banner diccionario

Última actualización: 16/12/2014

Aumentar Tamaño del texto Disminuir Tamaño del texto

MONTERO RÍOS, Eugenio (1832-1914)

Jurista y político de enorme relevancia durante el Sexenio y la Restauración. Sus inicios se centraron en la vida universitaria, como catedrático en Santiago de Compostela, pero pronto ocuparía los más altos cargos de los tres poderes al ser nombrado Presidente del Gobierno, del Senado y del Tribunal Supremo. A él se debieron importantes actuaciones legislativas tanto en el ámbito civil como en el penal o el procesal (Ley del Registro Civil, Ley del Matrimonio Civil, reorganización de los tribunales, Ley de Enjuiciamiento Criminal, Código Penal…).

 

 

Datos biográficos

Nació en Santiago de Compostela el 13 de noviembre de 1832. Hijo de Ángel Montero Patiño, escribano, y María Francisca Ríos, era el cuarto de cinco hermanos (Mª Pastoriza, Ángel, José y Mª Concepción). Casó con Avelina Villegas Rubiños en 1862. Tuvieron ocho hijos: Josefina, Ángel, Gerardo, Eugenio, Andrés Avelino, Mª Victoria, Mª Eugenia y Dolores. Murió en Madrid el 12 de mayo de 1914.

Subir
 

Formación

Bachiller en Filosofía el 24 de septiembre de 1851 por unanimidad de votos. Bachiller en Jurisprudencia el 2 de octubre de 1856 con premio extraordinario.

Había cursado el primer año de Filosofía de 1843 a 1844. Se le abonaron el 2º y 3º curso conforme a la R.O. de 29 de septiembre de 1845. De 1845 a 1846 cursó el 4º de Filosofía en el Seminario Conciliar de Santiago, agregado a la Universidad. De 1850 a 1851 siguió el 5º año. Entre 1851 y 1858 se formó en jurisprudencia superando los siete cursos de la carrera en la Universidad de Santiago. En la Facultad de Teología, agregada a la Universidad en el Seminario Conciliar, desarrolló los tres años de Teología de 1847 a 1850. Tanto en los siete años de jurisprudencia como en los tres de teología siempre obtuvo la calificación de sobresaliente.

Licenciado en Jurisprudencia con premio extraordinario por la Universidad de Santiago de Compostela el 29 de septiembre de 1858. El tribunal que le concedió este grado estuvo compuesto por Fernando Rosende, Juan Neira y Pablo Zamora. El día 27 tuvo lugar el primer ejercicio, que consistía en la realización de diversas preguntas y le aprobaron por unanimidad. Al día siguiente, en el segundo, escogió entre los puntos a sorteo el titulado: “Explicación del sacramento del bautismo. Concilio tridentino, sesión siete, de baptismo, canon dos”. Tras aprobar también, el 29 de septiembre se desarrolló el ejercicio práctico, que también superó. El grado le fue conferido el 4 de octubre.

En el curso 1858-59 se matriculó de las asignaturas de doctorado en la Universidad Central: Derecho Internacional, Legislación comparada e Historia Eclesiástica.
El 29 de junio de 1859 se convierte en Doctor en Derecho, sección de Derecho civil y Canónico, en la Universidad Central con la calificación de sobresaliente y premio extraordinario, otorgado el 29 de septiembre. Recibió la investidura el 24 de octubre de 1859. La memoria leída ante el claustro de la Universidad Central tuvo por título: “El privilegio del fuero en las causas civiles y negocios temporales de los clérigos, ¿fue concedido por los Príncipes?”.

Subir
 

Carrera académica

El 24 de diciembre de 1859 pide se le admita a la Cátedra de Disciplina General de la Iglesia y particular de la de España vacante en la Universidad de Oviedo. Ganó la cátedra por oposición el 26 de junio de 1860 y la permutó con la de Santiago de Compostela a Guillermo Estrada y Villaverde por Real Orden de 27 de junio de 1860, tomando posesión el 18 de julio de ese año. Ya en 12 de septiembre de 1861 pedía licencia para curarse por problemas nerviosos por sus trabajos científicos. Tal vez, esta situación pudo venir provocada por la respuesta crítica que Jacobo Gil Villanueva realizó a su discurso de recepción solemne en el Claustro de la Universidad de Santiago el 17 de marzo de 1861 y que versó sobre “Ultramontanismo y cismontanismo en la historia y en la ciencia”.

