Banner
Estás en: Inicio > Instituto de Estudios Clásicos sobre la Sociedad y la Política "Lucio Anneo Séneca" > Educación > Proyecto Apolo > Autores clásicos grecolatinos > Jenofonte > Históricas

Históricas

Menú

Última actualización: 27/05/2009

Aumentar Tamaño del texto Disminuir Tamaño del texto

Agelisao

Obra destinada a elogiar la figura de este rey de Esparta. Para su elaboración acude a su obra Helénicas.

Helénicas

Formada por siete libros que narran la historia de Grecia entre los años 411 a.C. y 362 a.c.

Se trata de una continuación de la obra de Tucídides, “Historias”, pero dista mucho de su resultado al no profundizar en los hechos tal y como hacía Tucídides.

Anábasis

Libro I

Muere el rey de Persia, Darío II y le sucede su hijo Artajerjes II. El hermano de éste, Ciro, comienza a reclutar un ejército de diez mil mercenarios griegos para ocupar el trono de Artajerjes (1.1-1.11). Comienza la marcha (anábasis) de la expedición a través del territorio persa, en la que viaja Jenofonte. Avanzan desde Sardes (Lidia) pasando por Frigia, Licaonia, Capadocia y Cilicia hasta Tarso (2). Allí los mercenarios se niegan a continuar porque afirman haber sido engañados sobre el destino real de la expedición (3). Finalmente siguen avanzando por Siria hasta Tápsaco, donde Ciro comunica a los griegos el verdadero objetivo de la misión y, para convencer a los griegos, les aumenta el sueldo (4). Mientras recorren Arabia, surge un altercado entre los generales griegos (5) y un noble persa, Orontas, es ejecutado por traición (6).Discurso de Ciro a los griegos y enumeración de las fuerzas de cada bando(7).
Batalla de Cunaxa, en la que vence el ejército griego, pero Ciro es asesinado y su ejército derrotado (8). Elogio postrero de Ciro (9). Las fuerzas de Artajerjes invaden el campamento de Ciro y lo saquean (10).

Libro II

El antiguo lugarteniente de Ciro, Arieo, informa a los griegos de la muerte del rey y les pide que vuelvan con él a Jonia, mientras que el Rey (Artajerjes) les exige que se rindan y entreguen sus armas. Clearco, que toma el mando del ejército griego, se niega (1). Se produce una alianza entre los mercenarios y Arieo, comienza el viaje de vuelta a casa, por un camino distinto (2). En una entrevista entre Tisafernes (enviado del Rey) y Clearco se acuerda la tregua (3). Griegos y persas reanudan la marcha por separado, debido a la fuerte desconfianza entre unos y otros, que provoca varios incidentes (4). Traición persa: Tisafernes apresa a los generales griegos Clearco, Próxeno, Menón, Agias y Sócrates, con la intención de llevarlos a Babilonia para que sean juzgados (5). Los griegos se niegan a rendirse y los generales son ejecutados (6).

Libro III

Jenofonte toma el mando de la situación, organiza las tropas, sustituye a los generales asesinados y lleva al ejército fuera del territorio del Rey (1). Asamblea militar: discursos de Quirísofo, Cleanor y Jenofonte (2). Mitrádates, antiguo aliado del Rey, ataca las fuerzas helenas durante la marcha, impidiendo su avance. Los griegos deciden crear una fuerza de caballería para defenderse de las fuerzas de Mitrádates, que atacan a caballo con arcos y hondas (3). Nuevo ataque, que es rechazado, y continúan siguiendo el curso del Tigris perseguidos por Tisafermes (4). Los persas queman los poblados por los que han de pasar los griegos para dificultar el aprovisionamiento. Los generales griegos deciden tomar el camino hacia el mar Negro (5).

Libro IV

La expedición llega al país de los carducos, con quienes tienen que enfrentarse sufriendo muchas bajas (1) antes de llegar a la frontera de Armenia (2). Cruzan el río Centrites gracias a una genial estrategia de Jenofonte, y una vez en aquel país, se enfrentan con Orontas y Tiribazo, sátrapas de Armenia Oriental y Occidental respectivamente (3). El invierno se recrudece, creando muchos problemas a los soldados (4). Después de muchas penalidades, los griegos llegan a un pueblo donde reciben un recibimiento hospitalario (5). Enfrentamientos con los fasianos, cálibes y taocos, conquista de la montaña (6). Alegría al divisar el Mar Negro (7). Antes de llegar a la colonia griega de Trapezunte en el Mar Negro, Jenofonte y sus guerreros cruzan el territorio de los macrones, con quienes firman un pacto, y de los colcos, que son derrotados (8).

