banner diccionario

Última actualización: 27/09/2013

Aumentar Tamaño del texto Disminuir Tamaño del texto

CONCHA MARTÍNEZ, Ignacio de la (1916-2000)

Catedrático de Historia del Derecho Español en las Universidades de Oviedo y Salamanca. Escritor con aficiones poéticas y ensayista político.

 

Datos biográficos

Nació en Villaviciosa (Asturias) el 17-02-1916, en el seno de una conocida familia de la burguesía intelectual asturiana. Su padre, Carlos de la Concha García Caño, fue escritor y poeta. Su madre Asunción Martínez Sancho, también de Villaviciosa; tuvo dos hermanos. Casado, ya en la madurez, sin hijos, con la escritora Julia Ibarra Pérez Campoamor, fue un hombre de ideología conservadora y tradicionalista; vinculado al Opus Dei hasta finales de los años 50, colaboró a la expansión de la Obra por América.

La política, especialmente la americana, fue una de sus pasiones, que cultivo con la fundación, en los años 60 del siglo XX, del “Círculo Jovellanos de discusión y debate político”.

Apasionado de la docencia, dejó su impronta en miles de alumnos y en un escogido número de discípulos (Fernando Ledesma Bartret, Jesús Díez Orallo, Carlos Prieto, Santos Coronas, o el estadista panameño Arístides Royo). Murió en Oviedo el 8-10-2000, rodeado del respeto y admiración del mundo académico y social ovetense.

 

Subir
 

Formación

Estudió el bachillerato en Oviedo. Tras la Guerra civil, comenzó sus estudios de Derecho, licenciándose en la Universidad de Valladolid, donde obtuvo el grado de licenciado el 17-12-1942, con calificación de Sobresaliente.

Su vocación universitaria se dirigió tempranamente a la Historia del Derecho. Cursó los estudios de doctorado en la Universidad Central de Madrid, donde el magisterio de Galo Sánchez, José López Ortiz y, sobre todo, de Alfonso García Gallo fueron determinantes. Este último dirigió su tesis doctoral “La presura”, con la que obtuvo el grado de doctor el 29-05-1943 (fecha de expedición el 10-01-1945). El Tribunal, del que formaba parte Álvaro d’Ors, calificó su trabajo con “Sobresaliente con premio”. La tesis además, mereció el premio Menéndez Pelayo del CSIC y fue publicada en 1946.

Concurrió al Premio Extraordinario de Doctorado. Efectuándose el examen el 11-11-1943. El Tribunal -presidente L. Olariaga; vocal, A. García Valdecasas, y, Secretario, J. López Ortiz-, eligió entre doce temas el referido a la “Naturaleza Jurídica de la Mejora”. Junto con Ignacio de la Concha, resultaron premiados Leonor Meléndez Meléndez, Ángel López-Amo Martín, y Laureano López Rodó.

Subir
 

Carrera académica

Comenzó su carrera académica como Ayudante de clases prácticas de la Cátedra de Derecho Político, Universidad de Valladolid (1941-1942). Al año siguiente desempeñó el mismo puesto en la Cátedra de Historia del Derecho en Madrid.

Fue becario del Instituto Francisco de Vitoria, CSIC, 1942-1943 y colaborador en él posteriormente.

Profesor Auxiliar en la Cátedra de Hª del Derecho, cuyo titular era D. Galo Sánchez. Años 1943-1944 y 1944-1945. Profesor Auxiliar en la Cátedra de Literatura Jurídica, 1944-1945