El 12 de mayo de 1862 pidió se le otorgase la cátedra de esa materia en Sevilla puesto que por el clima de Santiago padecía frecuentes catarros graves que ponían en riesgo su salud. No se pudo acceder a esto porque la cátedra que pedía no estaba vacante. Por concurso y según R.O. de 15 de junio de 1864 se le nombró catedrático de Historia y Elementos de Derecho Civil español, común y foral de la Universidad Central habiendo tomado posesión el 22 de junio. Por R.O. de 28 de octubre de 1865 fue encargado de desempeñar la cátedra de Instituciones de Derecho Canónico en la Universidad Central. Por R.O. de 27 de febrero de 1866 fue ascendido al número 207 en el escalafón. El 26 de marzo de 1872 obtiene la categoría de ascenso. El 9 de enero de 1870 se le nombró Ministro de Gracia y Justicia cesando en la Universidad hasta el 5 de enero de 1871 en que volvió al servicio activo, tomando posesión el 1 de febrero. Fue nombrado nuevamente ministro de Gracia y Justicia por R.D. de 13 de junio de 1872 hasta el 11 de febrero de 1873 en que dimitió del ministerio volviendo a la Cátedra por orden del Gobierno de la República el 26 de mayo de 1873.

Presentó su renuncia a la cátedra el 13 de abril de 1875, siéndole admitida el 22 del mismo mes, dentro del movimiento de profesores que criticaron la persecución que durante el gobierno de Cánovas se realizaba a determinados postulados y pensamientos. En el texto de su renuncia se reserva el derecho a regresar si desaparecían las causas que le habían forzado a presentar su dimisión, centradas básicamente en el control y persecución de aquellos que exponían doctrinas contrarias a la ortodoxia católica y a la Monarquía. A su juicio, se limitaban dos grandes libertades, la de conciencia y la de pensamiento, aplicada a la enseñanza, entendiendo, asimismo, que la cátedra universitaria no podía servir de espacio para defender posturas partidistas y sectarias.

Su enseñanza universitaria se había decantado por una tendencia novedosa en los estudios canónicos, más racionalista o laica, prescindiendo de la idea de sociedad perfecta para entender las relaciones Iglesia-Estado desde una perspectiva histórica y sociológica.

Por R.O. de 29 de abril de 1881 se le nombró para la Cátedra de Estudios superiores de Derecho Público Eclesiástico en la Universidad Central, correspondiente a los estudios de doctorado, tomando posesión el 7 de junio.

Miembro del tribunal de la cátedra de Derecho Romano en las Universidades de Barcelona, Salamanca y Sevilla, nombrado el 29 de septiembre de 1862. También en 18 de diciembre de 1865 se le nombró para el tribunal de cátedras supernumerarias de Derecho Romano, Derecho canónico y Disciplina eclesiástica en las Universidades de Barcelona, Granada, Oviedo, Salamanca, Santiago y Zaragoza.

Subir
 

Otras actividades y méritos

Recibió el título de abogado el 20 de noviembre de 1858. 

Diputado a Cortes en las Constituyentes de 1869 por la provincia de Pontevedra y en otras muchas legislaturas por las provincias de La Coruña y Madrid.

Subsecretario del Ministerio de Gracia y Justicia en comisión y sin sueldo desde el 14 de julio de 1869, hasta enero de 1870, ostentando la cartera de este Ministerio Ruiz Zorrilla.

Ministro de Gracia y Justicia desde el 9 de enero de 1870 al 4 de enero de 1871 en el gobierno de Prim, siendo impulsor de la Ley de matrimonio civil y también de la del Registro Civil. Volvió a ocupar esta cartera desde el 24 de julio de 1871 al 5 de octubre de ese año. También desde el 13 de junio de 1872 al 12 de febrero de 1873. Por último, en el gobierno de Sagasta, desde el 11 de diciembre de 1892 y hasta el 6 de julio de 1893.

Vocal de la clase de Diputados del Consejo de gobierno y administración del fondo de redención y enganches del servicio militar desde el 20 de mayo de 1871.

El 14 de enero de 1874 se le nombró Presidente de la Junta de las obras del Palacio de Justicia, cesando del cargo el 7 de octubre del mismo año.

Participó en la creación de la Institución Libre de Enseñanza en 1876, tras los problemas por el control de la Universidad que el gobierno pretendía llevar a cabo, siendo nombrado su rector al año siguiente.

En 1879 perdió las elecciones para ser designado senador por la Universidad de Santiago de Compostela. Obtuvo 31 votos frente a los 35 del elegido, Juan José Viñas.

Como socio del Ateneo de Madrid, optó a la presidencia de la Sección de Ciencias Morales y Políticas. Para ello contó con la inestimable ayuda de Cristino Martos, quien escribió varias cartas a Antonio Cánovas del Castillo para que le recomendase entre sus amigos. Su oponente era González Serrano, quien fue elegido en 1882, por lo que todo apunta a que Montero Ríos no logró su objetivo, pese a todos los intentos.

Ministro de Fomento desde el 27 de noviembre de 1885 y hasta el 10 de octubre de 1886.

Presidente del Consejo de Instrucción Pública desde el 15 de octubre de 1886 al 4 de octubre de 1890 y entre el 19 de octubre de 1897 y el 24 de marzo de 1899.

