banner diccionario

Última actualización: 27/09/2013

Aumentar Tamaño del texto Disminuir Tamaño del texto

ALCALÁ-ZAMORA Y CASTILLO, Niceto (1906-1985)

Catedrático de Derecho Procesal en las universidades de Santiago, Murcia y Valencia. Depurado y separado definitivamente del servicio por ser pública y notoria su desafección al régimen franquista. Se exilió en Francia, Argentina y México. Es considerado “uno de los grandes procesalistas del siglo XX y un jurista de renombre mundial.”

 

Datos biográficos

Niceto Salustiano Manuel Enrique Alcalá-Zamora y Castillo nació a las 7 horas y 25 minutos del día 2 de octubre de 1906 en Madrid y falleció el 20 de febrero de 1985 en la misma ciudad. Fue hijo de Don Niceto Alcalá-Zamora y Torres —quien fuera el primer presidente de la Segunda República Española—, natural de Priego de Córdoba y de doña María de la Purificación Castillo de Bidaburu también natural de Priego de Córdoba. Fue nieto por línea paterna de Don Manuel Alcalá-Zamora, natural de Priego y de Doña Francisca Torres, natural de Alcaudete, Jaén. Sus abuelos maternos fueron Don Enrique Castillo y Doña Natalia Bidaburu, ambos naturales de Priego de Córdoba. En 1934, Niceto Alcalá-Zamora y Castillo contrajo matrimonio con Ernestina Queipo de Llano.

Su padre, don Niceto Alcalá-Zamora y Torres, le concedió “el beneficio de la emancipación que preceptúa el articulo trescientos catorce del Código Civil [trata sobre los casos en que procede la emancipación], con las limitaciones del trescientos diez y siete…” De lo anterior quedó constancia en la escritura número 1467 fechada el 19 de junio de 1926, otorgada ante el notario Cándido Caranueva de la ciudad de Madrid.

Subir
 

Formación

En octubre de 1911 inició sus estudios en el Colegio Alemán de Madrid.

Obtuvo el título de bachiller por el Instituto General y Técnico de San Isidro (Madrid). Durante esta etapa de su vida cursó las asignaturas: Lengua Castellana, Geografía General de Europa, Nociones y Ejercicios de Aritmética y Geometría, Religión (primer curso) –en esta clase se matriculó pero no presentó los exámenes–, Lengua Latina (primer curso), Geografía Especial de España, Aritmética, Gimnasia (primer curso), Lengua Latina (segundo curso), Lengua Francesa, Historia de España, Geometría, Gimnasia (segundo curso), Preceptiva Literaria y Composición, Lengua Francesa (segundo curso), Historia Universal, Álgebra y Trigonometría, Dibujo (primer curso), Psicología y Lógica, Elementos de Historia General de Literatura, Física, Fisiología e Higiene, Dibujo (segundo curso), Ética y Rudimentos de Derecho, Historia Natural, Agricultura y Técnica Agrícola e Industrial y Química General. Se le expidió el título de bachiller el 15 de febrero de 1924, autorizado por el rector de la Universidad Central de Madrid.

Realizó los cursos de licenciatura en las universidades de Granada y Madrid. En la Facultad de Filosofía y Letras, sección de Letras, de la Universidad de Granada aprobó los cursos de Lengua y Literatura Española, Lógica Fundamental e Historia de España (1923-1924). La documentación localizada indica que de esta institución pasó a la Universidad Central de Madrid en la que continuó sus cursos de licenciatura; periodo en el que cursó las siguientes asignaturas: Elementos de Derecho Natural, Instituciones de Derecho Romano, Economía Política, Historia General del Derecho Español, Instituciones de Derecho Canónico, Derecho Político Español Comparado con el Extranjero, Derecho Civil Español, Común y Foral (primer curso), Derecho Administrativo, Derecho Penal, Elementos de Hacienda Pública, Derecho Civil Español, Común y Foral (segundo curso), Procedimientos Judiciales, Derecho Internacional Público, Derecho Mercantil de España y de las Principales Naciones de Europa y América, Práctica Forense y Redacción de Instrumentos Públicos y Derecho Internacional Privado.