Convocada en febrero de 1944 la oposición para la Provisión en propiedad de las Cátedras de Historia del Derecho de La Laguna y Oviedo, firmó como aspirante dichas oposiciones, junto a Alfonso Guilarte Zapatero, Ángel López-Amo Marín y José Mª Font Rius. El tribunal estaba presidido por D. José Torres López, y formado por los catedráticos D. Antonio de la Torre y del Cerro, D. Alfonso García Gallo, Juan Beneyto Pérez, y como secretario, José Maldonado y Fernández del Torco. La oposición, muy interesante por ser la primera en la que se aplicaba la regulación contenida en Ley de 29 de julio de 1943 sobre ordenación de la Universidad Española, comenzó el 28 de diciembre de 1944; había de desarrollarse en seis ejercicios, donde se admitía y valoraba la posibilidad de hacer objeciones a la labor de los coopositores, la popular “trinca”. El primero de los ejercicios consistió en la exposición, en un tiempo de 45 minutos de la labor académica de cada opositor; el segundo en la exposición del concepto, método, fuentes y programa de la disciplina; el tercero la exposición de una lección del programa, a elección del opositor; el cuarto la exposición de otra lección del programa, elegida por el Tribunal entre las diez sacadas a suertes por el opositor; el quinto era un ejercicio práctico, y el sexto, y definitivo, era la contestación por escrito a tres temas elegidos por el Tribunal, de un cuestionario amplísimo que abarcaba, en 60 temas, la totalidad de la disciplina. El 17 de diciembre fue la votación pública, de la que resulto ser elegido por mayoría, en primer lugar, Font Rius. Ignacio de la Concha fue propuesto en segundo lugar con los votos de Maldonado, Beneyto, y García Gallo, eligiendo la cátedra de Oviedo.

Tomó posesión de la cátedra de Historia del derecho de la Universidad de Oviedo el 25-01-1945. Con un sueldo de 12.000 pesetas, se integraba en la 8ª categoría del escalafón. Ascenso a la 7ª categoría del escalafón en 21-02-1945, con sueldo 15.000 pts.

En 30-06-1947, cedió su cátedra en Oviedo a Ramón Prieto Bances, que acababa de reingresar a la Universidad, y se desplazo a Valencia donde, por permuta en la Cátedra con D. Ángel López del Amo Marín, tomó posesión en 16-06-1947. Inmediatamente pidió licencia para desplazarse a París como pensionado por la Junta de Relaciones culturales del Ministerio de Asuntos Exteriores (27-06-1947). Ascenso a la 6ª categoría del Escalafón, en 3-01-1948, con sueldo de 16.000 pts.

En 1948 solicitó una licencia para “trasladarse a los Archivos de algunas Repúblicas de América y continuar sus trabajos de investigación sobre el Derecho en América”, fue autorizado para ello por el Ministerio de Educación en 20-03-1948. Finalmente, previendo una estancia más prolongada se acogió a un período de excedencia voluntaria, de uno a 10 años, en 4-12-1948. En ese momento llevaba en servicio activo 3 años, 11 meses y 4 días. En su periplo americano de más de un lustro viajó, acompañando a Pedro Casciaro, señalado miembro del Opus Dei, primero hasta Nueva York y Canadá, y más tarde a México, Lima Chile y Argentina. A sus actividades privadas se unieron las académicas. En México impartió conferencias en México, Morelia, Mérida y Puebla, y fue profesor en la UNAM entre 1948 y 1951. En estos años profundizó en su interés por el sistema político americano.

En 1954 se reintegra a la Universidad española, en el escalafón de Catedráticos. Concursa con Luis García de Valdeavellano por la Cátedra de Historia del Derecho de la Universidad de Salamanca. Aunque se propuso por Junta de Facultad de 18 de marzo de 1954 a Valdeavellano, la renuncia de éste, por haber obtenido cátedra en Madrid, adjudicó la plaza a Ignacio de la Concha, según consta en escrito de la Junta de Facultad de Derecho de Salamanca de 9-08-1954. Esta adjudicación quedaba condicionada a que, a partir de la toma de posesión, “no tenga, aparte de las incompatibilidades legales, cargos que puedan dificultar el desempeño docente”. El pertinente nombramiento ministerial se materializó en 3-09-1954, BOE, de 23 de septiembre.

