banner diccionario

Última actualización: 27/09/2013

Aumentar Tamaño del texto Disminuir Tamaño del texto

FÁBREGA Y CORTÉS, Magín (1855-1926)

Enseñó en la Universidad de Barcelona durante más de cuarenta años, primero como profesor auxiliar, después como catedrático de Derecho procesal civil, penal, canónico y administrativo y Teoría y Práctica de redacción de instrumentos público, y, finalmente, como catedrático de Procedimientos Judiciales, Práctica Forense y redacción de instrumentos públicos. Publicó diversos manuales que tuvieron notable difusión en la Universidad y el Foro españoles a lo largo del primer tercio del siglo pasado. En sus obras procesales se mantuvo fiel a la concepción procedimentalista y exegética de origen francés, en la que se había formado. No llegó a adentrarse en el conocimiento de la dogmática procesal alemana e italiana de su tiempo.

 

Datos biográficos

Nació el 23 de septiembre de 1855 en Suria (Barcelona), y no en la ciudad de Barcelona, como se indica, por error, en algunas notas biográficas.

Le fueron impuestos los nombres de Magín, Domingo y José.

Falleció en Barcelona el 20 de julio de 1926.

Nombres de los padres: Valentín y Teresa. Abuelos paternos: Joan Fábrega y María Vilajoana. Abuelos maternos: Domingo Cortés y Teresa Bonmartí.

Subir
 

Formación

Estudió el Bachillerato en el Instituto de Vic (Barcelona), pero posteriormente revalidó sus estudios en el Instituto de Figueres (Girona), y el 20 de junio de 1871 realizó en este Instituto los ejercicios correspondientes al grado de Bachiller, obteniendo en ambos la calificación de sobresaliente.

Cursó simultáneamente en la Universidad de Barcelona las Licenciaturas de Filosofía y Letras y de Derecho Civil y Canónico.

El 21 de enero de 1876 verificó los ejercicios del grado de Licenciado en Filosofía y Letras, consiguiendo la calificación de sobresaliente.

El 25 de mayo de 1880 superó con la calificación de aprobado los ejercicios del grado de Licenciado en Derecho Civil y Canónico.

Durante el curso 1880-1881 estudió en la Universidad de Madrid las asignaturas del Doctorado en Derecho Civil y Canónico, logrando en todas ellas la calificación de sobresaliente. El 24 de octubre de 1881 realizó los ejercicios del grado de Doctor, obteniendo la calificación de sobresaliente. Su discurso o tesis de doctorado versó sobre el tema “Idea y juicio de las penas señaladas en el Código Penal vigente”.

El 27 de octubre de 1884 culminó en la Universidad de Barcelona la Licenciatura de Derecho Administrativo, consiguiendo la calificación de sobresaliente en los ejercicios correspondientes al grado de Licenciado.

Subir
 

Carrera académica

Magín Fábrega y dos aspirantes más se presentaron a las oposiciones convocadas para proveer dos plazas de profesores auxiliares gratuitos en la Facultad de Derecho de la Universidad de Barcelona (Real Orden de 23 de agosto de 1881, publicada en la Gaceta de Madrid del 2 de septiembre del mismo año). El tribunal fue presidido por Manuel Durán y Bas, que era por entonces Decano de aquella Facultad de Derecho. Como vocales del tribunal fueron nombrados José Flaquer, Francisco de Sales Jaumar, José María Planas y Casals, Pedro del Balzo, Guillermo María de Brocá y Manuel Anglasell y Serrano. Pero, por causa de enfermedad, este último no llegó a formar parte del tribunal, que se constituyó con seis miembros, a los que se les agradeció el servicio que habían prestado al actuar gratuitamente como integrantes del tribunal de las oposiciones (Gaceta de Madrid del 5 de junio de 1882). Las dos plazas de auxiliares fueron adjudicadas por unanimidad a Juan Coll y Pujol, que obtuvo el primer puesto, y a Magín Fábrega, que consiguió el segundo lugar.