Acudió a los cursos del doctorado en Derecho impartidos en la Universidad Central de Madrid durante los años 1927-1928. Las asignaturas doctorales fueron: Historia del Derecho Internacional, Legislación Comparada, Historia de la Literatura Jurídica Española y Derecho Municipal Comparado. Presentó el examen de grado el 5 de noviembre de 1928. La memoria doctoral llevó por título El desistimiento espontáneo y el arrepentimiento activo. Entre los catedráticos que conformaron su Tribunal se encontraban Tomás Montejo y Rica y Luis Jiménez de Asúa. Obtuvo la calificación de Sobresaliente. El decanato le dispensó la investidura el 22 de febrero de 1929 y el título de doctor le fue expedido el 5 de marzo del año antes citado.

El 8 de febrero de 1930 solicitó a la Junta para la Ampliación de Estudios le fuera concedida una pensión y en caso de no ser posible, quedar equiparado a pensionado para “…perfeccionar sus estudios de Derecho procesal, marchando para ello a la Universidad de Múnich (Alemania) durante el próximo semestre de verano. Convencido de que en ese plazo es absolutamente imposible poder profundizar por igual en una materia tan extensa como la procesal, es su propósito investigar monográficamente algunos aspectos en concreto, que bien pudieran ser el de las fuentes de dicha rama jurídica y el de los derroteros del Enjuiciamiento criminal del futuro, si bien no se atreve a determinarlos con fijeza a priori, porque dependiendo mucho el éxito de tales trabajos de los elementos que para su realización se encuentren, esos factores le son, ahora, como es natural, desconocidos, pudiendo asimismo hacerle variar de orientación las enseñanzas de los insignes maestros de aquella Universidad, Wilhelm Kish (Profesor de Derecho procesal civil) y Ernest Beling (Profesor de Derecho y procedimientos penales), bajo cuya dirección aspira a cursar.”

El 1 de abril de 1930 presentó una nueva solicitud ante la JAE, en la que menciona que había pedido anteriormente una pensión de dicha institución pero aún en el caso de que se la otorgaran no podría empezar a disfrutarla hasta comienzos del próximo otoño, “y no permitiéndole su plan de trabajo aguardar dicha fecha, se compromete a sufragar cuantos gastos origine su estancia en Alemania, reiterando, sin embargo, el ruego de marchar a la Universidad citada como pensionado de la Junta de Ampliación de Estudios, a fin de obtener de ese modo el correspondiente certificado de aptitud o suficiencia, que le es indispensable para poder tomar parte en oposiciones a Cátedras, turno de auxiliares, según dispone el Reglamento en vigor.” En la solicitud anterior mencionó el propósito de su estancia en Alemania y en ésta amplía la información al aclarar que estudiaría “Derecho Procesal Civil con los profesores Riesler (La Parte General) y Kish (Procedimientos especiales: Ejecución forzosa y Quiebras) y Procesal Penal con el profesor Frank.”

En abril de 1930 la JAE aprobó su solicitud y en octubre de 1930 le otorgó el certificado de suficiencia.

Posteriormente realizó estudios sobre Organización de Tribunales en Alemania, Austria e Italia (1933).

Subir
 

Carrera académica

Profesor ayudante de clases prácticas de Derecho Penal en la Universidad Central, en virtud de nombramiento extendido el 22 de marzo de 1930.

