RECURSOS AUDIOVISUALES SOBRE LA TRANSICIÓN
Portal de recursos audiovisuales sobre la Transición española. El objetivo es organizar los contenidos audiovisuales en Internet a través de la recopilación de los fragmentos disponibles on line.

 

Aumentar Tamaño del texto Disminuir Tamaño del texto

GÉNEROS POPULARES


COMEDIA

El que había sido el género más exitoso desde la década anterior se reciclaba durante los años de la Transición para adaptarse a las nuevas exigencias de la audiencia y los creadores. Convivían así en las pantallas las llamadas “comedias sexys”, como Los bingueros (Mariano Ozores, 1978) con otras más autorales como las de Fernando Colomo que adelantaban la inminente “comedia madrileña” de los primeros ochenta.

 

 

DESTAPE Y CINE "S"

Las normativas cinematográficas tuvieron que ajustarse a (utilizando el lenguaje de la época) “la ola de erotismo” que invadió las carteleras. La denominación “destape” resultó insuficiente tras la desaparición de la censura, por lo que se tuvo que crear una categoría, la “S” sin equivalencia en industrias foráneas. La llegada de la “X” en los primeros ochenta supuso el final de un género de enorme popularidad y que dejó títulos como El fontanero, su mujer y otras cosas de meter.

  • Zorrita Martínez (Vicente Escrivà, 1975)
    Escena mítica del Destape. “¡Que viva, que viva, el pueblo americano, que compra, que compra, el mejillón hispano! ¡Well, well, well, very, very well!”. Duración: 1:33 minutos.
  • Linda (Jesús Franco, 1981)
    La actriz Raquel Evans canta desnuda en un círculo de hombres y mujeres desnudos. Duración: 1 minuto.
  • La caliente niña Julieta (Ignacio F. Iquino, 1981)
    Puede verse la película completa online en este enlace.
  • La Trastienda (Jorge Grau, 1976)
    Primer desnudo integral del cine español, protagonizado por María José Cantudo. Duración: 10 segundos.
  • El Virgo de la Visanteta (Vicente Escrivá, 1979)
    Concurso de pedos entre algunos de los habitantes del pueblo. Está grabado de la tele; mala calidad. Duración: 3:52 minutos.
  • Las autonosuyas (Rafael Gil, 1983)

 

 

QUINQUI

Calificado en su momento de “mal gusto”, se entiende hoy como un reflejo de la inadaptación de las nuevas clases bajas que crecían en las afueras de las grandes ciudades. José Antonio de la Loma fue el verdadero inventor de un sub-género al que se incorporaron nombres como Carlos Saura (Deprisa, deprisa, 1980) o Manuel Gutiérrez Aragón (Maravillas, 1981). Los actores no profesionales que las protagonizaban no lograron saltar a otros géneros pero gozaron de grandísima popularidad.

 

 

TERROR

La desaparición de dos de los géneros más populares de los sesenta (el spaghetti-western y los musicales con niño) coincidió con la irrupción de un género prácticamente inédito en la industria española, que pronto tendría su propio star-system y una repercusión internacional inusitada. Jacinto Molina, que combinaba su nombre con su pseudónimo (Paul Naschy), fue el más popular de una lista que incluye a Jesús Franco, Amando de Ossorio y Jorge Grau, entre otros.

  • Apocalipsis caníbal (Bruno Mattei, Claudio Fragasso, 1980): comienzo
  • ¿Quién puede matar a un niño? (Narciso Ibáñez Serrador, 1976): fragmento
  • La tumba de los muertos vivientes (Jesús Franco, 1983): comienzo