En consecuencia, Magín Fábrega fue nombrado profesor auxiliar gratuito de la Facultad de Derecho de la Universidad de Barcelona el 31 de mayo de 1882. Tomó posesión el 10 de junio de 1882. El 7 de agosto de 1889 fue nombrado profesor auxiliar retribuido de la misma Facultad, tomando posesión el 16 de agosto de 1889. Cesó en sus funciones de profesor auxiliar el 4 de enero de 1890.

En su condición de profesor auxiliar, impartió clases de diversas asignaturas desde el curso 1882-1883 hasta el curso 1888-1889. No obstante, la mayor parte de su docencia durante ese periodo estuvo dedicada a las asignaturas de contenido procesal, hasta el punto de que llegó a impartir cursos enteros de esas materias durante cinco años académicos: 1882-1883, 1884-1885, 1885-1886, 1887-1888 y 1888-1889.

Siendo profesor auxiliar, Magín Fábrega se presentó a las oposiciones que se convocaron el 6 de noviembre de 1884 (Gaceta de Madrid del día siguiente) para proveer las cátedras de Derecho procesal civil, penal, canónico y administrativo y Teoría y Práctica de redacción de instrumentos públicos de las Universidades de Barcelona, Oviedo, Santiago y Valencia. La cátedra de la Universidad de Barcelona estaba vacante a causa del fallecimiento de su último titular, Manuel Anglasell y Serrano. Las cátedras mencionadas de las Universidades de Oviedo, Santiago y Valencia eran de nueva creación. Fueron admitidos dieciocho candidatos (Gaceta de Madrid del 1 de enero de 1887). Después de diversos nombramientos y sustituciones, el tribunal quedó constituido con Felipe Sánchez Román como presidente y Melchor Salvá y Hormaechea, José María Pantoja, Nicolás del Paso, Demetrio Gutiérrez Cañas, Tomás Montejo y Rica y Ángel Rodríguez de Salamanca como vocales (Gaceta de Madrid del 12 de enero del 1887). Comparecieron siete opositores a realizar los ejercicios, que tuvieron lugar entre los meses de enero y marzo de 1887.

El desenlace de esas oposiciones fue bastante singular. Por seis votos contra uno, el tribunal acordó no haber lugar a la provisión de ninguna de las cuatro cátedras convocadas. Asimismo, en cumplimiento de lo dispuesto en la normativa reguladora de las oposiciones, el tribunal calificó el mérito relativo de los opositores, obteniendo el primer puesto Magín Fábrega. Las oposiciones se celebraron con sujeción a los Reales Decretos de 2 de abril de 1875 (Gaceta de Madrid del día siguiente), 15 de mayo de 1884 (Gaceta de Madrid del día 17 del mismo mes) y 13 de septiembre de 1886 (Gaceta de Madrid del 22 del mismo mes). Los cuatro candidatos que ocuparon, respectivamente, los cuatro primeros lugares en la calificación del éxito relativo solicitaron ser nombrados catedráticos, pero el Consejo de Instrucción Pública emitió el 2 de abril de 1887 un informe negativo respecto de esa petición.

Por ello, el 19 de julio de 1887 (Gaceta de Madrid del 30 del mismo mes) se convocaron unas nuevas oposiciones para proveer las referidas cuatro cátedras de Derecho procesal civil, penal, canónico y administrativo y Teoría y Práctica de redacción de instrumentos públicos de las Universidades de Barcelona, Oviedo, Santiago y Valencia. En esta ocasión fueron admitidos veintiún candidatos (Gaceta de Madrid del 30 de septiembre de 1888), entre los que figuraba Magín Fábrega. Las oposiciones se celebraron entre los meses del octubre y diciembre de 1888, realizando los ejercicios nueve opositores. El primer puesto fue adjudicado a Magín Fábrega, que obtuvo cinco de los siete votos del tribunal.

Gracias al resultado favorable logrado en esas oposiciones, Magín Fábrega fue nombrado catedrático de Derecho procesal civil, penal, canónico y administrativo y Teoría y Práctica de redacción de instrumentos públicos de la Universidad de Barcelona el 29 de diciembre de 1888. Tomó posesión el 5 de enero de 1889.

