banner diccionario

Última actualización: 08/07/2015

Aumentar Tamaño del texto Disminuir Tamaño del texto

ROSAL FERNÁNDEZ, Juan del (1908-1973)

Profesor y tratadista de Derecho penal en las universidades de Valladolid y Madrid, fue el creador del Instituto de Criminología de Madrid.

 

Datos biográficos

Nació en Granada el 19 de febrero de 1908, y falleció en Madrid el 6 de noviembre de 1973.

Subir
 

Formación

Se licenció en Derecho en la Universidad de Granada en 1930, con excelentes calificaciones –entre ellas 14 premios-. Realizó el doctorado en la Universidad Central –única que lo expedía entonces- donde tuvo como maestro a Luis Jiménez de Asúa, y obtuvo el doctorado con Sobresaliente por una tesis sobre El concepto del delito en el nuevo Derecho penal alemán, el 12 de febrero de 1936.

Desde comienzos del curso 1934-35, fue pensionado dos semestres en Alemania por la Junta Constructora de la Ciudad Universitaria –a propuesta de la Facultad de Derecho-, para completar su formación en Alemania, donde a pesar de la ascensión de Hitler al poder y la radical transformación que sufrió el país, muchas de las grandes figuras de la universidad española –incluso figuras de signo progresista como Jiménez de Asúa- seguían enviando a sus discípulos sin que pareciesen darse cuenta de la transformación que estaban sufriendo la universidad y la sociedad alemanas.

Juan del Rosal comenzó así trabajando con el profesor Erik Wolf en la Universidad de Friburgo estudiando la Teoría General de la parte especial del Derecho penal, asistiendo a las clases y seminarios de los profesores Wolf y Hall, que estaban transformando las concepciones penales del sujeto. Después estuvo –con la misma beca- cuatro meses más en el Instituto de Derecho Criminal de la Universidad de Berlín trabajando sobre el concepto del delito en el nuevo Derecho penal alemán, y a continuación se trasladó a Marburgo para trabajar con el profesor Zimmerl sobre los problemas de la metodología jurídico-penal de la parte especial de Derecho penal, iniciando un trabajo monográfico sobre la metodología del Código Penal español, convirtiéndose en Asistente Honorario de dicha universidad, y colaborando con Zimmerl en la dirección del Seminario de Derecho Penal dedicado a los problemas fundamentales de la teoría jurídica del delito. Allí se familiarizó con las corrientes penalistas de los grandes especialistas alemanes del momento, y desarrolló los trabajos en los que se basó su tesis doctoral.

Subir
 

Carrera académica

Juan del Rosal inició su carrera académica durante la Segunda República, de la mano de una de las figuras más importantes de la vida jurídica y política de la España de los años treinta: Luis Jiménez de Asúa. Sin embargo, su formación predoctoral en la Alemania nazi, la Guerra Civil –en la que luchó junto a los militares sublevados–, y su vinculación a la dictadura de Franco, dieron después una continuidad –aderezada de importantes cargos– a una carrera académica cuyas orientaciones jurídicas sufrieron importantes cambios.

Su carrera se inició en octubre de 1932, cuando consiguió el puesto de Auxiliar de la Cátedra de Derecho Penal de la Facultad de Derecho de la Universidad Central, ocupando una parte de la cátedra que ocupaba hasta entonces Manuel López-Rey –que la dejó para completar también su formación en Alemania primero y ocupar la titularidad de una cátedra en Universidad de La Laguna después–, quedando dividida entonces la cátedra de Madrid en dos por el elevado número de estudiantes.

En noviembre de 1932 fue nombrado también Ayudante del Instituto de Estudios Penales de Madrid que había creado Victoria Kent, y allí completó su formación estudiando con Luis Jiménez de Asúa y José Arturo Rodríguez Muñoz, quienes orientaron de forma definitiva su carrera, antes de completar su formación en Alemania.

A comienzos de 1936 regresó a España para presentar su tesis doctoral, y fue nombrado por cuatro años –ampliables por otros cuatro– como Auxiliar temporal de la cátedra de Derecho Penal de la Universidad Central en febrero de 1936, aunque el nombramiento oficial no se produjo hasta el 7 de abril de 1936, con un importe de 3000 pesetas anuales, nombramiento hecho a propuesta de Luis Jiménez de Asúa por “los servicios prestados a la enseñanza, estudios realizados en el extranjero y trabajos publicados”.