Antes de obtener la cátedra de la Universidad de Santiago, Niceto Alcalá-Zamora y Castillo participó en las oposiciones para cubrir la cátedra de Derecho Procesal de la Universidad de Zaragoza. Mediante Real Orden de 31 de enero de 1931 fue nombrado el tribunal encargado de juzgar estas oposiciones. Antonio Royo Villanova fue designado presidente titular; mientras que el nombramiento de vocales titulares recayó en Tomás Montejo y Rica, Francisco Beceña González, José María Serrano Suárez y Gabriel Bonilla Marín. Para participar en los ejercicios presentaron solicitud once candidatos: Luis Navarro Canales, Emilio Gómez Orbaneja, Niceto Alcalá-Zamora y Castillo, Antonio Luna García, Adolfo Cuéllar Rodríguez, José Guallart y López de Goicoechea, Francisco Marcos Pelayo, Pedro Moreno Lostau, Leonardo Prieto-Castro, Agustín Íscar Alonso y Victoriano Nuño Beato y Asín. De éstos, el Tribunal aceptó a los primeros ocho y posteriormente fue aceptado Leonardo Prieto-Castro, a quien se había excluido “en un principio por falta de presentación de determinados justificantes documentales.” El Tribunal convocó a los opositores para el día 1 de febrero de 1932, pero sólo se presentaron Prieto-Castro y Alcalá-Zamora y Castillo, quienes al correr de los años se convertirían en “dos de los máximos procesalistas españoles del siglo XX.” Después de realizar los ejercicios el Tribunal procedió a la votación, la “que tuvo lugar el 12 de marzo de 1932, con el siguiente resultado: los dos integrantes del tribunal de más edad (Royo Villanova y Montejo Rica) dieron su voto a Alcalá-Zamora y Castillo, mientras que los tres restantes miembros del tribunal votaron a favor de Prieto-Castro (Bonilla, Beceña y Serrano), que de esta forma obtuvo la victoria en las oposiciones…”

El proceso por el que Alcalá-Zamora y Castillo accedió a la cátedra de la Universidad de Santiago se resume de la siguiente manera: La convocatoria se fechó el 31 de mayo de 1932 y apareció en la Gaceta del 2 de junio del mismo año. Para ser admitidos en estas oposiciones los candidatos debían cubrir los siguientes requisitos: ser español, no estar incapacitado para ejercer cargos públicos, haber cumplido 23 años de edad y tener el título que exigía la legislación “para el desempeño de la vacante o el certificado de aprobación de los ejercicios correspondientes al mismo, pero entendiéndose que el opositor que obtuviera la plaza no podrá tomar posesión de ella sin la presentación del titulo académico de referencia.” Los aspirantes que cumplieron con los anteriores requisitos y fueron admitidos respondían a los nombres de: Agustín Íscar y Alonso, Niceto Alcalá-Zamora y Castillo, Enrique Martín y Guzmán y Valentín Silva y Melero.

El 15 de julio de 1932 fue nombrado el Tribunal para juzgar los ejercicios, decisión publicada en la Gaceta del 18 del mismo mes y año, en la que figuran los nombres de los personajes designados como miembros del Tribunal: Don José Xirau y Palau, catedrático de la Facultad de Derecho y Consejero de Instrucción Pública, presidente; Don Emilio Gómez y Orbaneja, catedrático de Derecho Procesal de la Universidad de Salamanca, vocal; Don Francisco Beceña y González, catedrático de Derecho Procesal en la Universidad Central, vocal; Don José María Giralt, profesor auxiliar de la asignatura de Derecho Procesal en la Universidad de Barcelona, vocal; Don Tomás Montejo y Rica, propuesto por la Academia Nacional de Ciencias Morales y Políticas, vocal. Como vocales suplentes fueron nombrados: Don Leonardo Prieto, catedrático de Derecho Procesal en la Universidad de Zaragoza; Don Matías Domínguez Ballarín, catedrático de Derecho procesal en la Universidad de Valencia; Don Miguel Cuevas, oficial letrado de la Secretaría del Congreso y Don Juan Serra y Puig, provisor de la Diócesis de Barcelona. Finalmente, el Tribunal que juzgó estas oposiciones se integró por Xirau, Giralt, Gómez Orbaneja, Beceña y Serra y Puig.