El paso por la Universidad de Salamanca fue muy fructífero, pues se identificó profundamente con el espíritu humanista de esta Universidad. Fue director del Colegio Mayor Fray Luis de León, y Decano de la Facultad de Derecho. Compartió sus inquietudes políticas y académicas, en la línea de una renovación de la vida universitaria, con un selecto grupo de profesores como José Mª Ramos Loscertales, Joaquín Ruíz-Jiménez, o Antonio Tovar. De estos años data la iniciativa de los “Itinerarios Históricos”.

En 1960, al quedar vacante la cátedra de Oviedo, regresó a su universidad de origen. En 20-06-1960, se integró en la 4ª categoría del Escalafón, con un sueldo de 45.000 pesetas anuales. En Oviedo participó muy activamente en proyectos de reforma institucional de la Facultad de Derecho, cuyo objetivo era la reestructuración de cátedras y seminarios hasta formar un Instituto Jurídico. A su labor docente, se unió la de gestión pues fue Vicedecano, Decano, y Vicerrector.

En estos años se consolidó la iniciativa de los Itinerarios Históricos, en un Seminario que terminó convirtiéndose en Instituto. A pesar de su gusto por la Historia indiana, su formación medievalística influyo notablemente en la consolidación de esta iniciativa.

Participó en numerosas reuniones científicas como la IV Semana de Historia del Derecho Español, celebrada en Pamplona en 1969.

Después de 35 años de fructífera vida académica el 1-10-1985, recibió la jubilación forzosa por edad. Como colofón a su vida académica recibió el homenaje de sus compañeros y discípulos que se materializó en un “Liber Amicorum” y la Gran Cruz de San Raimundo de Peñafort.

De su labor académica e intelectual, se puede afirmar que compartió con sus maestros, especialmente con García Gallo en los primeros años, la consideración de que la Historia del Derecho, centrada en la Edad Media y en América y sentida como regeneradora de nuestra tradición política –las Cortes o el Estado-, podía contribuir a la legitimación política del Régimen (vid. MARTÍNEZ NEIRA, 2003, p. 198). En los últimos años evolucionó hacia un tibio aperturismo.

Subir
 

Depuración

No fue objeto de Depuración por ingresar en el cuerpo de Profesorado, después de 1936. En su expediente personal en el Ministerio de Educación, constan, además de la declaración privada de no haber prestado servicios en ningún cargo oficial con anterioridad al Movimiento nacional fechada en1944, una certificación de la Secretaría General del Movimiento sobre su adhesión a este, firmada por José Luís de Arrese, el 17-04-1944. A ella se acompaña el pertinente certificado expedido por el Registro General de Penales en 30-03-1944.

Subir
 

Otras actividades y méritos

Becario del Instituto Francisco de Vitoria, CSIC, en la sección de Estudios Históricos, entre 1941-1943, según consta en certificación expedida por D.Ursicinio Álvarez, secretario en 1948.

Premio extraordinario de doctorado en 1943.

Premio Menéndez Pelayo del CSIC en 1946, con su tesis doctoral “La Presura”

Impartió varios cursos de verano hasta su marcha a América:

En la Universidad Hispanoamericana de Santa María de la Rábida: En el curso 1945, ciclo de conferencias sobre la "Compañía de Comercio de Indias". En el curso 1946-1947 sobre aspectos de la administración colonial en el siglo XIX.

En los Cursos de Verano de la Universidad de Oviedo, 1945, sobre "Cesarismo e Imperialismo en la Monarquía Española".

Universidad de Verano de Jaca, 1947 "Aspectos jurídicos de la Repoblación castellana durante la Reconquista".

Pensionado en París por la Junta de Relaciones culturales del Ministerio de Asuntos Exteriores (27-06-1947)

Profesor Honorario de la U. Autónoma de México, 1949. Impartió cursillos en la Cátedra de Hª del Dº, Facultad de Leyes

Fundador y director de los “Itinerarios Históricos”. Miembro del Instituto de Estudios jurídicos. CSIC-Ministerio de Cultura.