El comienzo inmediato de su labor docente le obligó a posponer su regreso a Alemania para finalizar sus investigaciones, motivo por el cual solicitó a la Junta para Ampliación de Estudios una nueva pensión durante los tres meses del verano de 1936, que no llegó a materializarse.

Paralizada su actividad académica durante la Guerra Civil, al dedicarse durante este tiempo a la lucha armada y la propaganda política a favor del bando sublevado contra la democracia española, tras la guerra fue rehabilitado sin sanción como premio a sus servicios, y nombrado de forma casi inmediata Profesor Encargado de curso de la cátedra de Derecho penal de la Facultad de Derecho de la Universidad de Barcelona. Del Rosal recuperaba así una categoría muy similar a la que tenía antes del conflicto, pero habiendo sido depurados y sancionados –o encontrándose en el exilio– muchos de los catedráticos, se abrieron nuevas oportunidades para los universitarios que habían colaborado con el bando golpista durante la contienda, o los que simplemente habían salido ilesos de los procesos de depuración. Así sucedió con las cátedras de Derecho penal de Murcia, Valladolid y Oviedo, que salieron a concurso en 1940, por las que Juan del Rosal compitió con Octavio Pérez Vitoria, Antonio Ferrer Sama, José Guallart y Antonio Peláez de las Heras.

El tribunal presidido por Inocencio Jiménez Vicente criticó en dichas oposiciones que su ejercicio fuera una nueva reelaboración de su tesis doctoral, así como un exceso de admiración de Juan del Rosal por los grandes maestros del penalismo de la Alemania nazi y cierta oscuridad en la exposición derivaba a juicio del mismo de la insuficiente comprensión de las obras de estos, elementos que a pesar de la retirada de Antonio Peláez de las Heras, dejaron como único opositor sin plaza a Juan del Rosal.

No obstante, no tuvo que esperar mucho tiempo para alcanzar la cátedra, pues en 1941 la consiguió, recibiendo el nombramiento de Catedrático de Derecho Penal de la Universidad de Valladolid en enero de 1942, universidad en la que rápidamente comenzó a apadrinar una de las escuelas más numerosas de Derecho penal, y donde iniciaría una rápida carrera institucional, siendo nombrado al finalizar el curso siguiente (junio de 1943) Vicedecano de la Facultad de Derecho, puesto que le serviría de plataforma para llegar a ser Decano de dicha facultad desde julio de 1946.

La carrera de cargos de gestión académica de Juan del Rosal en la Universidad de Valladolid culminó con su nombramiento como Vicerrector de la misma universidad en octubre de 1953.

Tras la Guerra Civil, Juan del Rosal olvidó por completo el magisterio del proscrito Luis Jiménez de Asúa, y siguió el de José Arturo Rodríguez Muñoz, tomando entonces como figura de referencia al cofundador de la Falange: Alfonso García-Valdecasas, evidenciando un carácter cada vez más autoritario. Así el concepto del derecho penal que Juan del Rosal contribuyó a implantar en España desde los años cuarenta, se fue distanciando de las ideas de Jiménez de Asúa abandonando su función social, para convertirse en la base de un sistema de coacción totalitario que defendiese al Estado por encima de los derechos humanos, al negar la existencia de unos derechos naturales del hombre y supeditar por tanto la libertad del individuo a la nación y al Estado. Con dichos trabajos, Juan del Rosal se convirtió en una figura muy efectiva de la “inteligencia al servicio del Régimen” –según lo calificó Juan Carlos Ferré Olivé-, labor por la que fue notablemente recompensado dentro del mundo académico.

Después de década y media en Valladolid, Juan del Rosal consiguió el traslado como Catedrático de Derecho Penal a la Universidad de Madrid en la que se había formado antes de la Guerra Civil, traslado ratificado por Orden de 29 de marzo de 1957, aunque su cese en los cargos académicos de Decano y Vicerrector de la Universidad de Valladolid no se produjo hasta diciembre de ese mismo año, pasando unos días después a ser nombrado Vicedecano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Madrid.

La carrera de Juan del Rosal siguió en ascenso también en la Universidad de Madrid, y el 9 de mayo de 1958 consiguió por concurso de méritos la plaza de Catedrático de Derecho Penal de la Escuela Judicial, siendo nombrado también unos días después Vocal permanente de la Comisión General de Codificación del Ministerio de Justicia.