Los opositores fueron citados, “pero, a la hora de la verdad, sólo uno de ellos se presentó a realizar los ejercicios: Niceto Alcalá-Zamora y Castillo.” En esta ocasión Alcalá-Zamora y Castillo obtuvo todos los votos de los miembros del Tribunal y el 5 de diciembre de 1932 fue nombrado, por oposición en turno libre, catedrático numerario de Derecho Procesal de la Facultad de Derecho de la Universidad de Santiago. Tomó posesión del cargo el 1 de enero de 1933.

Por Orden de 6 de abril de 1935 y en virtud de concurso de traslado pasó a la Universidad de Murcia  a desempeñar la cátedra de Derecho Procesal.

Por Orden de 28 de mayo de 1935 pasó a la cátedra de Derecho procesal en la Universidad de Valencia, en virtud de permuta con el catedrático Matías Domínguez Ballarín.

Durante la Guerra Civil el gobierno republicano lo sancionó por abandono de destino. Los motivos de esta medida los dio Wenceslao Roces, subsecretario de Instrucción Pública y catedrático de universidad, en la Orden Ministerial de 2 de diciembre de 1937, en la que plasmó que “Al decidir el Gobierno de la República la reanudación de las actividades académicas en las Universidades radicadas en territorio leal, hubo de disponerse, por Orden de 28 de Agosto último (GACETA del 31), la presentación en la Secretaria general de la Universidad de Valencia, antes del día 15 de Septiembre de todos aquellos Profesores universitarios, a quienes la sublevación de los militares facciosos hubiera sorprendido en territorio leal o en el extranjero, con la sola excepción de aquellos que se encontrasen fuera de España cumpliendo alguna misión oficial confiada o autorizada debidamente por este Ministerio.” Sin embargo, “contrastando con la generalidad de nuestro Profesorado, que fiel al cumplimiento de su deber, respondió con diligencia y entusiasmo a este requerimiento ministerial… un grupo de profesores universitarios, manifestando una evidente falta de solidaridad con el pueblo español, que lucha con abnegación en defensa de las libertades nacionales, ha faltado abiertamente al cumplimiento de sus deberes más elementales, desoyendo el llamamiento del Gobierno y permitiendo con su abstención que sus enseñanzas pudieran quedar desatendidas...” Por lo tanto, el Ministerio de Instrucción Pública dispuso que los profesores universitarios, quedaban “incursos en las sanciones establecidas en el art. 171 de la vigente Ley de Instrucción Pública, para los casos de abandono de destino…” Entre la lista de profesores sancionados se encontraba “Niceto Alcalá-Zamora y Castillo. Profesor de la Universidad de Valencia.”

También sufrió las represalias del gobierno franquista, pues por Orden de 29 de julio de 1939 causó baja en el Escalafón de Catedráticos Numerarios de Universidad y se declaró vacante la cátedra que disfrutaba por “separación definitiva de su titular”.

Después de más de 30 años de exilio regresó a España (1976) y por Orden de 7 de junio de 1977, con efectos desde el 2 de octubre de 1976, fue aprobada su jubilación como catedrático de universidad por haber cumplido la edad reglamentaria (70 años). El Ministerio de Educación y Ciencia le reconoció para efectos de jubilación los siguientes años de servicio: desde el 1 de enero de 1933 al 29 de julio de 1939, servicio activo como catedrático numerario de Universidad; el periodo comprendido desde que fue separado del servicio hasta que cumplió la edad reglamentaria de jubilación (29 de julio de 1939 al 2 de octubre de 1976) le fue reconocido como derechos pasivos. Por lo tanto, al momento de su jubilación contaba “con un total de servicios de cuarenta y tres años, nueves meses y dos días.”

Subir
 

Depuración

Por medio de la Orden de 29 de julio de 1939, publicada en el Boletín Oficial del Estado el 18 de agosto del mismo año, se le separó definitivamente del servicio por ser “pública y notoria la desafección”, “no solamente por sus actuaciones en las zonas que han sufrido la dominación marxista, sino también por su pertinaz política antinacional y antiespañola en los tiempos precedentes al Glorioso Movimiento Nacional”

Subir
 

Exilio

Vivió el exilio en Francia, Argentina y México. Durante la Guerra Civil Española permaneció en Francia, primero en París y después en Pau. En este país colaboró en el diario L'Ère Nouvelle.

