El papel de los tipos de cambio en la gestión de la crisis económica

Aumentar Tamaño del texto Disminuir Tamaño del texto
Raúl Sánchez Fernández

Un estudio realizado por un profesor de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) analiza la importancia de los tipos de cambio y las principales divisas en la gestión de la crisis económica actual, que han quedado hasta ahora en segundo plano en las políticas públicas.

Una de las principales características que presentaba la economía mundial cuando comenzó la crisis en verano de 2007 era la existencia de enormes déficits exteriores en algunos países, como EEUU, junto con los correspondientes superavits en otros, como en China. Estos desequilibrios globales son la consecuencia de varios factores y uno de los principales son los tipos de cambio. Eso concluye el profesor de la UC3M, Juan Antonio Cerón, en un estudio que ha publicado recientemente en la Revista de Economía Mundial - editada por la Sociedad de Economía Mundial - con el título 'Crisis económica: ¿qué papel hay para las monedas y los tipos de cambio?

Siempre han existido estos desequilibrios exteriores, pero nunca en la historia con la magnitud de los últimos años, comenta el investigador del Departamento de Economía de la Empresa de la universidad madrileña. "Así pues - señala - de cómo evolucionen los tipos de cambio, la cotización de las divisas, dependerá la resolución de los desajustes económicos a escala mundial y, en gran medida, la recuperación de la producción de cada país y su consecuencia más importante, que es la creación de empleo", afirma Cerón.

Antes de la crisis, uno de los temas recurrentes entre los economistas dedicados al estudio de temas internacionales era los tipos de cambio, comenta en el estudio, en el que indica que la extrema agresividad de la misma ha situado los temas cambiarios en un segundo plano. "Al trasladarse la crisis al campo político, algunos temas adquieren más valor que otros", explica el experto. De esta forma, la situación de las hipotecas subprime al principio, la necesidad de apuntalar a los bancos y demás instituciones del sector financiero posteriormente y, finalmente, el impacto sobre la economía real - materializado especialmente en el aumento del desempleo - han acaparado la atención. "Otros elementos de un perfil más técnico y que son más difícil de tratar frente a la opinión pública, aunque no han perdido su importancia, se han quedado en la trastienda, un poco apartados, a pesar de formar parte del entramado básico de la crisis. Los tipos de cambio - concluye - son uno de ellos".

Monedas contra la crisis

El trabajo publicado por este economista pretende acercarse a las interrelaciones entre los tipos de cambio, la función económica de las principales monedas y la forma en que se está gestionando la crisis, incorporando las últimas aportaciones realizadas al respecto en el ámbito académico. Y es que vivimos en una época en la que, salvo excepciones, los tipos de cambio son determinados por los mercados y, a largo plazo, responden a la evolución de la economía de cada país. Pero a corto y medio plazo, hay otros elementos que influyen poderosamente, como son los tipos de interés, el comercio entre los países o los flujos de capitales, explica el profesor.

En cualquier caso -recuerda - no hay que olvidar que el dólar juega un papel central en las finanzas mundiales, no sólo por el peso económico de EEUU, sino por su utilización como moneda vehicular en la mayoría de las transacciones a escala mundial, aunque destacando el papel que en los últimos años ha adquirido el remimbi, la moneda china. "La gran pujanza económica de este país, sustentada hasta ahora en las exportaciones, ha situado a su moneda en una posición relevante, especialmente porque, al contrario que ocurre con muchas otras monedas, el tipo de cambio del remimbi es fijado por el gobierno", explica el profesor Cerón.

Tipos de cambio
Evolución del tipo de cambio Dólar vs Euro

Cuando comenzó la crisis, España era uno de los países con un mayor desequilibrio en sus cuentas externas. "Ocurre sin embargo que el tipo de cambio de nuestra moneda no depende sólo de nosotros, sino de todos los países de la zona euro, con lo que poco podemos hacer desde nuestro país para modificarlo", dice el profesor de la UC3M, que también señala que el impacto de los tipos de cambio en nuestra economía no es tan importante como en otros dado que la mayor parte de nuestro comercio exterior es precisamente con países que tienen el euro como moneda. ¿Otras posibles soluciones para corregir los desajustes externos? "Ahorrar más, cosa que ya estamos haciendo si se miran las últimas estadísticas, y al mismo tiempo, mejorar la competitividad de nuestros productos en el exterior, con el fin de incrementar las ventas", apunta.

----------------------