Tras la Guerra Civil había sido liquidada toda la experiencia criminológica relacionada con el Instituto de Estudios Penales que dirigió Luis Jiménez de Asúa, siendo sustituido por la Escuela de Estudios Penitenciarios desde 1943 que se dedicaba a la preparación de los funcionarios de prisiones. Sin embargo, con el paso del tiempo se fueron abriendo paso nuevas formas de estudio e intereses en la criminología, que condujeron a Juan del Rosal –titular de la Cátedra de Derecho Penal en Madrid– a organizar el XI Curso Internacional de la Sociedad Internacional de Criminología, dedicado a “Los delincuentes mentalmente anormales”, curso a través del cual Juan del Rosal promovió la creación de un Instituto de Criminología en Madrid dependiente del Ministerio de Educación Nacional, creado por Orden de 10 de junio de 1964 con el propio Juan del Rosal como primer director, y asignado dentro de la propia cátedra de Derecho penal de la Universidad de Madrid que este ostentaba. Dicho instituto, dio un nuevo aire a los estudios criminológicos al contar para sus actividades con prestigiosos penalistas, pero también con sociólogos, psicólogos, estadísticos, y especialistas en sistemas penitenciarios, medicina legal o psiquiatría y tratamiento penitenciario.

La carrera en la gestión académica de Juan del Rosal no terminó ahí, y en 1971 fue elegido también como Decano de la Facultad de Derecho de la ya entonces denominada Universidad Complutense de Madrid, puesto que mantuvo hasta su jubilación, época en la que fue uno de los pioneros en el derecho penal socioeconómico gracias a su obra Derecho penal de sociedades anónimas, que fue publicada ese mismo año por el propio Instituto de Criminología de Madrid.

Entre sus discípulos se cuentan diversos penalistas como José María Navarrete Urieta, José María Stampa Braun, Ángel Torío López, Manuel Cobo del Rosal –sobrino del propio Juan del Rosal–, Gonzalo Rodríguez Mourullo, etc.

Subir
 

Depuración

Según declaró el propio Juan del Rosal el 4 de abril de 1939, cuando se produjo el golpe de Estado se encontraba en Granada descansando antes de iniciar el curso de verano en la Universidad de Friburgo, pero a pesar de estar convaleciente de bronconeumonía y recién operado de la garganta se sumó como voluntario a “la primera línea de la Falange Española”, y fue destinado a combatir en Sierra Nevada, donde tuvo la categoría de subjefe de la centuria desde octubre de 1936 a febrero de 1937. Durante ese tiempo recibió varias distinciones, y trabajó también en la preparación de un reportaje en febrero de 1937 sobre “los crímenes rojos en Málaga” con el que tratar de justificar la masacre perpetrada por Queipo de Llano, así como algunos artículos en la revista falangista FE de Sevilla. Estuvo algún tiempo en la primera línea de combate en Sierra Nevada, y en marzo de 1937 pasó a trabajar para el Gabinete Civil del Frente de Madrid, donde se dedicó a realizar reportajes de los pueblos ocupados por los militares rebeldes, y fue ascendido a la categoría de Alférez provisional en mayo, dirigiendo entonces una sección de lanzaminas en Granada hasta el final de la guerra, llegando a alcanzar el rango de Teniente provisional de Infantería.

Aunque sus tareas al servicio de la facción sublevada se desempeñaron en el frente de combate y la propaganda, Juan del Rosal recibió una gratificación de la Universidad de Granada desde octubre de 1936.

El juez instructor del proceso de depuración, Fernando Enríquez de Salamanca, indicó en su informe de 22 de agosto de 1939 la proposición de rehabilitarle sin sanción, debido a los cargos de responsabilidad que había desempeñado en el ejército sublevado, así como por su clara adhesión al nuevo régimen durante la Guerra Civil, evidenciada en su colaboración en varias publicaciones adictas al Movimiento Nacional. De tal manera fue efectivamente rehabilitado por Orden de 4 de septiembre de 1939, publicada el 18 de septiembre.