De Francia se trasladó a Argentina, país en el que fue profesor de Derecho Procesal Penal en el Instituto de Altos Estudios Penales y Criminología de la Universidad de la Plata (1945).

En diciembre de 1945 fue designado profesor de carrera de la Universidad de México y el 1 de abril de 1946 comenzó a prestar sus servicios adscrito a la Escuela Nacional de Jurisprudencia, la que a partir de 1952 se convirtió en la Facultad de Derecho. En esta Facultad impartió docencia en la licenciatura y en el doctorado; en la primera de éstas inició sus actividades el 1 de abril de 1946 al frente de la cátedra de Derecho procesal Civil; en el doctorado impartió la cátedra de Estudios Superiores de Derecho Procesal Civil a partir del 1 de abril de 1950. De 1946 a 1957 colaboró en la Facultad de Derecho y a partir de la última de estas fechas también prestó sus servicios en el Instituto de Derecho Comparado como investigador de tiempo completo, sin perjuicio de continuar dando clases en La Facultad de Derecho.

En 1958 se le autorizó una comisión por 4 semanas para impartir un curso de Derecho Procesal en la Universidad de Sonora (México) y para que iniciara la organización de seminarios en la Escuela de Jurisprudencia en dicha Universidad.

En el período del primero de mayo de 1964 al 31 de octubre del mismo año fue comisionado al extranjero con la finalidad de realizar un estudio comparativo de las bases de la legislación procesal, penal y civil en la república de Chile, también impartió una cátedra en la Universidad de Concepción.

El 15 de Diciembre de 1967 el Consejo Universitario de la UNAM aprobó el cambio de nombre de Instituto de Derecho Comparado a Instituto de Investigaciones Jurídicas. En el Instituto de nuevo nombramiento Alcalá-Zamora y Castillo figuraba como uno de sus investigadores.

Durante los años de exilio en México fue asesor de diversas tesis de licenciatura y doctorado defendidas en la Universidad Nacional Autónoma de México.

En México se jubiló el 31 de marzo de 1979, siendo investigador emérito del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. Le otorgaron 664,771.80 pesos como gratificación extraordinaria de renuncia por jubilación, por 33 años de servicios prestados. Lo cobró, con carta poder, el Dr. José Luis Soberanes Fernández.

Subir
 

Otras actividades y méritos

Durante la República perteneció a la Federación Universitaria Escolar (FUE).

Abogado del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.

En la Universidad Nacional Autónoma de México dirigió el Seminario de Derecho Procesal.

En 1950 le fue otorgado el grado de doctor ex officio por la Universidad Nacional Autónoma de México.

En 1952 participó en el Tercer Congreso Nacional de Sociología, celebrado en Monterrey, México.

Colaboró en instituciones educativas de Chihuahua, Durango, Guadalajara, Hermosillo, Jalapa y Monterrey (México). Fue profesor extraordinario de la Universidad de Nuevo León en 1952. En la Escuela de Verano de esta Universidad dio un cursillo de cinco lecciones sobre “Función y proyecciones sociales del proceso”.

El 16 de marzo de 1953 fue nombrado socio de número del Centro Italiano di Studi Giuridici.

Participó en el 2º Congreso Internacional de Derecho Procesal Civil, celebrado en Viena en 1953. Reelegido miembro del Comité de Relaciones Internacionales de la Asociación Internacional de Procesalistas ese mismo año.

Fundó y promovió, en el año de 1956, al Instituto Mexicano de Derecho Procesal.

Fue director del Instituto de Derecho Comparado de la Universidad Nacional de México; también ostentó el cargo de director del Boletín del citado Instituto.

En 1967 fue nombrado investigador emérito de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Fue director técnico de la Revista de la Facultad de Derecho de México.