Gran Cruz de San Raimundo de Peñafort (1985). 

Subir
 

Principales obras

  • “La presura” Anuario de Historia del Derecho Español, XIV (1943), pp. 382-468.
  • La presura. Los primeros siglos de la ocupación de tierras en la Reconquista, Madrid, 1946. 152 pp.
  • “Un dictamen de d. José Carvajal y Lancaster sobre el “Juicio de Residencia”, Anuario de Historia del Derecho Español, XIV (1942-1943), pp.635-638.
  • “El Almirantazgo de Sevilla”, Anuario de Historia del Derecho Español, XIX (1948-199 ), pp. 459-525.
  • Necrológica: El Excmo. Sr. D. Ramón Prieto Bances, Anuario de Historia del Derecho Español, XLIII, (1973), pp. 627.
  • Algunas notas sobre la Historia de la Universidad de Oviedo: discurso inaugural del curso 1978-1979, Oviedo, 1978.
  • “Del Canciller Mayor de Navarra. Un extraño caso de supervivencia medieval”, Anuario de Historia del Derecho Español, L (1942-1943), pp. 753-768.
  • “Discurso homenaje. Acto académico en memoria de D, Ramón Prieto Bances”, en R. Prieto Bances, Obra completa, Oviedo, 1976.
Subir
 

Fuentes

  • AGA, educación, caja 92075.
  • AGA, educación, 32/17679.
  • AGA, educación, 32/15973.
  • Archivo de Clases pasivas, Ministerio de Hacienda, exp. 1989/50/3559
  • Archivo Universidad Complutense de Madrid. Expediente académico.
  • Biblioteca de Derecho. Fondo Antiguo, tesis doctorales. U.C.M. T.30 (340.15 (460) (043.2).

Referencias

  • Ramón PRIETO BANCES, Obra completa, Universidad de Oviedo, 1972.
  • Santos M. CORONAS GONZÁLEZ, “Jubilación del Prof. D. Ignacio de la Concha”, Anuario de Historia del Derecho Español, LV (1985), pp. 992-993.
  • VV.AA. Liber Amicorum. Prof. Ignacio de la Concha, Universidad de Oviedo, 1986.
  • Ignacio PEIRÓ MARTÍN y Gonzalo PASAMAR ALZURIA, Diccionario AKAL de Historiadores españoles contemporáneos, Madrid, 2002, p. 198.
  • Diccionario Crítico de Juristas españoles, portugueses y latinoamaericanos, (Dir. Manuel Peláez), Tomo II, vol 2 (2008).Voz. Ignacio de la Concha, realizada por S. Coronas González, p. 306.
  • Manuel MARTÍNEZ NEIRA, “los catedráticos de la Postguerra. Las oposiciones a Cátedras de Historia del Derecho en el primer franquismo”. Cuadernos del Instituto Antonio de Nebrija, 6, (2003), pp. 135-219. Especialmente, pp. 161-164
  • Víctor CANO, “Los primeros pasos del Opus Dei en México”, Studia et Documenta, 1 (2007), pp.
  • Historia de la Facultad de Derecho. Universidad de Oviedo (1608-2008). Coord. S. Coronas González, Oviedo, 2010. Especialmente las páginas 297-352, dedicadas a la Historia del Derecho en la Facultad.

Obituario

  • Santos CORONAS, “Ignacio de la Concha (In memoriam), Anuario de Historia del Derecho Español, LXXX, 2000, pp.730-731.

 

 

Subir

 

Diccionario de catedráticos españoles de derecho (1847-1943) [en línea]. Universidad Carlos III de Madrid. Instituto Figuerola de Historia y Ciencias Sociales, 2011- . Disponible en: http://www.uc3m.es/diccionariodecatedraticos

© Los autores.

Licencia de Creative Commons
Todo el contenido de este Diccionario está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.