Libro V

Una vez en Trapezunte, los griegos envían a Quirísofo a Bizancio con el objeto de pedir al almirante Anaxibio que les envíe barcos para poder regresar a Grecia por mar. Mientras tanto Jenofonte organiza una serie de expediciones de pillaje con la ayuda de los trapezuntios, que les prestan navíos (1). Incursión en el territorio de los drilas (2). Cansados de esperar la vuelta de Quirísofo, los griegos parten hacia la colonia de Cerasunte, unos a pie y otros andando. Allí recuerda Jenofonte su finca en Escilunte (Olimpia) (3). Parten de Cerasunte a través de la tierra de los mosinecos, que se hallan envueltos en una guerra civil. Los griegos apoyan a una facción contra la otra (4). Luego cruzan los territorios de cálibes y tibarenos hasta llegar a la colonia griega de Cotiora, cuyos habitantes se resisten a permitirles la entrada (5). Hecatónimo, embajador de Sínope, aconseja a los griegos que continúen todos el viaje de regreso juntos por mar. Éstos le hacen caso y rechazan la propuesta de Jenofonte de crear una colonia. Los habitantes de Heraclea envían barcos, pero no el dinero prometido (6). Disputas entre los generales y Jenofonte, se convoca un consejo militar y se hace una purga (7). Jenofonte, acusado de maltratar a los soldados, se defiende exitosamente y es absuelto.

Libro VI

Los paflagones invitan a los griegos a un banquete. Fracaso de la embajada de Quirísofo, que es nombrado jefe único ya que Jenofonte rechaza el cargo debido a unos malos augurios (1). Llegan a Heraclea y el grupo se escinde en tres partes, por un lado arcadios y aqueos, por el otro Quirísofo con sus hombres y por el otro Jenofonte con los suyos se dirige a Bitinia por tierra (2). En Calpe, a medio camino entre Heraclea y Bizancio, vuelven a reagruparse las tres fuerzas (3). Quirísofo muere de una enfermedad y es sustituído por Neón. Lucha con Farnabazo, sátrapa de Bitinia, en una incursión en busca de víveres (4). Cuando los augurios son favorables, los griegos obtienen una victoria total sobre los bitinios y reanudan el viaje (5). Llegada de Cleandro, gobernador de Bizancio al campamento de los Diez Mil. Jenofonte envía una embajada para ofrecerle a Cleandro el mando del ejército a cambio de la liberación de los soldados detenidos, éste la rechaza una vez más debido a los augurios. Cleandro vuelve a Bizancio y los griegos parten para Crisópolis, cerca de La Puerta (6).

Libro VII

Farnabazo pide a Anaxibio que saque a los Diez Mil de Asia. Los griegos son invitados a entrar en Bizancio y luego expulsados, por lo que vuelven a entrar por la fuerza. El ejército continúa hacia Tracia sin Jenofonte, que es sustituído por Cerátadas (1). Aristarco releva a Cleandro como gobernador de La Puerta, Jenofonte es convencido por el príncipe de Tracia, Seutes, para que le alquile los servicios de su ejército (2). Con el apoyo de los mercenarios, Seutes avanza sobre las ciudades tracias (3), invade el país de los tinos (4) y llegan a Salmideso, donde el príncipe se niega a pagar a los griegos (5). Llegan enviados del general espartano Tibrón, que convencen a Seutes para que tome las tropas griegas a su servicio. Los soldados griegos acusan a Jenofonte de enriquecerse a costa de ellos y éste se defiende en un discurso. Seutes se retira (6). Los Diez Mil avanzan invadiendo las aldeas de Medósades, subordinado de Seutes. Jenofonte reprocha su comportamiento al príncipe tebano, que acaba pagando lo prometido (7). El ejército griego cruza el mar de Mármara y llega a Pérgamo. Expedición de conquista contra un noble persa, Asidotes. En Pérgamo, Jenofonte entrega el mando del ejército a Tibrón (8). Han pasado un año y tres meses desde que los Diez Mil partieran de Grecia con Ciro.