Presidente del Tribunal Supremo desde el 7 de mayo de 1888 al 10 de septiembre del mismo año.

Senador vitalicio desde el 26 de octubre de 1889.

Entre el 16 de marzo de 1888 y el 10 de abril de 1891 fue Presidente y Vocal de la Comisión del plan de Ferrocarriles secundarios.

Presidente del Senado desde el 10 de noviembre de 1894 hasta el 7 de mayo de 1896 en que es sustituido por José Elduayen y desde el 18 de abril de 1898 al 30 de mayo de 1899 en que ocupa su puesto Arsenio Martínez Campos. También entre el 8 de junio de 1901 y el 15 de mayo de 1903, en que se nombra a Marcelo de Azcárraga. Igualmente, desde el 17 de septiembre de 1906 y durante esa legislatura. Por último, entre el 9 de junio de 1910 y el 11 de junio 1913.

Vicepresidente del Real Consejo de Sanidad entre el 21 de febrero de 1894 y el 14 de diciembre del mismo año.

Vocal de la Sección primera de la Comisión General de Codificación por nombramiento efectuado el 11 de febrero de 1895. Pasó a ser Presidente de Sección desde el 14 de noviembre de 1898.

Presidente de la delegación española encargada de firmar el Tratado de París con Estados Unidos en 1898.

Académico de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas desde el 26 de junio de 1887. El tema de su discurso de ingreso fue: “El crédito agrícola”, habiéndole contestado Laureano Figuerola.

Consejero de Estado desde el 17 de mayo de 1904.

Presidente del Gobierno del 23 de junio de 1905 al 1 de diciembre de ese año, dimitiendo tras el incidente del semanario ¡Cu-cut!.

Collar de la Orden de Carlos III otorgado el 12 de febrero de 1894.

Fue nombrado Caballero de la Orden del Toisón de Oro el 30 de agosto de 1895.

Recibió la Gran Cruz de la orden civil de Alfonso XII el 6 de junio de 1902.