A causa de los cambios introducidos en el plan de estudios de Derecho por el Real Decreto de 26 de julio de 1892 (Gaceta de Madrid del día 30 del mismo mes), Magín Fábrega cesó como catedrático de Derecho procesal civil, penal, canónico y administrativo y Teoría y Práctica de redacción de instrumentos públicos de la Universidad de Barcelona el 21 de julio de 1892. Pocos días después, el 28 de julio de 1892 fue nombrado catedrático de Procedimientos Judiciales y Práctica Forense y redacción de instrumentos públicos de la misma Universidad. Tomó posesión del nuevo cargo el 1 de agosto de 1892.

El 25 de octubre de 1897 Magín Fábrega fue nombrado por el Rector de la Universidad de Barcelona Vicesecretario de la Facultad de Derecho de esa Universidad a propuesta del Decano.

En sustitución del Rector de la Universidad de Barcelona, Valentín Carulla Margenat, y por encargo de éste, Magín Fábrega desempeñó las funciones de Rector a lo largo de diversos y breves periodos de tiempo correspondientes al año 1918, durante los que el Rector titular debió ausentarse de Barcelona.

Mediante Real Orden de 18 de diciembre de 1919, Magín Fábrega fue nombrado Vicerrector de la Universidad de Barcelona. Tomó posesión del cargo el 18 de enero de 1920. En 1921 fue reelegido para el mismo cargo, obteniendo 56 de los 60 votos emitidos en el correspondiente Claustro.

Durante su etapa de Vicerrector de la Universidad de Barcelona, Magín Fábrega ejerció las funciones de Rector de dicha Universidad en numerosos periodos de tiempo, a causa de las frecuentes ausencias del Rector.

El 22 de octubre de 1923 falleció el Rector de la Universidad de Barcelona, Valentín Carulla Margenat. Por ello, Magín Fábrega se hizo cargo provisionalmente del Rectorado desde el 23 de octubre de 1923 hasta el 20 de noviembre del mismo año, fecha en la que tomó posesión el nuevo Rector, Andrés Martínez Vargas.

El 23 de septiembre de 1925 Magín Fábrega cumplió los setenta años, por lo que se decretó su jubilación (Real Orden de 25 de septiembre de 1925, publicada en la Gaceta de Madrid del día 27 del mismo mes). Al mismo tiempo, cesó en su cargo de Vicerrector de la Universidad de Barcelona.

Unos días después, el 2 de octubre de 1925, el Rector de esa Universidad propuso al Ministerio de Instrucción Pública que Magín Fábrega continuara como Vicerrector honorario, a pesar de su jubilación. No consta si la propuesta del Rector fue acogida.
Magín Fábrega falleció el 20 de julio de 1926 en su casa-torre de la barriada de la Salud de Barcelona, según informó La Vanguardia del día siguiente.

Algunos de los alumnos de Magín Fábrega llegarían a convertirse en destacados procesalistas. Es el caso de José Xirau Palau (1893-1982) y Santiago Sentís Melendo (1900-1979). Este último recordó en diversas ocasiones elogiosamente las enseñanzas recibidas de Magín Fábrega, respecto de las que, entre otras cosas, dijo: “Muy viejo era ya en el curso 1923-24 don Magín Fábrega y Cortés, próximo a la jubilación; pero sus enseñanzas, siempre provechosas, no inutilizaban para una posterior adquisición de conocimientos más modernos”.

También fueron alumnos de Magín Fábrega algunos de los mejores escritores catalanes del siglo pasado. Por ejemplo, Josep Pla (1897-1981) recuerda en El quadern gris a su profesor de Procedimientos Judiciales y Práctica Forense Magín Fábrega. Y Josep María de Sagarra (1894-1961) dejó escrito un espléndido retrato de éste en sus Memòries. Si bien las Memòries de Sagarra fueron escritas en catalán, las citaré por una versión castellana, que, por cierto, lleva un prólogo de Camilo José Cela. Sagarra recuerda a su profesor de Procedimientos Judiciales y Práctica Forense y el contenido de estas asignaturas y los exámenes:

“Don Magín Fábrega me aprobó los Procedimientos judiciales, pero al llegar a la Práctica forense me sacudió el estacazo definitivo”.

