banner diccionario

Última actualización: 08/06/2015

Aumentar Tamaño del texto Disminuir Tamaño del texto

GIL CASARES, Felipe (1877-1953)

Catedrático de Derecho Romano y de Derecho Civil en la Universidad de Santiago de Compostela destacó, sin embargo, por su papel en política, habiendo sido alcalde de la ciudad del Apóstol en dos ocasiones y diputado en Cortes por la CEDA durante la Segunda República. Apoyó el levantamiento del General Franco y fue Rector de la Universidad compostelana y magistrado del Tribunal Supremo.

 

 

Datos biográficos

Felipe Evaristo Galo Gil-Casares Villanueva, nace en Santiago de Compostela el 16 de octubre de 1877 a las 21.30 horas y muere en Vilagarcía de Arousa el 3 de agosto de 1953. Sus padres fueron Ramón Gil Villanueva, Catedrático de Ciencias en la Universidad de Santiago de Compostela y Valentina Casares Teijeiro. Se casó con Carmen Pérez Esteso y tuvo seis hijos: Antonio, Rafael, José María, María, Miguel y María del Carmen.

Subir
 

Formación

Obtuvo el grado de Bachiller en el Instituto de Santiago el 7 de enero de 1893, logrando la calificación de sobresaliente en los dos ejercicios. Se le expidió el título el 16 de enero. En el curso 1892-93 realizó los estudios preparatorios de Metafísica, Literatura general española e Historia crítica de España. A continuación, los cursos propiamente jurídicos. Durante sus estudios de derecho logró premio en la asignatura de Derecho Internacional Privado, después de defender el tema titulado: “De las quiebras”. El 11 de junio de 1898 realizó los ejercicios correspondientes para alcanzar el grado de Licenciado en Derecho en la Universidad de Santiago de Compostela, lo que consiguió con la nota de sobresaliente. Escogió como tema el número 6: “Distinción e independencia de ambas potestades: diversas situaciones en que pueden encontrarse y necesidad de su mutua concordia”. Se le expidió el título el 8 de marzo de 1899. En la Universidad Central cursó las cuatro asignaturas del doctorado: Literatura y bibliografía jurídicas, con notable, Historia de la Iglesia y colecciones canónicas, con sobresaliente, Legislación comparada, con sobresaliente, y, por último, Historia de los Tratados, en la que obtuvo matrícula de honor. El 22 de junio de 1899 consiguió el grado de doctor en la Universidad Central, también con la calificación de sobresaliente, expidiéndosele el título el 25 de agosto. En el Archivo Histórico Nacional se conserva su tesis titulada: “El alcoholismo, enfermedad social, sus causas, efectos y remedios”, discurso doctoral de 108 cuartillas. Pidió ausentarse del acto de investidura como doctor el 23 de junio, por tener que ir a Santiago. La Dirección General de Instrucción Pública, el 27 de ese mes, le dispensó y se lo comunicó al Rector de la Universidad Central.

Subir
 

Carrera académica

Poco después de obtener el grado de doctor comenzó su actividad para conseguir una Cátedra universitaria. Así, el 26 de octubre de 1899 pidió tomar parte en la oposición para la de Derecho Civil español, común y foral de la Universidad de Granada convocada el 24 de julio de ese año, acompañando un programa de 181 lecciones, memoria del método de enseñanza y otra sobre las fuentes de conocimiento de la asignatura. El 20 de marzo de 1901, pretendería obtener alguna de las dos cátedras de Derecho Civil vacantes en las Universidades de Barcelona y Sevilla que habían sido publicadas en la Gaceta de 30 de diciembre de 1900, tras convocarse el día anterior. Para ello, presentó un trabajo a mano, de 136 páginas, titulado: “De las limitaciones impuestas a la capacidad de la mujer casada según el Derecho civil común (fundamento, historia y disposiciones del Código)”. Asimismo, acompañó un programa de la asignatura dividido en 189 lecciones.

Auxiliar interino de la Facultad de Derecho de la Universidad de Santiago de Compostela, nombrado con fecha 26 de noviembre de 1902, tomando posesión el 4 de diciembre. Recibió la gratificación anual de 1.750 pesetas.

Por Real Orden de 6 de marzo de 1905 fue nombrado auxiliar numerario del segundo grupo de la Facultad de Derecho de la Universidad de Santiago de Compostela, tomando posesión el día 15 de ese mismo mes.

