banner diccionario

Última actualización: 27/09/2013

Aumentar Tamaño del texto Disminuir Tamaño del texto

CAMPOS OVIEDO, Manuel (n. 1917)

Profesor de economía política y catedrático de derecho político y administrativo de la Universidad de Sevilla, fue presidente de la Real Academia de Legislación y Jurisprudencia de Sevilla desde 1856 a 1866 y decano de la facultad de derecho de 1870 a 1874 y de 1876 a 1892.

 

Datos biográficos

Nació en Sevilla el 2 de mayo de 1817.
Hijo de Manuel Mª García de Campos y Juliana Oviedo y Villar.

Subir
 

Formación

En junio de 1833 obtuvo el grado de bachiller en filosofía con la calificación de némine discrepante.

Desde octubre de 1834 cursó en la Universidad de Sevilla las asignaturas de historia y elementos de derecho romano, derecho patrio e instituciones canónicas, graduándose como bachiller en leyes en junio de 1838. Tomó el grado de licenciado en leyes y cánones por la facultad de Sevilla el 6 de julio de 1840, doctorándose en la misma facultad el 23 de agosto de ese año.

Después de recibirse como licenciado en derecho, comenzó estudios en filosofía y letras. En su formación humanística superó, entre otros, los siguientes cursos: tres de matemáticas impartidos por Antonio Romero (1841-1844), uno de historia natural impartido por Antonio Colón (1842-1843), tres de griego dispensados por José de Oriz (1842-1845) y uno de literatura general y española impartido por Alberto Lista (1844-1845).

El 7 de enero de 1846 se graduaba como licenciado en filosofía y letras ante un tribunal presidido por el entonces decano de la facultad, Alberto Lista, y formado por Antonio Colon, Juan Miguel de los Ríos y Jorge Díez. Alcanzó asimismo el grado de doctor en filosofía y letras, título que le fue expedido en julio de 1855.

Subir
 

Carrera académica

Sustituto personal de la cátedra de economía política en la Universidad de Sevilla por nombramiento del claustro y propuesta del Dr. Pelegrín de Lora, propietario de la misma, el 18 de octubre de 1840, desempeñando el puesto hasta el fallecimiento del titular el 29 de agosto de 1841. Sacada dicha cátedra a oposición por la Dirección General de Estudios dos días después, fue propuesto para ocuparla por el claustro general de la facultad de derecho de Sevilla, siendo nombrado en primer término por el rector el 18 de octubre del mismo año y confirmado por la citada Dirección General el 7 de octubre de 1842. Al aplicarse ese mismo año una reforma del plan de estudios que suprimía la cátedra de economía, quedó cesante.

El primero de noviembre de 1844, fue nombrado por el claustro de catedráticos de la Universidad de Sevilla sustituto de séptimo año de jurisprudencia, esto es, de derecho político constitucional con aplicación a España y de economía política. Fallecido el Dr. Antonio José Santerván, propietario de la citada cátedra, fue nombrado por el rector sustituto de la misma el 15 de enero de 1845, siendo confirmado en su puesto por el gobierno el 21 de febrero de dicho año. Apenas una semana después era nombrado por real orden catedrático interino de la nueva cátedra de derecho político y administración y economía política que se impartía en la facultad de filosofía y letras.

Fue nombrado por la Sociedad Económica de Sevilla catedrático propietario de economía política el 31 de julio de 1844, materia que ya había impartido en la citada sociedad en el curso de 1841 a 1842.

Tras ganar unas oposiciones celebradas a partir de noviembre de 1846 en Madrid, fue nombrado catedrático propietario de economía política, derecho público y administrativo por real orden de 5 de mayo de 1847, tomando posesión el 17 del mismo mes. Con el cambio de plan de estudios introducido por la ley Moyano, fue nombrado el 30 de septiembre de 1858 catedrático numerario de derecho político y administrativo, cátedra impartida en las facultades de derecho en la que sirvió hasta su jubilación el 26 de julio de 1892. En tanto que catedrático de derecho político fue vocal del tribunal de las oposiciones convocadas para proveer la vacante de tal disciplina en la Universidad de Salamanca y celebradas entre octubre y noviembre de 1875.

Explicó también por breve tiempo, apenas durante el curso 1865-1866, la asignatura recién creada de ampliación del derecho civil, romano y español.

Cuando en junio de 1870, solicitó una categoría de término, el catedrático más antiguo de la facultad de derecho de Sevilla, en su informe preceptivo, ilustró de esta guisa su semblanza académica: «Profesor adornado, de vasta ciencia y profundos conocimientos en la asignatura á cuyo estudio se ha consagrado y que explica con la claridad, método y sencillez que dan una larga practica y una privilegiada inteligencia, instruido y con conocimientos muy extensos en todas las otras materias de esta Facultad, juez imparcial y justo, esmeradisimo en el cumplimiento de todos sus deberes, el Dr. D. Manuel de Campos y Oviedo por tan relevantes cualidades como por las que ostenta en la profesion de la abogacia y en sus resoluciones de familia y de sociedad y todas las cuales conoce Vtra. Ilma., porque ha alcanzado con notoria justicia un lugar distinguido en esta Facultad y el aprecio de las gentes…»

Subir
 

Otras actividades y méritos

En el campo universitario, fue decano de la facultad de derecho de Sevilla con carácter interino entre abril de 1870 y abril de 1872, fecha en que pasó en que tomó posesión plena del decanato, ejerciéndolo hasta diciembre de 1874, debido a su renuncia por motivos de salud. En 12 de diciembre de 1876 volvía a tomar posesión del cargo de decano, para el que había sido nombrado el 29 de noviembre anterior, estando al frente de ese mismo puesto hasta que, por razones de salud, renunció en mayo de 1892.