“Don Magín era obeso, soñoliento, de una monótona regularidad, pero era sólidamente humano y tenía una cierta grandeza de Neptuno jurídico que lo hacía notable en todos los sentidos […] le gustaba arrear algún escopetazo a las perdices e iba de caza engalanado con una blusa cortita y una gorra de hilo que, combinadas con sus bigotes de pinnípedo gigante, le daban el aire de un ochocentista y prudente artesano o de una blancuzco propietario rural que aprovechaba la mañana del domingo para darse una vuelta por la viña y comerse cuatro higos de os que todavía conservan la gotita del rocío y comunican a los labios el misterioso fresco de una noche de setiembre”.

“En clase don Magín pontificaba imperturbablemente una hora y media, que comenzaba a las ocho y terminaba a las nueve y media de la mañana. La oración de aquella cátedra era monocorde, grave, progresaba en una oleada lenta y pastosa, como de mar de yeso o de espeso chocolate, y, naturalmente, invitaba al cabeceo y a descabezar el sueño. En su discurso llegaba un momento que parecía que el propio don Magín fuera a dormirse; pero, levantando de nuevo la grandiosa cabeza y pasándose la mano episcopalmente por las mejillas o la nuca, como si se quisiera administrar una fricción de ciencia o de energía, don Magín reanudaba el hilo oratorio con ese ritmo antiguo y esencial de un buey macizo que sigue una rastrojera de punta a punta”.

“En la retórica del doctor Fábrega el Derecho Procesal no producía ningún fenómeno emotivo ni invitaba a la broma; la materia discurría sobre los carriles de las leyes y los reglamentos y solo de vez en cuando, cuando citaba alguna opinión, o a un autor famoso, la cosa se animaba un poco, como, por ejemplo, cuando entre los juristas opinantes aparecía un célebre italiano llamado Papafava (sic) (?). No hay duda de que este apellido, perfectamente respetable, antes de las nueve de la mañana y en un clima de juicio ordinario, nos hería los oídos con una comicidad diabólica”.

“¡Simpático y magnífico este don Magín! […]”.

“Considerábamos la clase de don Magín como un latazo, y probablemente lo era. Sin embargo, hoy, situándola a distancia, en un rincón pintado de verde de mi vida, la clase de don Magín, y sobre todo él, con su peso, su mentalidad y su volumen, me resultan poseía histórica […]”.

“En el momento de la Práctica Forense, como he dicho, don Magín vio que yo me había pasado un poco de la raya tomándome las cosas a beneficio de inventario. El excelente caballero me tenía la mejor voluntad, y yo incluso era capaz de hacerle sonreír. Sus compañeros de claustro le excitaban para que me aprobase e hiciese un poco la vista gorda, pero don Magín, hombre de rigurosa conciencia, aunque en mi caso se le inclinase el corazón por el lado de aflojar un poco, venía a fortalecerlo una ética reacción y le hacía responder a los que se interesaban por mi suerte:`¡No y no! Menos poesía y más práctica” .

“Llegó el examen y no di ni una. Fue un experimento largo y penoso, en el que don Magín intentó ayudarme, cosa que no solía hacer, y por último el justísimo suspenso vino a dar por terminada una antipática situación […]”.

“Después de El mal cazador, frené un poco la combustión poética. Llegó mayo de 1916; don Magín me aprobó la Práctica […]”.

Subir
 

Otras actividades y méritos

Magín Fábrega estuvo incorporado al Colegio de Abogados de Barcelona desde el 27 de abril de 1881 hasta el 20 de julio de 1926, fecha de su defunción. Durante ese periodo de tiempo, fue alternando varias etapas en las que figuró como abogado ejerciente con otras, más breves, en las que permaneció en el Colegio en calidad de abogado no ejerciente.