Lo nombraron presidente del Instituto de Derecho Procesal Iberoamericano.

Fue profesor huésped en las universidades de Panamá, Sao Paulo, Montevideo, La Habana y Santiago de Cuba.

Al regresar del exilio la Universidad Autónoma de Madrid lo nombró profesor emérito ad honorem y le atribuyó facultades docentes.

En 1981 el Ministerio de Justicia de España lo nombró vocal permanente de la Comisión General de Codificación.

Subir
 

Principales obras

El Desistimiento Espontáneo y el Arrepentimiento Activo, Madrid, Imprenta del Colegio Nacional de Sordo-Mudos y de Ciegos, 1928.

Un español mal comprendido: Salgado de Somoza, en la literatura alemana sobre concurso de acreedores, Madrid, Morata, Nueva Generación, 1932.

Derecho Procesal Criminal. Madrid, 1935. Reimpreso en 1940 con supresión del nombre del autor.

Proceso, autocomposición y autodefensa (contribución al estudio de los fines del proceso), México, Universidad Nacional Autónoma de México, 1947.

Examen Crítico del Código de Procedimientos Civiles de Chihuahua (comparado con el del Distrito y Territorios federales), Chihuahua, México, 1959.

Estampas Procesales de la Literatura Española, Buenos Aires, Argentina, 1961.

Índices de la “Revista de la Escuela Nacional de Jurisprudencia
”, T I-XII No. 1-48. México, Universidad Nacional Autónoma de México, 1961.

El Allanamiento en el Proceso Penal, Buenos Aires, Argentina, 1962.

Síntesis del derecho procesal (civil, mercantil y penal), México, 1963.

Panorama del Derecho Mexicano: Síntesis del Derecho Procesal, México, 1966.

Veinticinco años de Evolución del derecho procesal 1940-1965, Publicaciones del XXV Aniversario del Instituto de Derecho Comparado de México, Universidad Nacional Autónoma de México, México, Instituto de Investigaciones Jurídicas de México, 1968.

Cuestiones de terminología procesal, 1ª. ed., México, Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto de Investigaciones Jurídicas, 1972.

La Protección Procesal Internacional de los Derechos Humanos,
Madrid, Cuadernos Civitas, Editorial Civitas, 1975.

Derecho Procesal en Broma y en Serio (cursillo desenvuelto en la Escuela Libre de Derecho los días 22, 24 y 26 de Noviembre de 1976), México, Escuela Libre de Derecho, Editorial Jus, 1978.

Política y Proceso, Cuadernos Cívitas, Madrid, Editorial Civitas, 1978.

Páginas Menores de Derecho Comparado, Madrid, Editor Rico, 1984.

Volúmenes recopilatorios

Estudios de Derecho Procesal, Volumen 13 de la Biblioteca de Derecho, Sociología y Política, Góngora, Madrid, 1934.

Ensayos de Derecho Procesal (Civil, Penal y Constitucional), Buenos Aires, Argentina, Edición de la Revista de jurisprudencia argentina, 1944.

Clínica Procesal, México, Porrúa, 1963.

Estudios de Derecho Probatorio, Concepción, Chile, 1965.

Miscelánea Procesal, 1ª ed., México, Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto de Investigaciones Jurídicas 1972, I Volumen.

Estudios de Teoría General e Historia del Proceso (1945–1972), México, Universidad Nacional Autónoma de México, 1974, II Volúmenes.

“Proceso administrativo” en Estudios Procesales, Madrid, Tecnos, 1975.

Derecho Procesal Mexicano, Tomo I (1976) y Tomo II (1977), México, Porrúa.

Nuevos estudios de Derecho Procesal, Madrid, Tecnos, 1980.

Folletos

Programa de Derecho Procesal y cuestionario para el acto de examen, Santiago de Compostela, España, 1933.

Instituto Internacional de Derecho Procesal (antecedentes, información, anteproyecto de reglamento), Buenos Aires, Argentina, 1946.