En el campo extrauniversitario, estuvo ante todo presente en la Real Academia Sevillana de Buenas Letras y en la Real Academia de Legislación y Jurisprudencia de Sevilla.

El 14 de octubre de 1842 se le expidió título de académico honorario de la Sevillana de Buenas Letras. El 30 de noviembre de 1843 era nombrado socio de número de la citada academia. El 12 de abril de 1844 fue elegido vicesecretario de la misma, cargo en el que continuó tras ser reelegido por la junta el 28 de marzo de 1845. También fue bibliotecario de dicha academia y en el año de 1846 ocupó en ella el puesto de secretario.

Fue socio numerario fundador de la Academia de Legislación y Jurisprudencia de Sevilla. Nombrado en febrero de 1847 como revisor, el 14 del mismo mes fue designado presidente de la sección de legislación administrativas. En cuanto tal se encargó de numerosas explicaciones de derecho administrativo en dicha corporación, desempeñando asimismo comisiones y realizando consultas, informes y encargos solicitados por la Academia. El 18 de mayo de 1852 fue nombrado vicepresidente, cargo para el que sería reelegido el primero de junio de 1855. El 23 de mayo del año anterior fue nombrado académico de mérito de la dicha Academia Sevillana de Legislación y Jurisprudencia, que terminaría presidiendo durante una década desde el 20 de febrero de 1856.

Aparte de su presencia y actividad en las dos corporaciones aludidas, era socio de la Económica de Sevilla desde junio de 1842, socio corresponsal de la Económica de Murcia desde febrero de 1845 y académico profesor de la de Legislación y Jurisprudencia de Madrid desde noviembre de 1848.

Ocupó además cargos de designación política. En julio de 1845 fue nombrado por el gobierno vocal supernumerario del Consejo provincial de Sevilla. El 10 de agosto de 1849, individuo de la Junta de Cárceles por designación del jefe político de la provincia de Sevilla, en cuyo seno ocupó la presidencia de la sección de seguridad y comodidad. La misma autoridad, el 28 de septiembre de 1849, le nombró miembro de la comisión para la clasificación de los pesos y medidas usados en la provincia. El 7 de mayo de 1852 fue nombrado por el gobernador de Sevilla como su representante en la comisión investigadora de la diócesis de la misma circunscripción sobre «memorias de misas, aniversarios y fincas no devueltas». Y el 25 de noviembre de 1863 fue elegido diputado provincial.

E igualmente desarrolló actividades profesionales no vinculadas directamente a la universidad. Era abogado. Dirigió a principios de los 1850 algunos asuntos como abogado de beneficencia municipal y fue nombrado oficialmente abogado de beneficencia por real orden de 13 de marzo de 1854. Tres años después, en marzo de 1857, resultó nombrado para ejercer de juez primero de paz de la ciudad de Sevilla.

Caballero de la Real Orden de Carlos III por resolución del 29 de junio de 1853.

Director de El Jurisconsulto. Periódico de Legislación y Jurisprudencia, órgano de la Real Academia de Legislación y Jurisprudencia y del Colegio de Abogados de Sevilla que se publicó durante el año 1861.

Subir
 

Principales obras

La importancia del estudio, hecho bajo la inspeccion del Gobierno, en los establecimientos públicos de enseñanza. Discurso leído en la solemne apertura del curso de 1862 á 1863 por el Señor Dr…, Sevilla, Lib. Geofrin, 1862.

«Discurso en contestación al del Sr. D. Francisco Pagés del Corro», en Discursos leidos ante la Real Academia Sevillana de Buenas Letras en las recepciones públicas de sus individuos, Sevilla, Imp. Tarascó, vol. 1, 1875, pp. 287-312.

«Discurso en contestacion al Sr. Millet», en Discursos leidos ante la Real Academia Sevillana de Buenas Letras en las recepciones públicas de sus individuos, Sevilla, Imp. Tarascó, vol. 3, 1876, pp. 123-140.

Subir
 

Fuentes

  • Expediente personal en caja AGA, sig. 31/15463
  • Asiento de su hoja de servicios en el libro registro de catedráticos conservado en el Archivo Histórico de la Universidad de Sevilla con sig. 1005-1, folios 12-14.
Subir

Sebastián Martín, 29 de julio de 2011.

 

Diccionario de catedráticos españoles de derecho (1847-1943) [en línea]. Universidad Carlos III de Madrid. Instituto Figuerola de Historia y Ciencias Sociales, 2011- . Disponible en: http://www.uc3m.es/diccionariodecatedraticos

© Los autores.

Licencia de Creative Commons
Todo el contenido de este Diccionario está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.