En los años ochenta del siglo XIX Magín Fábrega ingresó en la Academia de Jurisprudencia y Legislación de Barcelona, llegando a formar parte de su Junta de Gobierno en diversos periodos y con distintos cargos. Impartió en esa Academia distintas conferencias sobre temas de Derecho Procesal.

En 1911 fue nombrado magistrado suplente de la Audiencia de Barcelona.

Formó parte del “Patronato de niños presos y abandonados”.

En 1899 fue nombrado miembro del tribunal de oposiciones a una plaza de oficial del Ayuntamiento de Barcelona.

El 30 de septiembre de 1911 el Rector de la Universidad de Barcelona, a propuesta del Decano de la Facultad de Derecho, nombró a Magín Fábrega para formar parte del tribunal de exámenes de aspirantes al cargo de procurador de los tribunales.

El 6 de noviembre de 1911 Magín Fábrega asistió, en sustitución del Rector de la Universidad de Barcelona, a la Junta provincial del censo electoral correspondiente a Barcelona.

Subir
 

Principales obras

Programa de la asignatura de procedimientos judiciales, Impr. La Hormiga de Oro, Barcelona, 1897 (170 págs.).

Apuntes de práctica forense, Impr. La Hormiga de Oro, Barcelona, 1901 (500 págs.). Incluye el programa de la asignatura de Práctica Forense y Redacción de instrumentos públicos del curso 1901 a 1002, impartido por el Doctor Magín Fábrega Cortés en la Universidad de Barcelona.

Apuntes de procedimientos judiciales, La Neotipia, Barcelona, 1907 (651 págs.).

Apuntes de práctica forense, La Neotipia, Barcelona, 1908 (564 págs.).

Apuntes de algunas lecciones del notariado, Imprenta editorial barcelonesa, Barcelona, 1913 (125 págs.).

Lecciones de procedimientos judiciales, 2ª ed., Imp. La Neotipia, Barcelona, 1921 (658 págs.).

Lecciones de práctica forense: segundo curso de procedimientos judiciales, 2ª ed., Libr. Bastinos de José Bosch, Barcelona, 1921 (676 págs.).

Discurso inaugural leído en la solemne apertura del curso académico de 1922 a 1923 ante el claustro de la Universidad de Barcelona por Magín Fábrega y Cortés, J. Horta, Barcelona, 1922, (39 págs.).

Lecciones de procedimientos judiciales, 3ª ed., Libr. Bastinos de José Bosch, Barcelona, 1928 (634 págs.). Esta edición es póstuma, y, si bien Magín Fábrega la dejó preparada en los puntos fundamentales, fue completada por un autor desconocido.

Subir
 

Fuentes

  • AGA 31/15696, expediente personal.
  • AGA 32/7291, leg. 5341/1.
  • AGA 32/7294.
  • Arxiu Històric de la Universitat de Barcelona, expediente personal.
  • Arxiu Nacional de Catalunya, Fons ICAB, expediente personal
  • AHN, Universidades, 3964, exp. 1.
  • Santiago Sentís Melendo, Estudios de Derecho Procesal, Ediciones Jurídicas Europa-América, Buenos Aires, 1967.
  • Josep María de Sagarra, Memòries, Aedos, Barcelona, 1954.
  • Josep María de Sagarra, Memorias, traducción de Fernando Gutiérrez, con prólogo de Camilo José Cela, Noguer, Barcelona, 1957.
  • “Don Magín Fábrega Cortés” (nota necrológica), en La Vanguardia, edición del 21 de julio de 1926.
Subir

Manuel Cachón Cadenas
24 de febrero del 2012 / 24 de mayo de 2012

 

Diccionario de catedráticos españoles de derecho (1847-1943) [en línea]. Universidad Carlos III de Madrid. Instituto Figuerola de Historia y Ciencias Sociales, 2011- . Disponible en: http://www.uc3m.es/diccionariodecatedraticos

© Los autores.

Licencia de Creative Commons
Todo el contenido de este Diccionario está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.