Impartió las siguientes asignaturas:

Curso 1902-1903: Derecho Natural, Derecho Administrativo, Derecho Civil y Derecho Internacional público y privado.

Curso 1903-1904: Economía Política y Hacienda Pública, Derecho Civil I y Derecho Civil II.

1904-1905: Derecho Natural, Economía Política y Hacienda Pública, Derecho Penal y Derecho Civil II.

1905-1906: Derecho Romano, Economía y Hacienda, Derecho Político, Derecho Civil II.

1906-1907: Economía y Hacienda, Derecho Civil I.

1907-1908: Derecho Civil II.

1908-1909: Historia del Derecho, Derecho Político, Derecho Civil I, Derecho Civil II y Derecho Administrativo.

1909-1910: Derecho Administrativo, Derecho Civil II y Derecho Mercantil.

El 28 de octubre de 1905 pidió tomar parte en la oposición entre auxiliares para la Cátedra de Derecho Mercantil de la Universidad de Granada que había sido convocada el 30 de julio. Para ello, presentó un programa de la asignatura dividido en 81 lecciones y un trabajo encuadernado, sin foliar, titulado: “Ideas sobre el agente de comercio (Derecho mercantil alemán)”. Al año siguiente, en diciembre de 1906, solicita la cátedra de Derecho Civil de la Universidad de Sevilla, que había sido convocada el 24 de noviembre. Sus intentos por lograr la cátedra continuarían el 28 de octubre de 1907 cuando solicita concurrir a la de Derecho Civil español común y foral de la Universidad de Sevilla publicada en la Gaceta de 2 de agosto y convocada el 27 de julio. Ese mismo día también solicitó participar en la de Historia General del Derecho Español de la Universidad de Zaragoza.

En 1908, el 14 de septiembre, pediría concurrir a las cátedras de Instituciones de Derecho Romano vacantes en las universidades de Sevilla y Santiago de Compostela que habían sido convocadas en la Gaceta de 21 de julio, por Real Orden fechada el 9 de ese mes. El tribunal no se conformaría hasta marzo de 1910 y estaba integrado por: Eduardo de Hinojosa como presidente, e Ismael Calvo, Ricardo Sasera, José Manuel Segura, Esteban Jiménez de la Flor, Melquíades Álvarez y Manuel Bofarull como vocales. Suplentes serían: José Castillejo Duarte, Joaquín Ros y Gómez, Eusebio Díaz González, Francisco Casso y Fernández, José Martos de la Fuente y Cirilo Palomo Montalvo. Mostraron su interés por participar en las oposiciones los aspirantes siguientes: Rodrigo Fernández y García de la Villa, Fernando Torralba y García de Soria, Pascual Roca Gil, José Monge Bernal, Rafael Oller Alda, Manuel Rey Gacio, Adoración Martínez Durán, José Mª González de Echevarri, Máximo Peña Mantecón, José Ortiz Molina, Felipe Gil Casares, Ramón Sancho y Brased, Fernando Ferreiro Lago, Julián Rodríguez Aparicio, Manuel Miguel Traviesas, Juan Perigallo y Amargós, José Mª Fábregas del Pilar, Eduardo Canencia y Gómez, Cándido Cerdeira Fernández, José López Soro, Nicolás San Román Rodríguez, Emilio Benavente Hernández e Isidro Beato Sala.

El tribunal se constituyó el 19 de enero de 1911 en Madrid y estuvo formado por: Eduardo de Hinojosa y Naveros como Presidente y Francisco de Casso, Ismael Calvo, Esteban Jiménez de la Flor, Melquíades Álvarez, José Castillejo y Eusebio Díaz como vocales, actuando además este último como secretario. Se desarrollaron 22 sesiones, siendo convocados los opositores el 28 de enero. Ocho días antes se había procedido a aprobar el cuestionario de temas que llegaba al número de 160. En la fecha establecida se presentaron solo tres candidatos: Felipe Gil Casares, Manuel Miguel Traviesas y Rodrigo Fernández y García de la Villa.