Programa de Derecho Procesal Civil (cursos primero y segundo), bibliografía fundamental para su estudio e indicaciones metodológicas para la resolución de casos prácticos y elaboración de tesis profesionales, México, 1948.

Creación del doctorado en Derecho, México, 1950.

Principios técnicos y políticos de una reforma procesal: conferencia dictada en la Universidad de Honduras el 25 de abril de 1949, Volumen 2 de Publicaciones de la Universidad de Honduras, Tegucigalpa, Honduras, López editor, 1950.

Programa de Derecho Procesal Penal y bibliografía fundamental para su estudio, México, 1957.

Programa para un curso de Teoría General del Proceso, México, 1960.

La Teoría General del Proceso y la enseñanza del Derecho Procesal, Madrid, España, 1968.

Libros en coautoría

ALCALÁ-ZAMORA Y CASTILLO, Niceto, y ALCALÁ-ZAMORA Y TORRES, Niceto La Condena en Costas, Madrid, España, 1930.

ALCALÁ-ZAMORA Y CASTILLO, Niceto y LEVENE, Ricardo (hijo), Derecho Procesal Penal, Buenos Aires, Argentina, 3 tomos, 1945.

Trabajos no recopilados

La colaboración de don Constacio Bernaldo de Quirós en la “Enciclopedia Jurídica Española”, México, 1960.

"La protección procesal internacional de los derechos humanos", en Varios Autores, Veinte años de evolución de los derechos humanos, México, UNAM, Instituto de Investigaciones Jurídicas, 1974.

Setenta y cinco años de vida jurídica durante el siglo XX: Balance del pasado y perspectivas del futuro, México, 1975.

Admiración y gratitud hacia el procesalismo italiano (discurso leído en el acto de recepción del Premio Redenti), Italia, 1975.

Consideraciones penales, procesales y penitenciarias en torno a la prisión
, Madrid, España, 1978.

Resúmenes y estudios legislativos

“Orientaciones para una reforma del enjuiciamiento civil cubano”, En Revista del Colegio de Abogados de La Habana, enero/julio, 1942.

Resúmenes legislativos en el Boletín del Instituto de Derecho Comparado de México

a) Reglas de procedimiento del Consejo Canadiense de Relaciones Obreras. (Intimación a testigos y suministradores de prueba, (mayo – agosto de 1950).

b) Reforma de la legislación francesa sobre quiebras (septiembre – diciembre de 1955).

c) Reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal española para establecer en ella un procedimiento de urgencia (septiembre – diciembre de 1957).

d) Reforma parcial del Código de Enjuiciamiento Criminal venezolano (septiembre – diciembre de 1957).

e) Organización de la justicia nacional argentina, (mayo – agosto de 1958).

f) Ley de 24 de Abril de 1958 que reforma los artículos 1880 – 1917 de la Ley de Enjuiciamiento Civil española. (Medidas provisionales en relación de las personas), (Enero – Abril de 1959).

g) Leyes de 24 de Abril de 1958 que introducen modificaciones en el Código Penal y en la Ley de Enjuiciamiento Criminal españoles, (Mayo – Agosto de 1959).

h) Decreto que refunde las disposiciones sobre procedimiento laboral español, (Enero – Abril de 1959).

i) Código del Ministerio Público del Distrito Federal Brasileño, (Mayo – Agosto de 1959).

j) Ley de 22 de Diciembre de 1958 que reforma diversos artículos del Código de Procedimientos Civiles de Costa Rica, (Mayo – Agosto de 1959).

k) Decreto de 22 de Diciembre de 1958 que introduce modificaciones en el procedimiento civil francés, (Mayo – Agosto de 1959).

l) Ordenanza de 23 de Diciembre de 1958 sobre quiebras y bancarrotas en Francia, (Mayo – Agosto de 1959).

2. Estudios Legislativos en el Boletín del Instituto de Derecho Comparado de México.

a) Ley cubana de procedimiento laboral (septiembre – diciembre de 1960).

b) Reglamentos de la Corte Europea de Derechos Humanos (enero – abril de 1961).

c) Nueva Ley cubana de procedimiento laboral y de seguridad social, (Mayo – Agosto de 1962).