Subir
 

Principales obras

- Memoria sobre el origen y relaciones de la Economía Política, (Santiago, 1855).
- “Sucesiones ab-intestato: parientes naturales”, en Revista General de Legislación y Jurisprudencia, año 7, tomo 14, 1859, pp. 42-56 y 204-215.
- “Sobre la ley 61 de Toro”, en Revista General de Legislación y Jurisprudencia, año 7, tomo 14, 1859, pp. 157-166.
- “Impedimentos de parentesco y sus dispensas”, en Revista General de Legislación y Jurisprudencia, año 7, tomo 14, 1859, pp. 335-347; año 7, tomo 15, 1859, pp. 34-46.
- El privilegio del fuero en las causas civiles y negocios temporales de los clérigos ¿fue concedido por los príncipes?, memoria leída ante el Claustro de la Universidad Central en el acto de recibir las insignias de Doctor en Derecho Civil y Canónico, (Madrid, 1859). Publicado también como: “Del privilegio del fuero eclesiástico: su origen y conveniencia actual”, en Revista General de Legislación y Jurisprudencia, año 7, tomo 15, 1859, pp. 212-229.
- Ultramontanismo y Cismontanismo en la Historia y en la Ciencia, (Santiago, 1861). Publicado también como: “Del Ultramontanismo y Cismontanismo”, en Revista General de Legislación y Jurisprudencia, año 10, tomo 20, 1862, pp. 7-31, 145-166, 257-272 y 369-388.
-Discurso pronunciado por el Diputado Don Eugenio Montero Ríos en la sesión del 14 de abril de 1869 en la Asamblea Constituyente, (Santiago, 1869).
- Discurso leído por Eugenio Montero Ríos, Ministro de Gracia y Justicia, en la solemne apertura de los tribunales celebrada en 15 de septiembre de 1870, (Madrid, 1870). Publicado también como: “Breves indicaciones acerca de las nuevas leyes relativas al derecho penal y organización del poder judicial: Idea sobre la alta misión del Magistrado”, en Revista General de Legislación y Jurisprudencia, año 18, tomo 37, 1870, pp. 241-250.
- Discurso leído por el Excmo. Sr. D. Eugenio Montero Ríos, Ministro de Gracia y Justicia en la solemne apertura de los tribunales, celebrada en 16 de septiembre de 1872, (Madrid, 1872).
- Discurso en la sesión inaugural del curso 1875 a 1876 de la Academia Matritense de Jurisprudencia y Legislación celebrada el 30 de noviembre de 1875, (Madrid, 1875).
- “¿Debe concederse en España el exequator a las sentencias de los Tribunales ingleses?”, en Revista General de Legislación y Jurisprudencia, año 24, tomo 49, 1876, p. 5-31.
- Discurso leído en la apertura del curso académico de 1877-78 por el Rector Excmo. Sr. D. Eugenio Montero Ríos al tomar posesión de su cargo, (Madrid, 1877).
- Las elecciones pontificias: primera conferencia pronunciada en la Institución Libre de Enseñanza el 25 de noviembre de 1877, (Madrid, 1877).
- El futuro cónclave: segunda conferencia pronunciada en la Institución Libre de Enseñanza el 2 de diciembre de 1877, (Madrid, 1877).
- “Prestaciones señoriales: quinto de frutos y medio de diezmo”, en Revista de los Tribunales, año 4, 2ª época, tomo 1, 1878, pp. 144-151.
- “Derecho foral aragonés. Capitulaciones matrimoniales, testamento de hermandad”, en Revista de los Tribunales, año 5, 2ª época, tomo 2, 1879, pp. 57-70.
- “Cuestión legal: ¿Caduca el legado de especie por la venta de la cosa legada, hecha sin necesidad por el testador después de otorgado el testamento?”, en Revista General de Legislación y Jurisprudencia, año 30, tomo 60, 1882, pp. 337-377.
- El crédito agrícola: discursos leídos ante la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas en la recepción pública de D. Eugenio Montero Ríos el domingo 26 de junio de 1887, (Madrid, 1887). Publicado también en Revista General de Legislación y Jurisprudencia, tomo 72, 1888, pp. 315-339 y pp. 438-457.
- Fundación del Excmo. Sr. D. Manuel Ventura Figueroa: Memoria que al dimitir su cargo de juez protector de esta fundación eleva Don Eugenio Montero Ríos al Excmo. Sr. Ministro de la Gobernación, (Madrid, 1887).
- Discurso pronunciado por el Excmo. Señor don Eugenio Montero Ríos en el debate del proyecto de contestación al discurso de la Corona en la sesión celebrada por el Congreso de los Diputados el día 10 de febrero de 1888, (Madrid, 1888).
- Restablecimiento de la unidad religiosa en los pueblos cristianos: conferencias pronunciadas en la Escuela de Estudios Superiores del Ateneo de Madrid durante el curso 1896-1897, (Madrid, 1897).
- Discurso pronunciado en el Senado: sobre la reorganización de los Tribunales, (Madrid, 1900).
- El Tratado de París: conferencias pronunciadas en el Círculo de la Unión Mercantil los días 22, 24 y 27 de febrero de 1904, (Madrid, 1904).
- El Convenio con la Santa Sede: discursos pronunciados en el Senado los días 5 y 8 de noviembre de 1904, (Madrid, 1904).
- Discurso pronunciado por el... Sr. D. Eugenio Montero ríos en el Senado... con motivo de la discusión del proyecto de ley adicional, cada 10 de Julio de 1894 sobre atentados por medio de explosión, (Madrid, 1908).
- “La Abdicación de Don Amadeo contada por Montero Ríos”, en Unión Iberoamericana, 28, junio 1914, pp. 37-39.

Subir
 

Fuentes

  • AGA 31/16262 (1018-38): Expediente personal.
  • AHN, Universidades, 4467, Expediente 4.
  • AHN, Diversos títulos de familias, 2543, nº 166.
  • AHUS (Archivo Histórico Universitario de Santiago de Compostela), Legajo 881, expediente 14: Expediente personal y como docente
  • Margarita Barral Martínez, Emilia García López, Discursos parlamentarios de Montero Ríos no sexenio democrático (1868-1873), (Santiago, 1997).
  • Margarita Barral Martínez, Emilia García López, Discursos parlamentarios de Montero Ríos na restauración borbónica (1874-1923), (Santiago, 1999).
  • Xosé Ramón Barreiro Fernández, Historia de la Universidad de Santiago de Compostela, vol. II, (Santiago de Compostela, 2003).
  • Margarita Barral Martínez, A administración local en Compostela na era monterista, (Santiago de Compostela, 2006).
  • María Salazar Revuelta, “Eugenio Montero Ríos”, en Diccionario crítico de juristas españoles, portugueses y latinoamericanos (hispánicos, brasileños, quebequenses y restantes francófonos), vol. II, (Barcelona-Zaragoza, 2006), pp.163-165.
  • Margarita Barral Martínez, “ Eugenio Montero Ríos: Político del derecho y cacique de la restauración”, en Dereito, vol. 21, n. 1, xaneiro-xuño 2012, pp. 267-286.
Subir

Eduardo Cebreiros Álvarez

28 de marzo de 2014

 

Diccionario de catedráticos españoles de derecho (1847-1943) [en línea]. Universidad Carlos III de Madrid. Instituto Figuerola de Historia y Ciencias Sociales, 2011- . Disponible en: http://www.uc3m.es/diccionariodecatedraticos

© Los autores.

Licencia de Creative Commons
Todo el contenido de este Diccionario está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.