Subir
 

Otras actividades y méritos

Entre otros cargos representativos fue secretario técnico de la V Conferencia Internacional para la Unificación del Derecho Penal celebrada en Madrid en octubre de 1933, representando a España en la Comisión de Terrorismo, y participó como miembro del XI Congreso Penal y Penitenciario Internacional celebrado en Berlín en agosto de 1935. Colaboró asiduamente en la Revista de Derecho Público, encargándose de las Secciones de Crítica de las Sentencias del Tribunal Supremo y de las Notas de las revistas alemanas

Juan del Rosal ejerció también la abogacía a nivel privado, fue miembro de la Sociedad Internacional de Criminología, fue el impulsor y primer director del Instituto de Criminología de la Universidad de Madrid (1964), académico de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación (1964), catedrático de la Escuela Judicial, vocal permanente de la Comisión General de Codificación del Ministerio de Justicia y subdirector del Anuario de Derecho Penal y Ciencias Penales.

Realizó diversas traducciones del alemán y el italiano de varias obras de penalistas como Exner, Sauer, Mezger y Antolisei.

Su influencia en el ámbito del Derecho penal, sus servicios a la dictadura de Franco, así como la creación del Instituto de Criminología de la Facultad de Derecho de la Universidad de Madrid, hicieron que Juan del Rosal de nombre hoy a la calle que rodea la parte trasera de dicha facultad en la actual Universidad Complutense de Madrid.

Subir
 

Principales obras

Acerca del pensamiento penal español y otros problemas penales. Madrid, Aldecoa, 1942.

Del pensar y del vivir. Madrid, Aldecoa, 1943.

Política criminal. Barcelona, Bosch, 1944.

Crimen y criminal en la novela policíaca. Madrid, Instituto Editorial Reus, 1947.

Estudios penales. Madrid, CSIC, 1948.

La personalidad del delincuente en la técnica penal. Valladolid, Universidad de Valladolid, 1953.

Derecho penal español (Parte especial). Madrid, Imprenta Aguirre, 1962 (en colaboración con Manuel Cobo del Rosal y Gonzalo Rodríguez Mourullo)

Tratado de Derecho Penal (Parte general). Madrid, Imprenta Aguirre, 1969.

Derecho penal de sociedades anónimas. Doctrina general. Madrid, Instituto de Criminología, 1971.

Subir
 

Fuentes

  • Archivo General de la Administración, Sección de Educación, Expediente personal de Licenciatura de Juan del Rosal Fernández, Doc (5) 20 32/15354
  • Archivo General de la Administración, Sección de Educación, Expediente personal de Doctorado de Juan del Rosal Fernández, Doc (5) 1.3 31/01589
  • Archivo General de la Administración, Sección de Educación, Título profesional de Juan del Rosal Fernández, Doc (5) 20 32/16050
  • Archivo General de la Administración, Sección de Educación, Expediente personal de Auxiliar temporal y depuración de Juan del Rosal Fernández, Doc (5) 22 32/16201
  • Archivo General de la Administración, Sección de Educación, Expediente personal de Catedrático de Juan del Rosal Fernández, Doc (5) 1.28 21/20516
  • Archivo de la Junta para Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas, Expediente personal de Juan del Rosal Fernández.
  • Gaceta de Madrid núm. 98, de 07/04/1936, páginas 203 a 204.
  • Boletín Oficial del Estado núm. 19, de 19/01/1942, página 428.
  • Boletín Oficial del Estado núm. 166, de 15/06/1943, página 5810.
  • Boletín Oficial del Estado núm. 195, de 14/07/1946, página 5584.
  • Boletín Oficial del Estado núm. 61, de 02/03/1954, página 1196.
  • Boletín Oficial del Estado núm. 118, de 02/05/1957, página 896.
  • Boletín Oficial del Estado núm. 305, de 06/12/1957, página 7279.
  • Boletín Oficial del Estado núm. 313, de 16/12/1957, página 7574.
  • Boletín Oficial del Estado núm. 111, de 09/05/1958, página 4144.
  • Boletín Oficial del Estado núm. 230, de 25/09/1958, página 8431.
Referencias:

VV. AA.: Política criminal y reforma penal: homenaje a la memoria del prof. Juan del Rosal. Madrid, EDERSA, 1993.

FERRÉ OLIVÉ, Juan Carlos: Universidad y Guerra Civil. Huelva, Universidad de Huelva, 2009.

Subir

Álvaro Ribagorda

18 de junio de 2015

 

Diccionario de catedráticos españoles de derecho (1847-1943) [en línea]. Universidad Carlos III de Madrid. Instituto Figuerola de Historia y Ciencias Sociales, 2009- . Disponible en: http://www.uc3m.es/diccionariodecatedraticos

© Los autores.

Licencia de Creative Commons
Todo el contenido de este Diccionario está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.