Contraproyecto de Reglamento de Títulos y Grados de la Universidad Nacional Autónoma de México (“XXV Aniversario del Instituto de Derecho Comparado de México (1940 – 1965)”, México, 1965.

Proyecto de ley del Ministerio Público del fuero común y de reforma del artículo 6 de la Ley de Extradición Interna, (Boletín del Instituto de Derecho Comparado de México, Mayo – Agosto de 1965. En colaboración con Flores García y García Ramírez).

El nuevo Código Procesal Civil Brasileño, (Revista de Derecho Procesal Iberoamericana, 1974).

Subir
 

Fuentes

  • AGA, 32/15015, Expediente para la expedición del título de catedrático numerario de facultad de Niceto Alcalá-Zamora y Castillo.
  • Archivo de la Dirección General de Costes de Personal y Pensiones Públicas (Clases Pasivas), Expediente de Niceto Alcalá-Zamora y Castillo.
  • Archivo del Ministerio de Educación y Ciencia, (Alcalá de Henares), Expediente 92690.
  • Archivo del Ministerio de Educación y Ciencia, (Alcalá de Henares), Expediente 92709.
  • Archivo General de la Universidad Complutense de Madrid, Expediente EA-105, 48.
  • Archivo General de la Universidad Complutense de Madrid, Expediente SG-619, 156.
  • Archivo General de la Universidad Complutense de Madrid, Expediente TIT-159, 46.
  • Archivo Histórico de la Junta para la Ampliación de Estudios, Expediente JAE/3-134.
  • Archivo Histórico de la Universidad Nacional Autónoma de México, Dirección General de Personal Académico y Administrativo, Expediente 7909, Niceto Alcalá-Zamora y Castillo.
  • BLASCO GIL, Yolanda y MANCEBO, María Fernanda, “Niceto Alcalá-Zamora Castillo y Pedro Urbano González de la Calle. Profesores exiliados y provisión de sus cátedras”, en Cuestiones pedagógicas: Revista de ciencias de la educación, núm. 19, 2008-2009.
  • CACHÓN CADENAS, Manuel, “Las oposiciones a la cátedra de Derecho Procesal de la Universidad de Zaragoza celebradas en 1932: mito y realidad”, en Justicia: Revista de derecho procesal, Núm. 1-2/2008, Enero 2008.
  • CACHÓN CADENAS, Manuel, “Las oposiciones a la cátedra de Derecho Procesal de la Universidad de Santiago celebradas en 1932. Ingreso de Niceto Alcalá-Zamora y Castillo en el profesorado universitario”, en Revista General de Derecho Procesal, Editorial Iustel, en prensa.
  • CLARET MIRANDA, El atroz desmoche. La destrucción de la Universidad española por el franquismo, 1936-1945, Barcelona, Crítica contrastes, 2006.
  • DOMINGO, Rafael, ed., Juristas universales, Volumen IV. Juristas del siglo XX, Madrid, Marcial Pons ediciones, 2004.
  • Fototeca de Enrique Alcalá Ortiz.
  • Gaceta de la República, número 338, 4 de diciembre de 1937.
  • NEGRETE ROMERO, Roberto, Niceto Alcalá-Zamora y Castillo (1906 – 1985), extracto del ensayo Niceto Alcalá – Zamora y Castillo. A 100 años de su Nacimiento, ganador del Concurso de Ensayo sobre Juristas del Siglo XX, organizado por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM (2007).
Subir

Eva Elizabeth Martínez Chávez
16 de diciembre de 2011

 

Diccionario de catedráticos españoles de derecho (1847-1943) [en línea]. Universidad Carlos III de Madrid. Instituto Figuerola de Historia y Ciencias Sociales, 2011- . Disponible en: http://www.uc3m.es/diccionariodecatedraticos

© Los autores.

Licencia de Creative Commons
Todo el contenido de este Diccionario está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.