El 30 de enero tuvo lugar el primer ejercicio. Gil Casares extrajo dos bolas: 100 y 160: “Hipoteca de cosa incorporal. Pluralidad de hipotecas: el jus offerendae pecuniae” / “Fases principales en la historia del Derecho penal romano. Delitos, penas y leyes penales más importantes. El procedimiento criminal romano en su evolución histórica antes y después de las quaestiones perpetuae: notas fundamentales.” Los opositores prepararon un trabajo por escrito durante 4 horas, separados, que leyeron ante el tribunal el 5 de febrero. Al día siguiente comenzó el segundo ejercicio. Gil Casares intervino el día 7. Extrajo cinco bolas para exponer esas lecciones ante el tribunal. Le tocaron las que contenían los números: 16, 17, 19, 67 y 152 que se correspondían con los siguientes temas:

- La Ley: formación de la misma. Partes de que constaba. El plebiscito. Relación entre la ley, el plebiscito y la patrium auctoritas.

- La Ley o Código de las XII tablas. Historia de su formación. Resumen de su contenido. Principales ensayos de restitución.

- La ciencia del Derecho y el Código de los Pontífices. Jus Flavianum. Profesión de jurisconsulto. Jurisconsultos más notables del periodo de la República.

- Referencia especial a las cosas fungibles y no fungibles: la moneda desde el punto de vista económico-jurídico.

- Notas fundamentales del procedimiento civil romano. Organización judicial para los asuntos civiles en las diferentes fases históricas. Los magistrados; los índices, las partes, la representación, el lugar y el tiempo.

Defendió estos temas durante 57 minutos. Todos los candidatos fueron aprobados.

El día 9 comenzó el tercer ejercicio. Felipe Gil intervino el día 10 de febrero. Extrajo tres bolas de las 72 de las que constaba su programa: 20, 32 y 50, eligiendo para su exposición la lección 20: “Procedimiento formulario (continuación). Procedimiento in judicio. Marcha del procedimiento. Fin del mismo. Officium Judicis. De la sentencia y sus efectos. Cosa juzgada. Exceptio rei judicatae vel in judicium deductae. Recursos. Intercessio. Revocatio in duplum. Restitutio in integrum. Apelación. Procedimientos de ejecución. Manus injectio judicati y actio judicati. Ejecución sobre la persona. Ejecución sobre los bienes. Procedimiento y efectos de la venditio bonorum. Acción pauliana. Interdictum fraudatorium. Restitutio in integrum. Otros procedimientos de ejecución sobre los bienes: bonorum dictractio: pignus ex causa judicati captum”.

Tras la preceptiva incomunicación con los libros que solicitó expuso el tema durante una hora y tres minutos.

El 13 de febrero dio comienzo el cuarto ejercicio, referido a un caso práctico. Se propusieron tres y salió a suertes uno de ellos que rezaba del siguiente modo: “Traducción y comentario de la L. 63 – D. 6.1. que comenzaba diciendo: Si culpa, non fraude (hasta) recepit, restituere”.

Los opositores gozaron de dos horas para resolverlo. Por la tarde cada opositor leyó su trabajo.

Al día siguiente se realizaría el quinto ejercicio consistente en la exposición de un trabajo por cada uno de los candidatos, siendo objetados por los demás. Gil Casares intervino el 16 de febrero habiendo empleado 22 minutos para defender el trabajo titulado: “De la condición jurídica del esclavo en Roma”, que presentó en 44 cuartillas mecanografiadas.

El último ejercicio, consistente en la defensa del programa que cada opositor había presentado, tuvo comienzo el 17 de febrero. Al terminar cada intervención los otros candidatos plantearon objeciones al que exponía. El turno para Gil Casares fue el 20 de febrero, quien explicó su programa durante 18 minutos.
Ese mismo día, a las seis de la tarde, tuvo lugar la votación secreta por parte del tribunal.

Para el primer lugar de la Cátedra, Díaz, Jiménez de la Flor y Casso votaron a Rodrigo Fernández. Castillejo, Alvarez, Calvo y el Presidente votaron a Traviesas, por lo que se nombró a este último. Para el segundo lugar las votaciones fueron las siguientes: Díaz, Castillejo, Jiménez de la Flor, Calvo, Casso y Presidente votaron a Gil Casares. Álvarez votó a Rodrigo Fernández, por lo que se procedió a nombrar al primero.

El 21 de febrero de 1911 tuvo lugar la elección de cátedras por parte de los aspirantes aprobados: Traviesas escogió Sevilla y Gil Casares se quedó con la cátedra de Santiago de Compostela.

