se le destinó (Real Orden de 30 de septiembre de 1858) a las enseñanzas de Derecho Mercantil y Penal, que desempeñó hasta su traslado a Granada en 1861 para ocupar el rectorado de esa Universidad.

Luego ocupó el rectorado de Zaragoza y el de Barcelona, hasta que fue cesado en 1868. Al estar su cátedra ocupada, el 4 de marzo de 1870 se le nombró para la de mayor analogía, la de Ampliación de Derecho Civil Romano y Español; tomó posesión el 12 del mismo mes. Ante la salida de esa misma cátedra a concurso en la Gaceta de Madrid del 5 de julio siguiente, dirigió una instancia al Director General de instrucción Pública, que el rector refrendó y apoyó, en la que solicitaba se le confirmase, y que si había de proveerse de nuevo por concurso, se tuviera en cuenta que él tenía un derecho superior a cualquier otro pretendiente por encontrarse en la situación prevista en los arts. 262 y 263 de la Ley de 9 de septiembre de 1857.

Subir
 

Otras actividades y méritos

El 22 de septiembre de 1829 fue expedido en su favor el título de Abogado de los Reales Consejos.

En 1830 opositó a una relatoría de lo civil de la Chancillería de Valladolid, aprobando los ejercicios.

Se colegió en Madrid y en Salamanca y ejerció la abogacía.

Fue académico de la de Ciencias y Literatura de Granada y de la de Jurisprudencia y Legislación de Barcelona.

En 1833 accedió al puesto de Procurador Síndico de Plasencia, en cuya administración local ocupó también otros cargos.

El 25 de octubre de 1837 fue nombrado Asesor auxiliar de las Direcciones Generales de Rentas, cargo que sirvió hasta septiembre de 1856. Entre las comisiones notables que desempeñó cabe destacar la reversión al Conde de Castejón del convento y bienes con que fue dotado el de las monjas de la Piedad, vulgo de las Vallecas.

En 1852 fue diputado provincial por el partido de Segueros (Salamanca), y desempeñó los cargos y comisiones pertinentes.

Durante su etapa de profesor en Salamanca fue encargado por claustros y rectores del desempeño de diversas comisiones, entre las que cabe destacar la del arreglo de la Biblioteca (Real Orden de 24 de diciembre de 1849). Participó asimismo en la que se nombró para informar del Proyecto de Código Civil (Real Orden de 12 de junio de 1851).

Se le nombró también (Real Decreto de 14 de febrero de 1856) vocal de la comisión creada por Real Decreto de 8 de agosto anterior para la revisión y reforma de las leyes mercantiles, y se le confió el proyecto de reforma del libro primero del Código de comercio.

Antes de ese último encargo, el 25 de julio de 1854, la Junta de Gobierno de la Universidad de Salamanca lo había nombrado Rector, nombramiento aprobado con carácter de comisión por Real Orden de 7 de septiembre. Permaneció en el cargo hasta el 6 de septiembre de 1857 (Real Orden de 25 de agosto).

Entre 1861 y 1868 fue sucesivamente y sin solución de continuidad rector de varias universidades; de Granada, adonde tuvo que trasladarse desde Barcelona, desde el 30 de enero de 1861 (tomó posesión el 25 de febrero) hasta el 15 de febrero de 1865; de Zaragoza desde su cese en Granada hasta el 3 de octubre del mismo año; de Barcelona desde esa fecha, que es la del Real Decreto que dispuso su traslado (tomó posesión el 29 de octubre de 1865), hasta su relevo el 27 de octubre de 1868 por orden de la Junta revolucionaria de la ciudad y el Gobierno provisional, declarándosele en la situación que preveía el art. 263 de la Ley de Instrucción Pública de 9 de septiembre de 1857.

Algunas de sus obras fueron incluidas en las listas que el Consejo de Instrucción Pública elaboraba para su uso en las universidades. En 1867, siendo rector de Barcelona, comunicaba al Consejo que por haberse agotado las dos primeras ediciones de su Curso de Derecho Mercantil acababa de hacer imprimir una tercera corregida y aumentada. Remitía dos ejemplares, y uno de su Tratado de quiebras, para que se incluyeran, como ya se había hecho en años anteriores, en la señalada lista y se recomendase su uso para la asignatura de sexto año de Derecho Mercantil Comparado y Legislación de Aduanas.

Subir
 

Principales obras

Curso de Derecho Mercantil, por el Dr. D.---, Catedrático de esta asignatura en las Universidades de Madrid y Salamanca, 2 vols., Madrid, Imprenta a cargo de C. González, 1853-54.
Disponible en: http://catalog.hathitrust.org/Record/009349895

Curso de Derecho Mercantil, por el Dr. D.---, Catedrático de esta asignatura en las Universidades de Madrid, Salamanca, y Barcelona, 2 vols., Barcelona, Imprenta del Heredero de José Gorgas, 1859.
Disponible en: http://babel.hathitrust.org/cgi/pt?id=ucm.5319525955;view=1up;seq=3

Curso de Derecho Mercantil, por el Dr. D.---, Catedrático de esta asignatura en las Universidades de Madrid, Salamanca, y Barcelona, y Rector de esta última. Tercera edición nuevamente corregida y aumentada por el autor, 2 vols., Madrid, Librería de Sánchez, 1867.
Disponible en: http://babel.hathitrust.org/cgi/pt?id=nyp.33433024482329;view=1up;seq=9

Tratado de quiebras, por D. ---, catedrático de Jurisprudencia en las Universidades de Madrid y Salamanca. Obra que sirve de complemento al Curso de Derecho Mercantil del mismo autor, Madrid, Imprenta de C. González, 1856.
Disponible en: http://babel.hathitrust.org/cgi/pt?id=ucm.5319541635;view=1up;seq=5)

Subir
 

Fuentes

Bibliografía

Motos Guirao, Miguel, y Blanco Campaña, Jesús, “Proceso histórico de formación del Código de Comercio”, en Centenario del Código de Comercio, vol. II, Madrid, Ministerio de Justicia, 1991.

Muñoz García, María José, “Consideraciones en torno a la génesis y evolución de la codificación mercantil española”, en Anuario de Historia del Derecho Español, 67 (1997), 219-242.

Petit, Carlos, “Derecho mercantil: entre corporaciones y Códigos”, en Bartolomé Clavero, Paolo Grossi, Francisco Tomás y Valiente (a cura di), Hispania, entre derechos propios y derechos nacionales, Milano, Giuffrè, 1990, 315-481.

Torijano, Eugenia, “Derecho civil en la Universidad de Salamanca: el informe al Proyecto de Código Civil de 1851 de la Facultad de Jurisprudencia”, en Salustiano De Dios y Eugenia Torijano (eds.), Cultura, política y práctica del Derecho. Juristas de Salamanca, siglos XV-XX, Salamanca, Universidad, 2012, 315-381.

Subir

Jesús Vallejo
Abril del 2015

 

Diccionario de catedráticos españoles de derecho (1847-1943) [en línea]. Universidad Carlos III de Madrid. Instituto Figuerola de Historia y Ciencias Sociales, 2011- . Disponible en: http://www.uc3m.es/diccionariodecatedraticos

© Los autores.

Licencia de Creative Commons
Todo el contenido de este Diccionario está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.