Como consecuencia de todo este procedimiento, el 14 de marzo de 1911 se nombró a Felipe Gil Casares, Catedrático numerario de Instituciones de Derecho Romano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Santiago de Compostela. Tomó posesión del puesto el 27 del mismo mes y recibió un sueldo anual de 4.000 pesetas. Conseguía así la ansiada cátedra, pocos días después, además, de que la Gaceta publicase una Real Orden fechada el 1 de marzo de 1911 desestimando su pretensión anterior de convertirse en catedrático pero reconociéndole el derecho a concursar a Cátedras de la Facultad de Derecho al reunir los requisitos contemplados en el Real Decreto de 26 de agosto de 1910. La disposición hacía suyo el Dictamen de la Comisión calificadora nombrada por Real Orden de 21 de septiembre de 1910.

El 4 de octubre de 1909 había solicitado tomar parte de las pruebas para obtener la cátedra de Historia General del Derecho español de la Universidad Central, que había sido convocada el 29 de julio.

El 22 de julio de 1913 fue designado vocal suplente del Tribunal encargado de juzgar la oposición a Catedrático de Instituciones de Derecho romano de la Universidad de Valladolid.

Por Real Orden de 20 de octubre de 1915 ascendió al número 406 del escalafón general con la antigüedad de 1 de octubre y el salario anual de 5.000 pesetas. Tomó posesión el día 25.

Desde el 1 de septiembre de 1918 su salario se fijó en 7.000 ptas. y un año después se le aumentó hasta llegar a las 8.000 ptas.

El 10 de junio de 1920 fue nombrado Catedrático de Derecho Civil de la Universidad de Santiago de Compostela en virtud de concurso previo de traslación. Tomó posesión el 22 de junio.

Este concurso resultó algo conflictivo. Se había publicado en la Gaceta del 22 de agosto de 1919. Sólo hubo un aspirante, Gil Casares, quien fundó su solicitud en que era Catedrático de Instituciones de Derecho Romano, materia análoga al Derecho Civil, y que, en su día, había obtenido la auxiliaría del segundo grupo, que llevaba adscrita como una de sus asignaturas la de derecho civil. Añadía que había desempeñado numerosas veces esa cátedra como auxiliar interino y numerario. Además, como opositor, se había presentado a cátedras como la que quería optar. El negociado y la sección del Ministerio informaron en el sentido de que procedía declarar desierto el concurso porque el aspirante no poseía las condiciones legales exigidas en el R.D. de 30 de abril de 1915. De este mismo parecer fue el Dictamen del Consejo de Instrucción Pública, fechado el 21 de noviembre de 1919, puesto que se entendía que no desempeñaba ni había desempeñado en propiedad una cátedra igual a la vacante. El Ministerio declaró desierto el concurso en 18 de diciembre de ese año. Sin embargo, el 8 de marzo de 1920, Gil Casares, volverá a solicitar el traslado, con resultados mucho mejores para sus intereses. Así, la Comisión Permanente del Consejo de Instrucción Pública estima, el 2 de junio de 1920, que la cátedra que ostentaba era similar o análoga a la que pretendía de Derecho Civil, tal y como se recogía en la Real Orden de 24 de mayo de 1902.

El 1 de junio de 1921 pasó a cobrar 9.000 ptas. por encontrarse en el número 290 del escalafón.

En diciembre de 1931, el Ministerio de Instrucción Pública lo nombró para el desempeño por acumulación de la cátedra de Derecho Civil, parte general, de lección alterna, con la gratificación anual de 1000 ptas. Lo mismo sucedería en 16 de octubre de 1933, ahora con un salario de 2000 ptas.

Adscrito a la sección 5ª de su escalafón con el haber anual de 12. 000 ptas. por Orden de 1 de enero de 1933. Había ascendido a la sección 6ª con el sueldo de 11.000 ptas. por R.O. de 13 de enero de 1931.

Alcanzó la categoría administrativa de Catedrático de término en 1935, por Decreto fechado el 8 de enero.

El 21 de enero de 1943 logra la tercera categoría del escalafón y un sueldo anual de 22.000 ptas. Por último, el 29 de julio de 1946 logra la 2ª categoría del escalafón con el salario de 24.000 ptas. y con efectos económicos desde el 14 de julio.

Por Orden de 31 de octubre de 1947 se le jubila por haber cumplido la edad reglamentaria.

Subir
 

Otras actividades y méritos

Tuvo destacada actividad política dentro de las filas de partidos de derecha. Desde 1915 presidió un Centro Maurista en Santiago de Compostela, ciudad donde el liberalismo monterista tuvo una gran difusión.

El 3 de febrero de 1922, la Facultad de Derecho compostelana organizó dos cursillos que impartieron los profesores Gil Casares y Salvador Cabeza. El primero habló de: El nuevo concepto de Derecho, leyes y voluntad colectiva, silencio de las leyes, las modernas ideas sobre derechos patrimoniales y sobre el abuso del derecho.

Fue alcalde de Santiago de Compostela en dos ocasiones, la primera durante la dictadura de Primo de Rivera, en 1923-1924 y la segunda del 21 de noviembre de 1930 al 12 de abril de 1931.

En mayo de 1930 se publicaron en diferentes periódicos y semanarios un par de artículos suyos titulados: “El espíritu universitario” y “La nueva cultura”, en los que se quejaba de las violentas actitudes que algunos grupos de universitarios llevaban a cabo.

Proclamada la Segunda República formó parte de la CEDA, coalición por la que obtendría el acta de Diputado por la provincia de La Coruña tanto en las elecciones celebradas en 1933 como en las que tuvieron lugar en 1936. En 26 de diciembre de 1933 se le concedió la excedencia forzosa con el derecho a recibir dos tercios de los haberes en el primer caso, y el 7 de abril de 1936, en el segundo. Habiéndose disuelto las Cortes en 7 de enero de 1936 solicitó y consiguió volver a ocupar su Cátedra abandonando su excedencia forzosa, con fecha 8 de enero de ese año.

Cuando estalló la Guerra Civil se ofreció personalmente al Comandante Bermúdez de Castro en Santiago junto con treinta hombres de la J.A.P. (Juventudes de Acción Popular) para apoyar el levantamiento.

El 8 de noviembre de 1936 fue nombrado Rector de la Universidad de Santiago de Compostela, pocos meses después del inicio de la Guerra Civil.

Magistrado del Tribunal Supremo desde el 10 de noviembre de 1938.

Por Orden de 30 de noviembre de 1938 se le concedió la excedencia en la cátedra a partir del 25 de ese mes.

Por Orden de 9 de julio de 1942 fue nombrado Vocal Propietario del Tribunal de Apelación de los Tribunales Tutelares.

Por Decreto de 24 de octubre de 1952 se le declara jubilado como Magistrado del Tribunal Supremo por haber cumplido la edad reglamentaria. 

Subir
 

Principales obras

El concepto de la simulación en la jurisprudencia del Tribunal Supremo. Discurso de inauguración del curso académico 1931-1932 en la Universidad de Santiago de Compostela, (Santiago, 1931).

Fé, patriotismo, pedagogía. Discursos pronunciados en los cursillos de religión y moral celebrados en Lugo los días 24, 25, 26, 27, 28 y 29 de mayo de 1937, (Lugo, 1937).

Subir
 

Fuentes

  • AGA 31/15831, (631-2): Expediente personal.
  • AGA 31/03996, (12568-8): Expediente personal.
  • AGA 32/07331 (5356-4): Oposición a Cátedras.
  • AHN, Universidades, Caja 4133, exp. 1: Felipe Gil Casares.
  • AHUS (Archivo Histórico Universitario de Santiago), Fondo Universitario, Secretaría General, Registro de títulos A-555, f. 80r y 85r.
  • AHUS, Fondo Universitario, Legajo 528, exp. 2: Expediente personal y docente.
  • Manuel Silva Ferreiro, Galicia y el Movimiento Nacional: páginas históricas, (Santiago, 1938), p. 111.
  • Miguel Cabo, Antonio Míguez, “El maurismo en Galicia. Un modelo de modernización conservadora en el marco de la Restauración”, en Hispania, vol. LXIX, n. 231, enero-abril 2009, p. 91.
Subir

Eduardo Cebreiros Álvarez

12 de marzo del 2014

 

Diccionario de catedráticos españoles de derecho (1847-1943) [en línea]. Universidad Carlos III de Madrid. Instituto Figuerola de Historia y Ciencias Sociales, 2011- . Disponible en: http://www.uc3m.es/diccionariodecatedraticos

© Los autores.

Licencia de Creative Commons
Todo el contenido de este Diccionario está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.